Guerra de los cien años

De Inciclopedia

Saltar a: navegación, buscar

[editar] Antecedentes de la guerra

Desde principios del siglo XIV, a los últimos reyes de la monarquía francesa de los Capeto, les picaba un ñorzo de tierra, que se llamaba la Guyena. La Guyena era un feudo de la corona inglesa en el continente, y claro, los ingleses estaban que perdían el culo por ella. Es lógico, pasarse siglos y siglos en una isla de mala muerte, tener un cacho de tierra firme, sin agua alrededor, eso te sube la moral. Pues eso, que los franceses se pirraban por la Guyena,y eso a los ingleses se ve que no les molaba. Entonces, para aliviar la tension sobre la Guyena, Eduardo III de Plátanogenet, rey de Inglaterra por aquel entonces les mando a los franceses un medidor de tensión de esos. Eso sí, en forma de desembarco en Flandes y en Bretaña.

[editar] Comienzo de la guerra

Tras la derrota en la batalla de L'Ecluse en flandes los ingleses ya se cabrearon de verdad. El Dudu III desembarco en Normandía 600 años antes de lo previsto, en 1346, y les fastidio a base de pieles de plátano la vida a los franceses, que perdieronla batalla de Crecy y a la vez la ciudad de Calais. Además de aquello, se sumó el triunfo de la armada inglesa sobre otra armada flipadilla aliada de los franceses. ¿Adivinais quién fue a meter la gamba? España, que ya se le había subido la reconquista a la cabeza, y tenía visiones de futuro (los españoles, se ve que vemos con el tercer ojo), tuvo que ir a cagarla a Wincheslea, donde perdió la batalla contra Inglaterra en ayuda de Francia. Y pensar que varios siglos despues nos eliminarían en el Mundial. Es que es para cagarse en los españoles del siglo XIV. Inocentes...

Guerra100
Si os creeis poco freaks y necesatáis incrementar los niveles, compraos este juego

[editar] Tregua

En 1350 los dos bandos se vieron forzados a tomarse un respiro para las duchas y tal, porque ya tocaba. De tanto guerrear se ve que no se lavaban mucho, y llego una peste, llamada la peste negra, por la roña que tenían los soldados entre las uñas. A partir de entonces la cosa vino fina para los franceses. El príncipe Negro, hijo de Dudu III, hizo mucha rapiña y saqueo por la zona. Mucho saqueo y poco jabón, como su nombre indica.

[editar] La reanudación de la guerra

Tras pegarse una buena ducha y limpiarse la roña bien bien con papel de lija y escofina, los dos bandos volvieron al campo de batalla. El rey frances Juan II de Valois la espichó y su cargo pasó al delfín de tierra, Carlos V de Francia. Y tenían fama de listos los delfines. El mongol este se volvió a aliar con los castellanos. Y dicen que el hombre es el único animal que tropieza dos veces con la misma piedra. No, el delfín también. Pero le sirvió de algo y recuperó algún que otro territorio perdido. Durante ese tiempo murieron los llamados viejunos, es decir, los reyes de Francia, Inglaterra y España que aparecen durante todo este relato, y hubo un cambio generacional. Pero los franceses ganaron la batalla porque habían comido creppes el día anterior y estaban todos con las pilas cargadas.

Medieval
Juana de arco según mi poderosa imaginación

[editar] La segunda fase de la guerra y la vuelta de la tortilla

A Enrique V de Lancaster se le subió en bisquy escocés a la cabeza y le dio por pillarse dos coronas de una vez: la inglesa (que ya la tenía) y la francesa. En Azincourt, los ingleses tiraron flechas y los franceses las recibieron gustosamente y se fueron para casa tan contentos. Entonces empieza la ocupación de Francia por Inglaterra y la alianza del ducado de Borgoña contra la corona francesa. Así, quedaba Francia, cual tarta requemada, dividida en dos bloques, por un lado los angloborgoñones y por otro los franceses con el apoyo de varios ducados como el de Orleans y Borbón (España cagándola de nuevo). Entonces, una muchachita de pueblo que le daba mucho al champán y al porro ve a Dios y Dios le dice que va ser capitana del ejército frances y que va a vencer a los ingleses y a dar la libertad al reino de Francia. Señoras, señores, que hermosa cagada. Juana de Arco, que a mi no me la da, es pariente de Juana la Loca, se corta el pelo, se pone un casco, y se lía a cortar cabezas borgoñonas e inglesas con un par de huevos (se había operado antes). Así de bien le fue. En 1431 Juana muere de un sofoco e insolación en la ciudad de Rouen, en manos inglesas. Pero de algo sirvió. Los franceses, todos empalmado tras su victoria en Orleans y tras verle las piernas a Juana, se ponen en marcha y se suceden sus éxitos. El delfín le da la vuelta a la tortilla francesa, que por poco se le cae por la contraofensiva inglesa, pero al final consiguen pillarse Normandía y la puteadora Guyena de los cojones. Los ingleses solo conservaron la ciudad de Calais pero de poco les valió porque la pierden poco después. Al final, el rey de Inglaterra, Emrique nosecuantos, ya he perdido la cuenta, tiene que pirarse de Francia en bragas y a lo loco y con el rabo entre las piernas y volverse a su amada Inglaterra.

[editar] Conclusión

Si os paráis a pensar la guerra esta de los 100 años no tiene ningún sentido. Para empezar, no duró 100 años, duró 120, que ya el historiador tenía que ir bueno perdiéndose 20 años por el camino de la taberna a casa. Además, los ingleses son ganas de joder. ¿No se pararon a pensar que para los franceses los ingleses son sus vecinos ricos? Con tirarles 5 duros al canal de la Mancha ya se hubiera arreglao todo. Eso sí, los franceses también son un poco cabrones. Van también de vecinos ricos con los españoles y nos tratan ahí, como si fueramos los putos portugueses. Vamos hombre hay que joderse.

Herramientas personales