Guerra Civil Salvadoreña

De Inciclopedia

Saltar a: navegación, buscar
Guerra Civilizada de El Jalvador
Parte de la Guerra Frígida
Voces Inocentes.jpg
"Ya que todos los adultos de la zona están muertos, nosotros tenemos que seguir con la guerra. Pero primero vamos por unos helados."

Fecha 1970 1980-1992
Lugar El Salvador (¿en serio? ¡no me digas!)
Resultado Cientos de miles de muertos y nada en concreto
Conflicto Guerra de guerrillas entre el FMLN y el gobierno, el ejército, la Guardia Nacional, la chota, los escuadrones de la muerte, la CIA...
Casus belli Cabreo de los campesinos ante las cachimbiadas de la dictadura militar
Cambios territoriales Expansión del Imperio Salvadoreño por toda Centroamérica gracias a los campos de refugiados
Beligerantes
FMLN ARENA.jpg

FMLN
BanderaEl Salvador.png

Gobierno de El Salvador
Comandantes
Schafik Handal
Cayetano Carpio
Mauricio Funes
Ronald Reagan
José Napoleón Bonaduarte
Roberto D'Aubuiss... abuis... algo
Fuerzas en combate
10.000 guerrilleros, campesinos y curas 999.999.999.999.999...
Bajas
Más de 60.000 muertos o desaparecidos sin explicación alguna Unos cuantos alcaldes, empresarios y militares que a nadie importan

La Guerra Civil Salvatrucha fue una hermosa historia de amor entre el FMLN y el gobierno de El Salvador. Amor a la sangre y el genocidio, pero amor a fin de cuentas. Empezó en 1980, tras el asesinato de Monseñor Romero, y terminó en 1992, cuando ambos bandos se quedaron sin balas y se les cansó la mano de tanto usar sus machetes.

[editar] Antecedentes

Furibundo Martí.png

Furibundo Martí en un ataque de furia antiimperialista.

Los antecedentes del conflicto se remontan a finales del siglo XIX, cuando El Salvador, al igual que otros países de Centroamérica, era gobernado por la oligarquía y el ejército, con apoyo del garrote de Teddy Roosevelt. Mientras tanto el proletariado, el campesinado y el indigenado (o sea, el 99,99% del país) vivía en la pobreza, la ignorancia y la explotación a la que le sometían la avaricia e hijoputez intrínseca de la clase gobernante.

Las cosas comenzaron a empeorar en los años 30, cuando el dictador bananero genérico, profeta teosófico y Hitler-wannabe, generalísimo Maximiliano Hernández, tomó el poder en El Salvador. Ante esta situación, un tal Furibundo Martí (primo de José Martí), imitando a su mentor Augusto César Sandino, organizó por Facebook un masivo levantamiento indígena y campesino que hubiera concluído con una gran coreografía de "Thriller" en máscaras de Guy Fawkes frente a la Casa Presidencial, si no fuera porque Hernández ordenó al ejército reprimir la sublevación, matando a cientos de miles de ex vivos, entre ellos el propio Martí. Los cerdos que se alimentaron de los cadáveres durante años respaldaron el régimen de Hernández, el cual se prolongó por más de una década hasta que el dictador fue destronado y más tarde ajusticiado en Honduras por su chofer porque su padre había sido una de las víctimas de su dictadura y encima le debía 7 meses de sueldo, pero otras fuentes aseguran que en realidad fingió su muerte para cumplir su sueño de actuar en las películas del universo Avengers.

[editar] Primeras escaramuzas

A pesar de su violento final, la tiranía de Hernández dio inicio a una larga lista de dictaduras militares en El Salvador. Los campesinos se veían obligados a trabajar 26 horas diarias, recibiendo un colón por cada 300 toneladas recolectadas, con tal de mantener alimentada y contenta a la burguesía y no tener que morir degollados a manos de militares con corvos, lo cual al principio parecía un trato justo.

En los años 70 la situación se hizo más complicada, debido a tres factores: la música disco, que sacaba de sus casillas a cualquiera; la Guerra del Fútbol, y el surgimiento de la "teología de la liberación", una revolucionaria doctrina comunista teológica que sugería que los sacerdotes fueran más como, digamos, Jesucristo, y se pusieran del lado de los oprimidos en lugar de besarles los glúteos a los poderosos. Esta idea se volvió muy popular entre el clero católico, tanto así que tener a mano una Biblia era visto por la dictadura militar como algo más subversivo que poseer un copia del Manifiesto Comunista y un manual para fabricar bombas caseras, sin importar si uno realmente estaba leyendo la Biblia o usando las hojas para hacer porros. Por esto mismo muchas iglesias y moteles fueron allanados por el ejécito y varios curas fueron torturados o asesinados. Algo así como la Inquisición pero al revés.

Raúl Julia Romero.jpg

Se cree que Romero fue asesinado por su horrible papel de Bison en la película de Street Fighter.

En un país que orgullosamente se declara católico era común ver panfletos que decían "HAZ PATRIA, MATA UN CURA", cosa que no le gustó al arzobispo de San Salvador, Óscar Arnulfo Romero. Monseñor Romero, al ver cómo los militares le iban dejando poco a poco sin colegas, tuvo los enormes y castos huevos de convertir su misa dominical en una oportunidad para denunciar los crímenes de la dictadura. Miles de campesinos, a pesar de no tener agua ni luz, hacían lo imposible para conseguir una radio y poder escuchar a Romero mandando a la verga a los militares en vivo para todo el país.

En 1979, ante el éxito de la Revolución Sandinista en la vecina Nicaragua, un sector vagamente progresista del régimen dio un golpe de Estado contra los militares y decretó la instauración de una democracia cínico-militar. Pero lejos de terminar, los asesinatos continuaron. Juan Pablo II condenó públicamente desde la seguridad de su trono la violencia en El Salvador; sin embargo, cuando Romero le pidió ayuda, el Santo Pontífice se hizo el huevón por miedo a lo que pensarían sus compadres de $olidaridad si apoyaba a un cura rojo. Hasta que un día, Monseñor Romero murió tras recibir una ostia consagrada en forma de bala disparada por un sicario en plena misa.

El régimen salvadoreño, como señal de respeto hacia el fallecido religioso, dispuso que durante el multitudinario funeral algunos francotiradores disparasen balas de salva (o sea, balas rales) al aire (o sea, contra la gente). Esta fue la gota que colmó el vaso. Los campesinos oprimidos tomaron sus fusiles, sus machetes y sus boinas del Che y se dispusieron a contraatacar.

[editar] Conflicto armado

Arnold Schwarzenegger Commando.jpg

Consejero militar estadounidense en El Salvador.

Lo que al principio era una guerra defensiva contra el acoso (no sexual) del régimen a los campesinos, se fue convirtiendo en una guerra abierta cuando se empezó a luchar al aire libre. En 1980, los diversos elementos comunistas que habían formado el grupo "El Grupo" se unieron para constituir una organización unitaria guerrillera con un nombre más inspirador: el Furibundo Martí Liberación Nacional (FMLN). Los guerrilleros reunieron fondos para crear la estación Radio Venceremos, donde se transmitían clandestinamente arengas revolucionarias, los últimos éxitos de la Nueva Canción Latinoamericana y chismes en general.

En el otro bando, los Estados Unidos, siempre dispuestos a ayudar a los más necesitados, ofrecieron asistencia económica y entrenamiento militar al ejército en su heroica batalla contra la amenaza roja, tal como lo habían hecho con Osama Bin Laden en Afganistán y los Contras en Nicaragua. Sin embargo, la intervención estadounidense no fue tan descarada como en otros países centroamericanos de la época, ya que el FMLN contó con la valiosa colaboración de Depredador, que la verdad sólo estaba allí para desollar gringos y no tanto por compromiso político.

El Salvador death squad.jpg

HESTO LES BA A PASAR A TODOS LOS QUE HAPOLLEN AL FMLN YA LOS TENEMOS HUBICADOS POR ANDAR PASANDOSE DE VERGA IJOS DE SU PUTA MADRE ATT. EL ESCUADRON DE LA MUERTE MAS PESADO EL DE ROBERTO DAUVISON

Al ejército se le sumaron también los famosos "escuadrones de la muerte", grupos paramilitares de extrema derecha entrenados por el gobierno, como los cosplayers de Punisher que actualmente operan con impunidad en Colombia. Estos escuadrones actuaban al margen de la ley, pero eran tolerados por la Guardia Nacional, el ejército y la policía ya que aceleraban su trabajo, y casi siempre tenían nombres simpáticos, tales como Grupo de Exterminio Social Sombra Negra, Frente Anticomunista Patriótico (FAP), Escuadrón de la Muerte de Oriente (EMO) y Fuerza Especial de Liberación Anti-Comunista Independiente Organizada Nacional (FELACION).

A medida que la guerra recrudeció se volvió normal que las calles amanecieran regadas de cadáveres mutilados de personas acusadas de pertenecer a la guerrilla, lo que sin duda contribuía a acentuar el pintoresco color local del país.

Guardia Nacional El Salvador.jpg

La Guardia Nazional, defensores de la raza guanaca superior. Heil!

En 1981 el FMLN lanzó una "ofensiva final", después rebautizada como "ofensiva general" cuando resultó siendo todo menos una ofensiva final. La idea era derrocar al régimen antes que Ronald Reagan tomara el poder en Gringolandia, ya que sabían lo que les esperaba con un republicano en la Casa Blanca. Las tropas guerrilleras lograron llegar a San Salvador y estuvieron a pocos pasos de la Casa Presidencial, pero después no supieron qué hacer. En ese momento de incertidumbre, el ejército alcanzó a reaccionar gracias al masivo apoyo militar enviado por Jaimito el Cartero, aniquilando completamente la ofensiva. Poco después, Reagan usaría este incidente como ejemplo de la "invasión soviética en Cuba... err, ¿Argentina? digo... Centroamérica". El FMLN aprendió por las malas que lo mejor era tomarse las cosas con calma, así que concentró sus esfuerzos en secuestrar empresarios (que ellos veían invariablemente en forma de cerdos con frac y sombrero de copa fumando puros) y asesinar políticos lamebotas del gobierno.

En 1987 el presidente costarricano Óscar Arias Sánchez, al ver (y escuchar) todo el jaleo que se había armado en Centroamérica por culpa de las guerras civiles, gritó, con lágrimas en los ojos, "¿Es que no pueden darle una oportunidad a la paz?" Luego procedió a reunir a la fuerza a los presidentes de Nicaragua, Guatemala, Honduras y El Salvador en Esquipulas (Guatemala) para buscar una solución a estos conflictos que no involucrase conciertos de Amnistía Internacional o un bombardeo nuclear soviético-americano. La decisión final de los gobernantes fue "Lo vamos a pensar, doctor" y así Arias se ganó el Premio Nobel de la Paz.

Poco después el FMLN lanzaba otra ZERG RUSH sobre la capital, que tuvo tanto éxito como la "ofensiva final" de 1981.

[editar] Se acaba la fiesta

Harta de tantos años de carnicería sin sentido, en 1990 la ONU viajó hasta El Salvador para abofetear a los líderes de ambos bandos y luego soltó un sermón acerca de que deberían sentirse avergonzados por lo que le habían hecho al país, ya que la violencia nunca resuelve nada (bueno, excepto en el caso de la Guerra del Golfo, porque a Estados Unidos nunca se le debe contradecir). El FMLN se disculpó por haberse alzado en armas para exigir sus derechos y una vida más digna, mientras que el gobierno pidió perdón por haberse comido la última galleta que había en la mesa de negociaciones (y por haber asesinado a más de 80.000 salvadoreños, suponemos). Después, representantes de ambos bandos hicieron un juramento de meñique de que dejarían las armas, las ejecuciones sumarias y el terrorismo. Como premio, la ONU los llevó de paseo a Chapultepec, donde se emborracharon tanto que terminaron firmando un acuerdo de paz y una amnistía general.

[editar] Personajes importantes

HankScorpio.png

Roberto D'Abusón.

  • Óscar Arnulfo Romero: al igual que John Lennon, Gandhi y Martin Luther King, predicó la paz y fue asesinado por eso. Tras su muerte El Salvador cayó en una vorágine de sangre y violencia, tal como él lo hubiera querido.
  • Roberto D'Aubuisson: militar, personaje de apellido extraño, fundador de ARENAZI y jefe de escuadrones de la muerte egresado de la Escuela de las Américas, la más prestigiosa escuela de dictadores del mundo. Lo llamaban Blowjob Blowtorch Bob porque su método de tortura favorito era quemar a sus víctimas con un soplete mientras se reía como maniático. Se le acusa de ser el autor intelectual del asesinato de Monseñor Romero, pero nosotros no hemos dicho nada.
  • Guillermo Manuel Ungo: era miembro de la Junta Revolucionaria Cívico-Militar de Gobierno, pero renunció al darse cuenta que ésta no era ni cívica ni revolucionaria. Posteriormente trató de reconciliar al Frente Democrático Revolucionario con el FMLN cantando cancioncillas hippies.
  • José Napoleón Duarte: presidente de la República, demócratacristiano y uno de los primeros que decidió emplear mano dura con los militares y no sólo contra la guerrilla. Murió repentinamente de cáncer de estómago, igual que Napoleón.
  • Alfredo Cristiani: presidente arenero que intentó cambiar la imagen de "terroristas de Estado" que tiene su partido a causa de su apoyo al terrorismo de Estado. No lo logró, pero sí consiguió la rendición incondicional del FMLN en 1992.
Mario Belloso.jpg

De haber nacido un par de décadas antes, él ahora sería vicepresidente.

  • Schafik Handal: uno de los comandantes del FMLN, coqueteó tanto con la vía armada revolucionaria como con la socialista democrática allendista. Más tarde se convirtió en un viejito amargado que intentó mantener al FMLN dentro de los cauces socialistas, tarea casi imposible que le terminó matando de cáncer (el principal enemigo de la izquierda latinoamericana).
  • Cayetano Carpio: destacado líder comunista ganador del premio al mejor doble de Raúl Castro. Conocido como "Comandante Marcial" debido a su habilidad en las artes marciales y su bigote Fu-Manchú. Se suicidó por un lío de faldas.
  • Joaquín Villalobos: fundador del Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP) y uno de los primeros en tirar la toalla. Tras la desmovilización sugirió cambiar los fusiles revolucionarios del FMLN por florecitas socialdemócratas y le dijeron que no. Se trasladó a Inglaterra, donde sufrió un lavado de cerebro y ahora odia el rojo.
  • Mauricio Funes: ex actual presidente de El Salvador, miembro del FMLN light, o sea que cambió la lucha armada y el castrismo por aparecer en los medios de comunicación y hacerle ojitos a los areneros.


Lupa CentroAmerica.png Artículo Centroamericano Destacado

Este artículo ha sido destacado en la Portada Centroamericana por los seis hermanitos y Belice.
¡Se ha ganado una lupa para que investigue dónde quedamos!

Herramientas personales