H. G. Wells

De Inciclopedia

Saltar a: navegación, buscar

Homer Gey Wells (Londres, 1886 – Nueva Pangea, 802,701 d. C.) es considerado como uno de los escritores de ciencia ficción mejor vestidos de todos los tiempos, es famoso por usar corbata y por escribir grandes novelas que actualmente podemos encontrar en ediciones de lujo de 15 céntimos de euro.

Hgwells

H. G. Wells leyendo el índice de contenido de la izquierda

[editar] Biografía

Como todos los grandes literatos, H. G. Wells nació. A partir de ahí iniciaron los problemas. Una curiosidad científica y una impetuosa imaginación lo llevaron al deshonroso oficio de sastre, que lo tuvo ocupado mientras juntaba suficiente dinero para no morir de hambre siendo científico o escritor, o peor aún, escritor de ficción científica.

Su primera novela, La máquina del tiempo fue redactada en sus ratos libres, imaginando cómo sería viajar por el tiempo, conocer otros lugares y convertirse en su propio abuelo (cosa que lograría años después y con más calma). Pero como no era rico, como Julio Verne, ningún editor aceptaba publicarle.

Wells ideó un plan maestro, atendiendo a su oficio, se confeccionó un traje invisible para dejar su novela en las imprentas y funcionó. Algunos testigos dicen que un hombre (Wells) se metió vestido con solo una corbata a los talleres editoriales, pero como en la Inglaterra victoriana estaba penado ver desnudos, todos se taparon los ojos, momento en el que seguramente La máquina del tiempo fue asegurada para su impresión.

Un tiempo después se volvió medianamente famoso, pues su obra gustó ya que trataba un tema social al que todos importaba: la posibilidad de ser uno mismo su propio antepasado. Obtuvo los recursos para completar la corbata y se hizo un traje, a partir de ahí fue invitado a todas las cenas de gala de hombres elegantes, donde obtuvo mucho más dinero haciendo constantes visitas al armario de abrigos (y billeteras) cada noche.

Su segundo Best séller, La Isla del Dr. Moureau, le valió el premio al Escritor Inglés del Año (desbancando a Oscar Wilde, que llevaba 40 años ganándolo), el premio de la Greenpeace por denuncia social, y se volvió jurado enemigo del Dr. Moureau, eminente viviseccionista londinense al cual, después de la novela, sus víctimas no siguieron viéndolo igual. Prosiguieron verdaderos hits como El hombre invisible o La guerra de los mundos (éste último fue tocado en todas las estaciones radiofónicas del mundo con divertidos resultados).

[editar] Obras

[editar] La máquina del tiempo

Delorean

Una horrible máquina del tiempo del Siglo XIX

Artículo principal: La máquina del tiempo

Narra las peripecias de un joven y cachondo “H. G. Anónimo” quien recibe una película de 2002 basada en la novela homónima de H. G. Wells, pero la cinta es tan mala que con una tostadora construye una máquina para viajar al futuro y a toda costa detener la grabación, lo intenta unas 800 veces, pero a pesar de todos sus esfuerzos alguien siempre termina grabándola. Conciente de que el destino no se puede cambiar, usa la tostadora del tiempo para planes más mundanos, llevó un dinosaurio a la época de los vaqueros, enemistó a Cervantes y a Shakespeare, viajó al año ocho millones y liberó una cepa de cólera, encontró a Stephen Hawking mientras se mataba así mismo mientras dormía y al final se convirtió en su propio abuelo (según Kant, propósito final de cualquier viaje en el tiempo).

[editar] El hombre invisible

Como gran luchador social, H. G. Wells tomó e intentó dar respuesta en esta obra el segundo mayor factor de preocupación de la sociedad victoriana, ¿cómo poder entrar al vestidor de las mujeres sin ser notado? Muy fácil, eso es siendo mujer invisible. El personaje principal, Griffin, se había planteado lo mismo, lo difícil era hacerse invisible. Para ello y siguiendo los principios científicos de la época, bebió una mezcla de leche con limón y la reacción lo volvió transparente. Durante un tiempo estuvo entrando y robando ropa interior de los vestidores hasta que las mujeres ya molestas hicieron un truco digno de Sherlock Holmes, poner talco y seguir las huellas. Así nuestro hombre invisible murió de lo que según las encuestas es la mejor forma, aplastado por doncellas desnudas.

[editar] La guerra de los mundos

Artículo principal: La guerra de los mundos
3082006 0752 marsattack

Cita3Los marcianos llegaron ya, y llegaron bailando chachacháCita4
Tim Burton según su propia visión de la obra

Cita3Hoy en Laura de América. Mi compañero de clases es un invasor extraterrestre disfrazadoCita4
Alguien dando su testimonio
Cita3Mentiras, sucias mentiras del niño terrícolaCita4
Acusado respondiendo las acusación

Según cuenta la obra, los marcianos contaminaban su planeta, usaban mucho sus autos y no hacían caso sobre lo que su vicepresidente les decía sobre el calentamiento global, hasta que fue demasiado tarde. Con Marte hecho una mierda, los habitantes pusieron sus ojos en el planeta tierra. La Tierra fue invadida y las ciudades inglesas fueron destruidas por las máquinas de los marcianos, grandes insectos de tres patas con forma de robots y que arrojaban gases letales. Sólo el joven y temerario H. G. Wherever haciendo experimentos científicos con extraterrestres descubrió la forma de derrotarlos: los marcianos morían cuando eran contagiados con enfermedades venéreas. Así convenció a algunos amigos para que contagiaran a los invasores y la tierra fue salvada una vez más.

[editar] La isla del Doctor Moreau

Un joven y depilado H. J. Welles sale de su natal Inglaterra para acompañar a algunos de sus amigos a beber a Dublín, no se sabe cómo, y aún menos él sabe, cómo fue que llegó a un naufragio a mitad del atlántico con dolor de cabeza y la boca seca, por fortuna un barco lo rescata creyendo que era un barril de cerveza. Cuando se descubre su procedencia humana, es arrojado a una isla a mitad del mar. La isla pertenece a un tal doctor Muró, un científico loco que fue desterrado a la Isla de los científicos locos ™. Después de noches de terror e insomnio se descubre que ese lugar es usado para viviseccionar vegetales. Muró usaba la ciencia para transformar frutas en verduras. Al final el mismo Muró muere debido a una salsa de tomate y H. J Welles regresa a Londres donde toda la sociedad se le figura un gran huerto.

[editar] Ana Verónica

Ciertas posturas conservadoras admiten que esta novela se adelanta a lo que serían los movimientos de liberación femeninos y que Wells dejó su estilo normal y se aventuró al desarrollo social. Pero lo cierto es que el feminismo le pareció a Wells pura ficción científica que nunca podría llevarse a cabo. Pero como vemos, a veces la ficción supera a la realidad.

[editar] Wells vs Verne. Las aportaciones a la ciencia ficción

O verne-and-wells1

En un enfrentamiento directo se puede notar la tensión sexual que existía entre ambos

Muchos irracionales defienden a Julio Verne como el padre de la ciencia ficción por haber predicho varios cacharros o situaciones que luego (unos seis meses después) se hicieron realidad, pero pocos saben que Wells propuso inventos más modenos y con más iniciativa que los del francés.

Ok, Verne propuso la idea del submarino gigante, para viajar en el mar y ver medusas, peces y a Bob Esponja, así pues Wells planteó una máquina del tiempo, que siendo sinceros, viajar por el tiempo mola más que viajar por el fango del mar.

Jules analizó y expuso la idea del viaje a la luna, y sí, era impactante en su tiempo, pero ahora incluso hay hoteles vacacionales en la luna y dejó de perder interés. La verdad es que Marte es un espacio más científico y técnico (Verne ni siquiera sabía que existía el planeta rojo, sólo prestaba atención en la luna porque casi se golpeaba la frente con ella, por así decirlo) y la existencia de pulpos que se coman nuestra sangre y que ellos son los que viajen a la tierra es mucho más rica y agradable que visitar al queso gigante.

Julio Verne explicó cómo es viajar alrededor del mundo en 80 días, Wells, en un relato cortó, consiguió que su personaje viajara en 75 días, un ahorro de 5 y de casi 100 libras viajando los meses del año no vacacionales, así no debía hacer filas en los aeropuertos. Otro triunfo para Wells.

Podríamos seguir así todo el día, pero de estos ejemplos podemos llegar a una conclusión general: el legítimo padre de la ciencia ficción no fue padre, sino madre, Mary Séller, creadora de Frankenstein, cuyo monstruo le gana a todos.

[editar] Premios

Una vez se sacó un curso de guitarra gratis en una caja de cereal.

[editar] ¿Quiere saber más?

Haga click aqui o lea un libro.

[editar] Enlaces relativamente relacionados

Ciencia ficción
Profetas
Julio Verne - Mary Shelley - Isaac Asimov - Frank Herbert - Douglas Adams - H. G. Wells - H. P. Lovecraft - L. Ronald Hubbard‎ - Philip K. Dick - Orson Welles - Edward D. Wood Jr. - Stanley Kubrick - Ridley Scott - Steven Spielberg
Razas que dominarán al hombre
Borg - Computadoras - Daleks - Dinosaurios - Extraterrestres - Frikis - Hormigas - Mujeres - Mutantes - Robots - Simios - Zombis
Criaturas tenebrosas
ALF - Alien - Cyberjesús - Doctor Who - James T. Kirk - OMAC - Predator - Spiderman - Terminator - WALL·E
Otros posibles destinos para la humanidad
2001 - Adventure Time - Apocalipsis - Babilonia 5 - Comunismo - Cyberpunk - Destrucción del mundo - Distopía - Esclavitud - Futurama - Matrix - Nuevo Orden Mundial - Regreso al futuro - Star Trek - Star Wars - Watchmen -
The Walking Dead
Herramientas personales