Hannibal Lecter

De Inciclopedia

Saltar a: navegación, buscar
IconoWorking ¡Hay gente trabajando en este artículo o sección!
Vamos, no te arriesgues. ¿Prefieres editar un artículo o conservar tu vida? Circule...
Hannibal Lecter
Lecter
Hola, Clarice...
Nacimiento Defunción Lituania
¿?
Origen La mente enferma de Thomas Harris
Su vida
Sobrenombres Hannibal Lecktor, Hannibal el Caníbal, Dr. Zito
Lugar de residencia En la casa de <inserta tu nombre aquí>
Se dedica a Devorar carne humana escuchando a Bach
Estado actual Prófugo
Hazañas logradas Hacer que Jodie Foster se volviera lesbiana, huir del FBI como quien va al baño para no seguir hablando con alguien demasiado pesado
Relaciones Clarice Starling
Enemigos Clarice Starling (es complicado)
Poderes especiales Ser considerado un prestigioso autor de libros de cocina psiquiatría a pesar de haber sido encerrado en el manicomio por canibalismo
Objetos Habas y una botella de Chianti
Cita3Una vez un inciclopedista me contó un chiste sobre Chuck Norris pensando que era gracioso... Me comí su hígado con habas y un buen Chianti.Cita4
Hannibal Lecter sobre los clichés inciclopédicos.
Cita3Caramba, se comió mis riñones, pero daba gusto verle comer ¡Qué educación!.Cita4
Un paciente sobre cómo usa Hannibal la servilleta.
Cita3Quid pro quo, Clarice. Yo te enseño lo mío y tú me muestras las tuyas...Cita4
Hannibal Lecter chateando por webcam con Clarice Starling.
Cita3Ah sí, lo conozco muy bien...Cita4
El Manco de Lepanto sobre Hannibal Lecter.

El Dr. Hannibal Lecter (alias "Hannibal el Caníbal" y "El rapero de Chesapeake") es un eminente psiquiatra y chef internacional, famoso por interpretar a Anthony Hopkins en el musical El Silencio de los Corderos. Actualmente es el criminal más buscado del mundo pero, a pesar de la jugosa recompensa por su captura, nadie se atreve a acercársele, y mucho menos a denunciarle con las autoridades incompetentes.

[editar] Historia

[editar] Infancia y juventud

Hannibal vivía feliz en el castillo de la familia Lecter en Lituania, donde su madre lo disfrazaba de mujer y su padre alcohólico le brindaba amorosas palizas que lo dejaban medio muerto. Un día sus padres murieron durante una lluvia de aviones y los nazis se comieron a su hermanita Mischa. Entonces, antes de darse cuenta, acabó en un orfanato (que era el mismo castillo Lecter, ahora convertido en internado por los rusos), donde terminaba constantemente con la cabeza en el inodoro a manos de los demás huérfanos. Para evitar que su historia se volviera un plagio de Oliver Twist, Hannibal huyó del Bloque del Este (lo cual era tan fácil que hasta un niño de 11 años lo podía hacer) y terminó en París, en casa de una MILF china que se creía japonesa y que además era su tía... o sea, estaba casada con su fallecido tío, un pintor demente. Lady Murasaki, que así se llamaba la china japonesa, le enseñó a Hannibal las típicas cosas que los maestros orientales enseñan a los blanquitos, como el honor, el culto a los antepasados, el uso de la katana y a cómo preparar arreglos florales.

Hannibal Rising
Sí, la máscara es para que nos creamos que es Hannibal Lecter y no el guapillo francés de turno.

Un día mientras compraban cosas en el mercado, un carnicero racista, que había colaborado con los nazis durante la Ocupación, se burló de la cara de china de Lady Murasaki en frente de Hannibal. Como los lituanos no tienen sentido del humor, Hannibal rastreó al carnicero mientras pescaba, le exigió una disculpa y, ante la negativa de éste, aplicó el método Tarantino y lo descuartizó con su katana. Hannibal fue acusado del homicidio y llevado a la comisaría. Tras el interrogatorio, el inspector Popil de la policía francesa llegó a una sola conclusión: "Es un monstruo". Acto seguido, lo dejó libre.

Hannibal ingresó en la Escuela de Medicina. Allí se hizo amigo del Jefe de Radiofarmacia, quien le regaló un suero de la verdad. Hannibal se inyectó el suero con el propósito de recordar lo que pasó la noche (o el día, ni siquiera de eso estaba seguro) en que las SS se comieron a su hermana. Mediante el flashback provocado por el suero, Hannibal pudo recordar la causa de su amnesia y lo que todo el mundo ya suponía: él mismo le dió una probadita al cadáver de Mischa para no morirse de hambre mientras estaba encerrado en el castillo Lecter con los nazis. También pudo recordar que en el castillo estaban ocultas las identificaciones de los susodichos nazis, así que volvió a cruzar la Cortina de Hierro y llegó a su natal Lituania, desenterró las identificaciones y de paso se reencontró con uno de los asesinos. Tras una amistosa charla en la que recordaron viejos tiempos, Hannibal pudo averiguar la ubicación de los demás nazis.

Pues da la casualidad de que éstos se encontraban justamente en Francia, en París para más remate, así que Hannibal entró en modo Simon Wiesenthal/Punisher, asesinándolos a todos de maneras cada cual más bizarra que la anterior. Como sabía que la policía no entendería sus métodos poco ortodoxos de aplicar justicia contra criminales de guerra, Lecter hizo estallar un barco para fingir su muerte, y luego huyó a los Estados Unidos para trabajar en el Hospital Johns Hopkins de Baltimora.

Así es. Un peligroso asesino y terrorista requerido por las autoridades francesas logró ingresar a los EE.UU. y ser admitido en el hospital universitario más prestigioso del mundo sin problemas y sin tener que cambiarse el nombre o disfrazarse. Con razón ocurrió lo del 11-S.

[editar] El loco del Dragón Rojo tatuado

Tooth Fairy
Francis Dolarhyde según el FBI.

Tras decidir que la sangre y las disecciones no eran lo suyo, Hannibal abandonó la medicina y se especializó en psiquiatría, para tomar notas sobre sujetos casi tan chiflados como él. Con el tiempo se convirtió en un respetado criminólogo, pues nadie más que él podía entender la mente de los asesinos en serie. Bueno, casi nadie: en la misma ciudad vivía un psicópata reprimido y agente federal llamado Will Graham, especialista en dibujar perfiles de criminales para el FBI y el Museo de Arte Moderno.

Mientras investigaba el caso de un asesino serial que canibalizaba a sus víctimas, Graham fue a la oficina de Lecter para pedirle su opinión profesional. Graham, debido a su particular capacidad de introducirse en la mente de los criminales, había llegado a la conclusión de que el asesino debía ser un médico de origen lituano, culto, sofisticado, aficionado a la haute cuisin, fingiendo llevar una vida normal y exitosa, tal vez como psiquiatra. Lecter, impresionado por la sagacidad de Graham, se excusó un momento para planchar a su perro; mientras esperaba, Graham examinó la oficina de Lecter, y le pareció raro que en la estantería de un psiquiatra hubiera más libros de cocina que de psiquiatría. Especialmente si tenían nombres como La alegría de cocinar carne humana. Mientras intentaba atar cabos, Graham fue atacado sorpresivamente por Lecter, pero logró sobreponerse y se enfrentó a su agresor en una sangrienta pelea, en la que ambos hombres se dieron de balazos, flechazos y con cuanta arma casera encontraron, pero ninguno de los dos murió, ya que Graham era el protagonista de la historia y Hannibal aún tenía contrato para una precuela y dos secuelas más.

Francis Dolarhyde Manhunter
Francis Dolarhyde en modo "¡jódete, soy un dragón!".

Este pequeño incidente fue usado en un juicio contra Lecter, en el que se dictaminó que él era el asesino que buscaba Graham. Fue condenado a cadena perpetua en un hospital psiquiátrico, ya que nadie hubiera dudado de su palabra si alegaba demencia. Mientras tanto, Will Graham debió pasar por un largo proceso de recuperación, en el que los médicos lograron rearmar exitosamente el rompecabezas que él llamaba "cuerpo", y después se retiró del FBI. Sin embargo, algunos años después llegó a visitarlo Jack Crawford, jefe de alguna de las tantas oficinas de perfilación criminal del FBI, para pedirle ayuda con un nuevo caso, el de un asesino en serie que atacaba cada 28 días y además mordía a sus víctimas. Los del FBI, gracias a esa mente enferma que les lleva a cerrar sitios como Megaupload, apodaron al asesino "El Hada de los Dientes".

El Hada era en realidad Francis Dolarhyde (Paco Esconde-dólar), un nudista furry con complejo de Norman Bates que llevaba un enorme tatuaje de dragón. Dolarhyde creía que cada asesinato le permitiría digievolucionar más rápido en su verdadera personalidad: el Dragón Rojo que aparece mencionado en la Biblia (sí, ese inofensivo libro de cuentos que nos hace mejores personas que los apestosos musulmanes).

Graham, a pesar de haber sobrevivido por un pelo a la furia de un psicópata desquiciado, aceptó. Pero el caso era tan complicado que se vio obligado a pedirle ayuda a su viejo amigo Lecter, quien le seguía enviando macabras tarjetas de Navidad desde prisión buscando inútilmente recomponer la relación.

[editar] El silencio de los corderos

Silence poster
Póster de El Silencio de los Inocentes... Corderos... como sea.

[editar] El ruido de los cerdos

[editar] Hannibal

Después de estos acontecimientos, una alteración del espacio-tiempo provocada por el apocalipsis del 21 de diciembre de 2012 transportó a Hannibal de regreso a cuando trabajaba con Will Graham en los 80, pero con la tecnología actual y en el cuerpo de un señor que se parece a Viggo Mortensen. Ah, y su psicoanalista es la mismísima Dana Scully (se ve que su debilidad son las pelirrojas de carácter fuerte).

[editar] Enlaces externos

Herramientas personales