Gustavo Díaz Ordaz

De Inciclopedia

Saltar a: navegación, buscar
BanderaMéxico.png Este artículo contiene un chingo de humor mexicano.

Igual y si no le agarras el pedo, lo mejor es ir a México y preguntar, pero si no entendistes el nahuañol de los mexicanos, ya te chingaste.

Gustavo Díaz Ordaz
link={{{3}}}
Díaz Ordaz Calderón.jpg
Nacimiento Defunción Puebla
Sí, afortunadamente
Origen PRIsaurismo
Su vida
Sobrenombres Quejetas, el nopalito, La changa fea
Lugar de residencia En el averno
Se dedica a Expresidente.
Estado actual Cadáverico, aunque también así lo estaba de vivo
Hazañas logradas Llevar las Olimpiadas a México, meter la tenencia vehicular por una vez y para siempre, soltar a los perros cuando alguien exigía algo.
Relaciones Adolfo López Mateos, Luis Echeverría, Richard Nixon, CIA
Enemigos México lindo y querido, la sociedad en general y sobre todo los revoltosos
Poderes especiales Una mordedura atómica
Objetos Su traje siempre corto, su sonrisa perfecta, su porte legendario.

Gustavo Díaz Ordaz Bolaños fue un poderoso supervillano mexicano, familiar de Roberto Gómez Bolaños, Porfirio Díaz y Bruno Díaz; gran negociador que le robó la candidatura de los Juegos Olímpicos para México a Londres, París, Madrid y Tangamandapio; logró la firma del tratado de Tlatelolco para prohibir la venta de armas nucleares en Tepito; auspició la construcción del Metro de la Ciudad de México, que a la postre terminaría matándolo y a toda la humanidad; llevó la Copa Mundial de Fútbol de 1970 al país robándosela a Londres, París, Madrid y Tangamandapio; logró la unificación de los estudiantes sobrevivientes de la matanza de Tlatelolco que él mismo provocó; y por mucho fue el presidente más apuesto que ha pasado por el Ejecutivo Federal según las encuestas.

[editar] Biografía

Nació en 1911 como fruto del amor entre un joven poeta con gran talento y una Adelita revolucionaria que abusó de él en una emboscada. Sus primeros años los pasó sirviéndoles frijolitos a los rebeldes y robándoles los fusiles y los cinturones de noche para que los conservadores los agarraran con los pantalones caídos, porque Gustavo quería que el General Díaz regresara al poder, o ya de perdida Victoriano Huerta que le daba pa sus chicles. Pero como ni uno ni otro, se tuvo que conformar con que llegaran los priístas a gobernar México, estuvo conforme pues las cosas no cambiaron tanto. Se metió a estudiar como todo buen hijo de la revolución y obtuvo el título de derecho que era la mejor carrera para sus oscuros fines: conquistar México haiga sido como haiga sido cueste lo que cueste, para ello fue admitido en el Partido de Recursos Inagotables, empezando como conserje, ascendiendo a repartidor de correo, luego a Diputado Local, luego otra vez a conserje, más tarde como senador, una vez más de conserje y a Secretario de Gobernación en una escalada donde tuvo que dar bastantes mordidas (y no de dinero) a sus competidores políticos y al mismo Adolfo López Mateos para que lo recibiera sin quejarse y lo dejará como Su Majestad, Gustavo Quejetas I, presidente de la República hereditaria mexicana.

[editar] PRIsidente de México

Díaz Ordaz Nixon.jpg

Díaz Ordaz y Nixon, dos jovenes rompecorazones.

ODIO1.jpg

Soldado de su servicio de la Matanza de Tlatelolco

Se basó, sin más ni menos de los siguientes puntos que le dieron simpatía en su paícesillo:

  • Firma del Tratado de Tlatelolco en donde se firmó que Tepito dejaría de producir y vender armas nucleares al mejor postor, cuando se les dijo a los comerciantes se armo la revuelta, se decomisaron 300 ojivas nucleares, además de máquinas para empobrecer plutonio, sin embargo se siguieron vendiendo hasta la actualidad donde cualquiera puede llegar y comprar una bomba nuclear a buen precio, aunque algo de baja calidad.
  • Matanza de Tlatelolco de 1968, un año después, en el mismo lugar del tratado, se unieron algunos jóvenes a exigir a las autoridades aperturas democráticas leer poemas de José Martí y a estudiar el Manifiesto Comunista de Marx, obviamente eso era delito y se envió al ejército a dispersarlos amablemente, pero como los estudiantes se defendieron citando el derecho a la libre asociación y a la libertad de expresión de la Constitución, a Tavo y a su amigo Luis no les quedó más remedio que disparar hasta dejar a ninguno con vida. Fue para mantener la estabilidad política, económica, ideológica, religiosa, y sobre todo, para no tener que subirle el presupuesto a la UNAM, pues ya con menos estudiantes ya no lo necesitaba. Tavo acusó a dichos manifestantes de comunistas aún cuando fervientemente declaraba lo anterior y no obtenía pruebas de ello. Obivamente se hicieron de la vista gorda y no se mandaron a la cárcel entre ellos, sólo se rieron y prometieron que nunca volvería a pasar. PD: se repitió tres años después.
  • Los Juegos Olímpicos en donde México no sacó ninguna medalla, no hubieron figuras nacionales, pero lo que sí es que se inventó un nuevo impuesto llamado “Tenencia vehicular” que consiste en pagar por tener un coche, hubo protestas de quienes la consideraban inconstitucional pero rápidamente fueron pasados por las armas, además prometiéndole a sus cadáveres que sólo sería para sacar dinero para las Olimpiadas y sólo sería ese año de 1968, hasta la actualidad aún se sigue cobrando la tenencia vehicular, y Felipe Calderón está ideando un impuesto por cada perro que tenga una familia, impuestos por puertas, por ventanas, por sillas y por gota de gasolina.
  • Regañó a Jacobo Zabludovsky, pues el periodista en la mañana del 3 de octubre del 68 apareció con una corbata negra, justo como lo hacía desde hace 20 años, pues era pobre y sólo tenía esa (no, enserio), entonces Gustavo Díaz Ordaz lo llamó por teléfono y le dijo que por qué la corbata negra, si no había por qué estar de luto, que no se habían matado a 100 mil estudiantes y que esos estudiantes en realidad nunca existieron, y sus cuerpos no estaban ocultos en Palacio nacional y, de hecho, no había palacio nacional, y el dos de octubre ni siquiera existió. A lo que Zabludovsky respondió “¿A poco? No tenía idea de nada de eso, y pues esta corbata es la única que tengo”. Pero Díaz Ordaz le dijo, “Sí, tú crees. Y ahorita te mando una corbata de color del arcoíris que te quedará muy bien. Ah, y si revelas algo de esta discusión, te mato. Saludos a la familia”.
  • Apoyó a su amigo, confidente y casihermano Luis Echeverría a llegar a la presidencia, fue una decisión difícil, pues había gente que le había ofrecido mucho dinero, incluso uno le había prometido arreglarle la cara, pero en Luis vio a alguien que seguiría su legado, y, sobre todo, no lo acusaría de crímenes de lesa humanidad pues era su cómplice.
  • Le metió duro con Irma Serrano, a cada rato se desligaba de sus obligaciones presidenciales para irse con su encueratris favorita del cine mexicano, a pasar el rato en un romántico motel de La Merced, a donde su esposa no se pararía jamás luego de dejar de trabajar ahí. Así que para pagarle a Irma, Díaz Ordaz le financiaba los churros las películas como la legendaria El día de los albañiles 2.

[editar] Periodo posprecidencial

Busto Díaz Ordaz.jpg

¡Milagro! El busto de Díaz Mordaz en Guadalajara llora sangre cada 2 de octubre.

  • Embajador en España, en 1977 fue nombrado para restablecer las relaciones rotas con España hacía ya 30 años, así que Díaz Ordaz pasó a saludar, “estimado Franco, es un honor estar otra vez en la madre patria”, a lo que le respondieron, “tío, no soy Franco, soy Juan Carlos I, rey de España, pero se agradece el saludo”. El pueblo mexicano, en hermandad con el español, hicieron un verso que describe perfectamente la situación: "Al pueblo de Estaña no le manden esa araña".
  • Informante de la CIA, cuando lo corrieron de la Madre Patria por haber asesinado a 12 estudiantes españoles con una cuchara por citar su constitución, no le quedó más remedio que seguir participando en la guerra sucia que él había empezado, infiltrándose en los movimientos socialistas y avisando a la CIA donde estaban para que se los echaran al plato.
  • Muerte La vida era demasiado cruel con los millonarios y mejor decidió morir de cáncer en el culo para seguir matando ángeles en el cielo.
Presidente de México
Escudo de México.png
Precedido por:
Adolfo López Mateos
Gustavo Díaz Ordaz
1964 - 1970
Sucedido por:
Luis Echeverría
Herramientas personales