Guillermo IX de Aquitania

De Inciclopedia

Saltar a: navegación, buscar
Castillo Disney.png
Guillermo IX el Trovador
William IX of Aquitaine.jpg
Ahí lo tienes, buscando un seno turgente que palpar

Duque
de Aquitania
Reinado o lo que sea Muy bueno, a pesar de todo.
Predecesor Sucesor
Guillermo VIII de Aquitania
Guillermo X de Aquitania (eran poco imaginativos con los nombres).
Personal
Nombre de verdad Guillermo sin mas.
Nacimiento Defunción Poitiers
La abadía porno esa.
Casa Irreal La de Aquitania
Estado actual Hace mucho que dejó de hacer poemas.
Familia Su nieta Leonor, que de casta le viene al galgo.
Relaciones Con cuanta hembra se le ponía a tiro.
Enemigos Unos cuantos beatos y puritanos.


Cita3.pngEra fatuo y lúbricoCita4.png
Guillermo de Malmesbury sobre Guillermo IX de Aquitania en su De gestis regum Anglorum
Cita3.pngEra enemigo de todo pudor y santidadCita4.png
Godofredo el Gordo sobre Guillermo IX de Aquitania en su Vida Bernardi abbatis de Tironio
Cita3.pngAntes te peinarás con tupé que yo deje de follarme a la muchacha, calvo de mierdaCita4.png
Guillermo IX de Aquitania al pelón obispo que le reprendía sobre su vida licenciosa

Guillermo de Poitiers, conocido también como Guillermo IX de Aquitania o Guillermo el Trovador y autodenominado El Trinchador de Damas (22 de octubre de 1071-10 de febrero de 1126), fue un noble francés, duque de Aquitania y conde de Poitiers pero es especialmente recordado por ser un poeta depravado y el primer trovador. Fue, andando el tiempo, también el güelo de Leonor de Aquitania, que así salió ella como salió.

[editar] Carácter y personalidad

Guillermoixempujando.jpg

Todo el día estaba con lo mismo

En palabras de sus contemporános “sólo encontraba placer en una tontería tras otra”. Qué sabrían ellos. Las aficiones de Guillermo eran fundamentalmente hacer fiestas, comer, beber, perseguir a las mujeres y trincárselas, expeler blasfemias y exhabruptos contra la autoridad eclesiástica y contra toda autoridad política que no fuera él mismo (e incluso a veces contra sí mismo también, por qué no: ni Dios ni amo). Así a primera vista parecería un precursor de conocidos personajes como Froilán y Pocholo pero había una característica que le diferenciaba de ellos: en el fondo era un tipo muy inteligente y con mucho talento artístico. Es así que hizo de todas estas actividades y sus particulares reflexiones vitales el núcleo de su obra poética, que constituye una de las cumbres de la pornografía medieval. Todo esto le ha convertido en un personaje muy admirado por artistas surrealistas, conceptuales, postmodernos y demás ralea. No así por los hipsters, que fuera de la escena indie más mugrienta carecen de cultura... y dentro de ella también.

[editar] Sus innovadores planes de gobierno

Esto no le impidió ser un magnífico gobernante. Ya de crío heredó una extensión más grande que la que dominaba el rey de Francia, de quien en principio era vasallo aunque a la hora de la verdad pasara de él como de la mierda, y no le tembló el pulso a la hora de poner las cosas claras a la siempre levantisca nobleza mandando a sus sicarios impartir tantas "lecciones" como fueran necesarias. Esto le permitió mantener la integridad territorial de sus dominios, cosa que no es poco. Además de ello, concibió una serie de proyectos gubernamentales que fueron la ultravanguardia entre los estadistas de su tiempo y que todavía hoy, si se llevaran a cabo en nuestra sociedad, nos resultarían un signo de progreso y avance de los tiempos.

[editar] Política cultural: llenar la corte de gente de mal vivir

Encontrándose conque los nobles de su corte eran una panda de paletos analfaburros decidió dar la vuelta a la situación invitando a formar parte de la misma a todo tipo de juglares, personajes de la vida bohemia, autoproclamados filósofos y poetastros, de tal manera que eso comenzó a parecer la movida madrileña de los ochenta. Él mismo se puso a la cabeza de la cuadrilla con sus rimas obscenas y sus canciones subversivas. El resultado de todo esto fue un desarrollo cultural sin precedentes del Ducado de Aquitania pues al fin y al cabo Guillermo IX dio en el clavo: si la mayoría de la gente es aficionada al porno y metemos el porno en la cultura y la cultura en el porno ¿cómo no se va a interesar la gente por la cultura?. Así es como los aquitanos llegaron a ser el pueblo más instruido y espabilado de su tiempo. Y más calientes que una comunidad de bonobos, también.

[editar] Política interior: la creación de una abadía de putas

Muchas veces se jactó de que crearía una abadía, pero que sus integrantes en lugar de ser monjas bigotudas serían putas bien neumáticas, y que esta abadía se convertiría en el gran parque temático del medievo. Y el caso es que al final terminó haciéndolo, o al menos algo parecido: creó una abadía mixta de monjes y monjas regida por una madame abadesa en la cual estos fornicaban libremente sin necesidad de tener que cavar ningún tunel que uniera soterradamente las dependencias masculinas con las femeninas como se solía hacer en otras congregaciones, porque al fin y al cabo aquí ya estaban todos bien juntos y revueltos. En este retiro dorado pasaban sus postreros días las ex mujeres de Guillermo según él las iba dejando por otras y fue un lugar muy requerido por nobles tanto de esta época como de épocas posteriores.

[editar] Política de fomento: construir una torre para su querindonga

En sus últimos años se echó una amante a la que apodaba "la Peligrosa", de la que hablaremos más adelante. Y qué mejor manera de homenajearla que, en lugar de ponerle un piso que es lo que hubiera hecho cualquier chulapo, construirle una torre. Una torre es una cosa que tiene forma de carajo, al fin y al cabo, y es lo que mejor representa la parte del cuerpo que Guillermo utilizaba cada vez que se dirigía allí. Esta muestra de la arquitectura aquitana llena todavía por igual de admiración y espanto a quienes la contemplan.

[editar] Política exterior: pasa tu, que a mí me da la risa

Amor con guerreros.jpg

¡Oye, Guillermo!¿No nos íbamos de cruzada?

El papa Urbano II proclamó la primera cruzada y Guillermo, en lugar de ir de primeras, se hizo un tanto el remolón. No obstante, no dejó de animar a su cuñao Raimundo de Tolosa a que él se apuntara ("ya te sigo yo luego", le decía) y, según salió éste hacia Jerusalén, se aprestó a invadir Tolosa. Digamos que la cosa no fue muy bien vista ni por el Papa ni por los otros reyes y nobles por más que Guillermo se empeñó en decir que nada mas que le estaba cuidando las tierras a Raimundo. Así que más tarde que pronto, y lamentando tener que dejar de hacer por un tiempo sus prácticas sexuales lo que estaba haciendo, terminó por salir de cruzada, mas que nada para disimular y que no se diga. Eso sí, se pintó en el interior del escudo una tía en bolas, para animarse y motivarse. La cruzada para él no terminó muy bien: masacraron su ejército (tal vez porque en lugar de mirar hacia la batalla para dirigirlo estaba mirando hacia el interior de su escudo) y a la vuelta tuvo que consolarse yaciendo con cuanta mujer encontró por el camino.

[editar] Política religiosa: sus dos excomuniones

Guillaume-ix.jpg

Es que hasta mientras montaba a caballo y todo

No era lo que se dice un cristiano al uso. Le excomulgaron dos veces, aunque luego le perdonaron. La primera vez fue por dejar a su primera mujer (una tal Emengarda o algo así, que mira tu vaya nombre) por Felipa, la hermana del Raimundo este de antes. Cuando el obispo le amenazó con la excomunión le puso, retador, un cuchillo en el cuello diciéndole aquello de que "no hay huevos a excomulgarme", pero el obispo los tenía bien puestos y no se echó atrás.

Cuando la Emengarda se retiró a la abadía esa del vicio, se casó con la Felipa, con la que tuvo a sus hijos. Luego se encapricho por otra tal Amauberge, esa a la que llamaban "la Peligrosa" que era esposa de un vasallo suyo que el pobre tenía más cuernos que el cumpleaños de Bambi. Por esto le excomulgaron por segunda vez. Guillermo casó a su primogénito y heredero con una hija de "la Peligrosa" diciéndole que si follaba la mitad de bien que la madre seguro que se quedaba contento y que así todo quedaba en familia. De esta manera se da la paradoja de que Guillermo jodió con las dos abuelas de sus nietos habidos de ese matrimonio.

[editar] Su obra poética

Wikilogo botante.gif Para los interesados en la versión
menos seria y verídica, Wikipedia
tiene un artículo sobre:
Guillermo de Poitiers

Con lo sucia que tenía la boca y lo libertino de su febril imaginación da miedo pensar qué le contaría a su nieta Leonor cuando ella le pedía una historia para dormirse. Lo que está claro es que fueran cuales fueran los depravados relatos fruto de su calenturienta mente seguro que estaban muy bien contados, pues era un poeta de gran talento: si bien sus poemas cuando no eran tan vanguardistas que resultaban una jerga incomprensible tomaban la consistencia de porno duro, lo que tenían es que estaban muy bien hechos, que todo aquello de la métrica, la rima, las figuras literarias y demás lo dominaba que era un primor. Citamos algunos fragmentos escogidos para deleite del lector:

-Poesía sobre nada: de hecho va sobre eso, sobre nada. Es tan poética que parece que el bueno de Guillermo desvaría o se está quedando con uno.

Cita1.png

Haré un poema de la pura nada.
No tratará de mí ni de otra gente.
No celebrará amor ni juventud
ni cosa alguna,
sino que fue compuesto durmiendo
sobre un caballo.

Cita2.png

-La ley del coño: reflexiones poéticas sobre sus experiencias como follarín impenitente.

Cita1.png

Pero yo os diré enseguida del coño cual es la ley,
como hombre que allí ha hecho mal y lo ha obtenido también:
Todo merma el uso, en cambio el coño mejora su ser.

Cita2.png

-Las dos zurriegas: va sobre un tipo que se hace el mudo para joder con dos mujeres que, de esta manera, piensan que no va a contar lo que pasó entre ellos.

Cita1.png

Tanto las jodí como oiréis;
ciento ochenta y ocho veces, pues,
que al poco la polla se me cae
en muchos trozos
y no os puedo decir el mal
que me pegaron

Cita2.png

Y así se las gastaba el buen señor.

Herramientas personales