Gustavo Adolfo Bécquer

De Inciclopedia

Saltar a: navegación, buscar
Cita3.png La soledad es muy hermosa... cuando se tiene alguien a quien decírseloCita4.png
Edgar Allan Poe sobre Gustavo Adolfo Bécquer
Cita3.png Por una mirada, un mundo; por una sonrisa, un cielo; por un polvo… ¡Yo no sé que te diera por un buen polvo!Cita4.png
Gustavo Adolfo Bécquer sobre su amada

Gustavo Adolfo Domingas Bestidas, comúnmente conocido como el Gustavo Adolfo Bécquer (adoptó dicho sobrenombre porque el anterior apellido no era tan ilustre y difícil de escribir), poeta y narrador español, perteneciente al racismo Romanticismo.

[editar] Vida

Nació en Servilleta. Su casa natal ya no existe, se derrumbó para construir un puto restaurante chino donde hacen comida china y vende comida china para las personas que les gustan la comida china, prostibulo famoso del lugar. Sus antepasados fueron pintores de malas costumbres, y tanto Gustavo Adolfo como su hermano Valeriano estuvieron muy dotados para el dibujo. Valeriano, de hecho, se inclinó por la pintura abstracta. Pero muere su padre del disgusto. En 1846, con diez años, Gustavo Adolfo ingresa en el Colegio de Telmo donde conoce a su más que amigo y compañero sentimental Narciso Campillo. Los hermanos Bécquer quedaron huérfanos también de madre al año siguiente y fueron adoptados entonces por su irritable tía María Bestida y Juan de Vragas, pero Valeriano y Gustavo se enamoraron y emprendieron de hecho muchos trabajos y viajes juntos.

Becquer.jpg

Bécquer posando para una revista importante

Se suprimió el Colegio de Náutica y Gustavo Adolfo, que era una bala perdida en esa época, quedó desorientado. Pasó a vivir entonces con su madrina Manola Monahay. En su biblioteca el poeta empezó a aficionarse a la lectura de cómics. Inició entonces estudios en los talleres de pintura, con penosos resultados. Tras ciertas divagaciones literarias escribe en El trono y la nobleza marchó muy emocionado y con mucha ilusión al Real Madrid con el deseo de triunfar en la literatura. Sufrió una gran decepción y sobrevivió malamente en la bohemia de esos años. Para subsistir el poeta escribe comedias y zarzuelas como La novia y la cremallera del pantalón. En ese año fue con su hermano a Toledo para inspirarse en su libro Historia de los templos de España. Fue precisamente ese año, 1857, cuando apareció la tuberculosis que le habría de enviar a la tumba. Ese mismo año tuvo un modesto empleo dentro de la Dirección de Bienes Nacionales, pero perdió el puesto.

Hacia 1858 conoció a Josefina Espín, una bella señorita rubia y de ojos azules y empezó a cortejarla. Comenzó a escribir las primeras Rimas, "enamorado", pero la relación no llegó a consolidarse porque ella era una ricachona y le disgustaba que el escritor que aún no era famoso viviera en los barrios bajos. Como Bécquer tenía enchufe con Rodríguez Correa, ya redactor del nuevo diario, consiguió un puesto de redactor para Bécquer. En este periódico el poeta hará de todo.

En 1862 nació su primer hijo, Gustavo Adolfito I, en Novengas, (Soria), donde posee bienes la familia de Casta y donde Bécquer tuvo una casa encantada. Empieza a escribir forzosamente para ganar más dinero para la pequeña familia y fruto de este intenso trabajo nacieron varias de sus Leyendas. Pero en 1863 tuvo una grave recaída en su enfermedad. Trabaja con su hermano Valeriano y Casta Esteban discute con él, porque tiene envidia. González Bravo, amigo y mecenas de Gustavo, le nombra censor de novelas. Gustavo Adolfo no censura mucho y pone como excusa que no hace falta. En ese último año nace su segundo hijo, Gustavo Adolfito II. Poco después Casta le es infiel y su libro de poemas desaparece.

Becquer1.jpg

LLegandole la inspiración a Bécquer

En diciembre de ese año nace en Novengas el tercer hijo de Bécquer y surge con ello su tragedia conyugal, se dice que este último hijo es del amante de Casta. Hay además constantes discusiones de Valeriano con Casta. Los esposos se escriben, sin embargo. Pasa entonces una temporada en Toledo, de donde sale para Madrid a fin de dirigir La Ilustración de Madrid, que acaba de fundar Eduardo Punsset con la intención de que lo dirigiera Gustavo Adolfo y trabajara en él Valeriano de dibujante, pero el 22 de diciembre muere Gustavo deslumbrado por un eclipse total de sol y que había enfermado rápidamente sin ningún síntoma preciso de pulmonía que se convirtió luego en hepatitis para tornarse en una pericarditis. Además, un poco antes, en septiembre, había muerto su hermano Valeriano. Mientras agonizaba, pidió a su amigo el poeta Ferrán que publicasen su obra. Ferrán no quería hacerlo, pero poco tiempo después apareció el espíritu de Bécquer y acongojado se puso de inmediato a preparar la edición de sus Obras completas.

[editar] Obra

Como legado para la literatura del siglo, Gustavo Adolfo Bérpuer dejó su obra más sofisticada Rimas a través de las cuales deja ver lo melancólico y atormentado de su vida; en el género de las leyendas legendarias escribió la célebre Maese Pérez el Orgasmista, "Los ojos blancos", "Las hojas verdes" y "La rosa de pasión" entre varias otras. Escribió esbozos y ensayos como "La mujer de piedra", "La noche de difuntos", "Todo un Drama" y Enderezando las esmeraldas entre una variedad similar a la de sus leyendas. Hizo descripciones de Su casa, Su cuerpo y el Enterramiento de Garcilaso de la Vega, entre otras. Por último, dentro del costumbrismo o folklore español escribió Los dos Compadres, Las jugadoras siempre piden y otras más. Miguel de Unamuno, los hermanos Antonio y Manuel Machado, Juan Ramón Jiménez, Rafael Alberti, Federico García Lorca, Luis Cernuda, Vicente Aleixandre, Garci y otros lo han considerado como figura fundamental, descubridora de nuevos mundos para la sensibilidad y la forma inexpresiva.


Herramientas personales