Holocausto

De Inciclopedia

Saltar a: navegación, buscar
Ir al cuadro de honorInciconcurso
From father to clown ATENCIÓN: Se prohíbe leer este artículo en shabat.
Su lectura puede provocar que apedreen su automóvil.
Cita3Sí, de acuerdo, pero... ¿Y todo lo que se pudo limpiar con el jabón que fabricamos? ¿De eso nadie se acuerda?Cita4
Adolf Hitler sobre el Holocausto
Cita3¿Seis millones? Sí, y lo peor de todo es que los récords están para batirlosCita4
Woody Allen sobre el Holocausto
Cita3¡Es la solución final contra las manchas!Cita4
Slogan del jabón Mein Kampf.
Cita3En realidad, solo copió lo que hice años antes.Cita4
Stalin sobre el holocausto
Cita3Auschwitz es un inside job.Cita4
Activista del Movimiento por la Verdad de los Campos de Concentración
Cita3I did it for teh lulz.Cita4
Adolf Eichmann en los Juicios de Nuremberg.
Cita3Esos rumores sobre los campos de concentración son sólo una absurda teoría que solo creen unos pocos chifladen konspiranoikenCita4
Portavoz nazi saliendo al paso de unos rumores.
Holocausto

Soldado alemán espantando amablemente a una avispa que estaba molestando a una mujer judía y su hijo.

El Holocausto fue la construcción de un gran complejo recreativo de alojamientos, balnearios y grandes duchas ideado por Heinrich Himmler, compañero y amante de Adolf Hitler, como ofrenda a sus grandes amigos: los judíos. Tuvo su época de apogeo en la Segunda Guerra Mundial y su ocaso unos años después, cuando los judíos decidieron masivamente trasladarse a los balnearios del Mar Muerto. Mientras los balnearios estuvieron en Alemania, muchos ciudadanos no judíos idearon excusas para que los dejaran entrar, como eran las de ser homosexual, testigo de Jehová, gitano, comunista o simplemente feo. Sin embargo, hay que decir que la entrada fácil y el trato preferencial fue siempre para los afortunados judíos (por algo eran el pueblo elegido).

[editar] Cómo determinar quién era judío

Rabinos

Psst ¿Tú les dijiste que yo soy judío?
-¿Yo? ¡¡Qué va, yo no dije nada!!
-¿Y cómo se habrán enterado?

La primera cuestión que los nazis tuvieron que decidir, justo en el momento de mandar las invitaciones a sus balnearios, era quiénes eran exactamente los principales beneficiarios. Evidentemente, aquellos con trenzas, kipás y libros del Talmud en la mano eran judíos. Pero, ¿y los demás? ¿Eran judíos los hijos de judíos que se habían convertido a otras religiones, como el pastafarismo? ¿Y sus cónyuges? ¿Y sus amantes? ¿Y los hijos de sus amantes? ¿Y si encontramos a uno que dice ser ario pero tiene una nariz prominente? ¿Sospechamos de él?

Al final se decidió que se enviaría a un campo de concentración balneario a todos los judíos, los sospechosos de ser judíos, los que hubieran tocado a un judío, los que respiraran el mismo aire que un judio, los que tuvieran un vecino envidioso que los señalase como judíos, y los que hubieran comido judías en las últimas dos semanas, por si las moscas.

[editar] Cómo determinar quién era homosexual

Holocausto payaso

Los guardias de los campos de concentración infantiles eran temibles.

Se consideraba homosexuales a los sospechosos de ser homosexuales, los que hubieran tocado a un homosexual, los que respiraran el mismo aire que un homosexual, los que tuvieran un vecino envidioso que los señalase como homosexual, y, cómo no, a los judíos.

Si se hace una redada en una casa y se encuentra al inquilino metiéndose chorizos por ano mientras mira fotos de tíos cachas, seguramente se habrá equivocado de agujero al comer y las fotos serán de algún familiar, tampoco es cuestión de ser malpensados.

[editar] La lista de Schindler

Qui gon jinn

Tras dirigir un campo de concentración, Schindler entrenó a Obi Wan Kenobi en el uso de la fuerza.

En medio de esto, un alemán envidioso que no quería que esta gente se beneficie de los balnearios gratuitos, hizo una lista de gente que estaba exenta de asistir a ellos. Schindler decidió comprar a unos cuantos judíos (eran tan valorados por el nazismo que había que pagar para disfrutar de su compañía), para lo cual realizó una lista de nombres, la lista de compras más famosa de todos los tiempos. Además de unos cuantos judíos de su barrio que le caían mal, añadió a la lista a su suegra, que tenía reuma y quería ir a hacerse unos baños de barro. Schindler, de hecho, la cambió de lista y la puso en una de traidores políticos merecedores de todas las torturas. Una vez su mujer le preguntó a Schindler cómo había podido pasar eso, y él dijo su famosa frase: "pues vete tú a saber" (sería años después plasmada en el cine como una de las mejores frases de la historia).

[editar] Las actividades en los balnearios

Soap

Los nazis, siempre preocupados por la sanidad y la limpieza.

Los que estaban alojados en los balnearios tenían la enorme suerte de acceder a actividades físicas gratuitas prácticamente todos los días. Esto, unido a una rigurosa dieta (un trozo de pan al día, con un poco de larvas sólo si se portaban bien) los mantenía siempre en forma. Entre las actividades físicas de las cuales podían disfrutar los judíos se encontraban el traslado de yunques y la fundición de acero para balas, junto con la fabricación y testeo de las mismas.

En cuanto a los judíos más ancianos, que no tenían fuerzas para tanta gimnasia, sus actividades se reducían a la cuestión de los baños. En un principio se los bañaba y limpiaba, pero pronto los nazis se dieron cuenta que estarían más limpios si los metían en hornos y transformaban sus huesos directamente en jabón.

[editar] El gueto de Varsovia

Hitler baila

Hitler bailando en el gueto de Varsovia. Más tarde mandaría ejecutar a quien le dijo que la Macarena era de Wagner

En unos barrios bajos de Varsovia (Polonia) los judíos se unieron y promovieron una serie de fiestas vecinales alternativas a los balnearios de los nazis. Esto enfureció profundamente a Hitler, sobre todo porque en esas fiestas se escuchaba rap y reggaetón, en lugar de música de Richard Wagner. La molestia del Führer se debía a que éste combinaba su cargo al frente del Tercer Reich con la presidencia de una discográfica que quería convertir La cabalgata de las valkirias en número uno de ventas. La consecuencia fue que los alemanes entraron con su ejército en el gueto y quemaron todos los reproductores de discos. En medio del caos se produjeron unas avalanchas de gente que acabaron con multitud de muertos y heridos porque las puertas de las discotecas no eran suficientemente anchas.

La tragedia del gueto de Varsovia fue recogida en la película El pianista (protagonizada por Elton John) y en la canción de Elvis Presley "In the ghetto".

[editar] Otros personajes famosos

Además de Schindler, hubo otros personajes que se hicieron famosos tras el holocausto. Destacamos los siguientes:

Tiofeo

Así quedó uno de los experimentos del Dr. Mengele. Según él, fue un éxito rotundo.

[editar] Josef Mengele

Destacado médico y humanista nazi que realizó importantes experimentos para el avance de la medicina. Lamentablemente, en las zonas donde trabajaba hubo una escasez de ratas de laboratorio (probablemente se las comieron los dobermann), así que tuvo que experimentar con judíos (siempre contando con previa autorización de los mismos). Por ejemplo, les metía un clavo por el ojo para ver si sangraban, o los cocinaba a fuego lento para estudiar su resistencia al calor. También los cortaba en trozos e intentaba armarlos de nuevo, como si fueran "Mr. Potato". Entre sus notas se puede ver algunas de sus conclusiones "...y además gritan y sangran... Casi parecen personas...".

Estas prácticas un poco molestas para los judíos, fueron llevadas a cabo siempre por su bien. El doctor Mengele, además de excelente médico y humanista, había cursado estudios de marketing, por lo que sus experimentos servían como estudios de mercado para adaptar mejor los balnearios a las necesidades de sus amados y respetados judíos. El lado humanista de Mengele era evidente en su trato con las mujeres judías, a las cuales usualmente les invitaba a cenar en los restaurantes del balneario, tocando además el piano. Profundamente conmovidas y sin saber cómo devolverle el favor, las damas judías le rogaban que acabase con su miseria.

Su frase favorita era "aquí se entra por la puerta y se sale por la chimenea".

[editar] Anna Frank

Al igual que Bridget Jones, se hizo famosa por su diario. Dejó claro qué desgraciada era la vida para los judíos aburridos, que al principio se negaban a ir a los complejos turísticos. La familia Frank, que no era muy adepta al este europeo, cometió el fatal error de irse de vacaciones a Holanda, que por aquel entonces aún no había legalizado la marihuana. Tuvieron que conformarse con un sótano estrecho y aislado, en lugar de las espaciosas barracas de los nazis. Todo lo que podían hacer era esperar a ver si los nazis se apiadaban y los venían a buscar igual. Se pasaban todo el día en el más absoluto silencio, para poder detectar el más mínimo sonido que pudiera indicar la tan esperada llegada. A la mínima señal de que alguien notaba su presencia se alborotaban llenos de tensión y expectativas, pero siempre terminaban decepcionados. Se cree que cuando finalmente se los llevaron, se quedaron allí felices para siempre ya que nunca más se los volvió a ver.

[editar] Simon Wiesenthal

Tras escaparse de un campo de concentración por la puerta de atrás (siempre se la dejaban abierta), se dedicó a buscar nazis para ajusticiarlos someterlos al mismo tratamiento que a él, como muestra de gratitud. Se dice que tras raptarlos los obligó a alojarse en balnearios llenos de rabinos que les leen el Talmud día y noche hasta que les explota el cerebro.

[editar] La solución final

Mano jabón

Podríamos poner aquí OTRO chiste de humor negro, pero la verdad es que este jabón no tiene nada que ver con el holocausto. Eso sí, tiene un aroma a aloe vera muy agradable.

Tras varios años de diversión en los balnearios, los humanitarios nazis se vieron imposibilitados de seguir realizando tanto gasto social, ya que la malvada alianza masónica-judeo-bolchevique-capitalista-reptiliana internacional había decidido invadir el Tercer Reich. Tenían que hacer algo con los judíos que estaban en los balnearios (cuyos hogares y bienes materiales habían desparecido misteriosamente en la dimensión desconocida). Para ello encargaron a un tal Reinhard Heydrich que idease una solución al tema. Lo primero que se le ocurrió a este hombre fue llevar a todos los judíos a Madagascar (Heydrich tomaba muchas drogas), pero después, en medio de un colocón de ácido lisérgico, dijo que los judíos eran unos guarretes y que necesitaban una ducha.

Un mes después Heydrich murió de sobredosis, así que fue su ginecólogo, Adolf Eichmann, quien se encargó de llevar a cabo el plan. Eichmann decidió duchar a todos los judíos con un gas altamente efectivo llamado Zyklon B™, ya que así quedarían más brillantes que pasados por lejía. Estas duchas tuvieron como efecto secundario una muerte lenta y dolorosa, pero ya sabemos todos que los balnearios no siempre dan lo que prometen.

[editar] Auschwitz y los campos de felicidad

Alambrada

Los nazis no escatimaban en gastos en la seguridad, ellos eran capaz de todo con tal de mantener seguros a su felices inquilinos de los campos. En la foto, niños judíos jugando felizmente detrás de la alambrada de púas electrificada con 10.000 voltios[1]

En los campos de la felicidad, la seguridad de los judios era lo más importante, es por ello que los SS (Soldados Sonrientes) decidieron colocar enormes alambradas de púas electrificadas, guardias armados, perros come hombres y campos llenos de minas antipersonales, pero después de comprar todas estas tonterías los nazis se quedaron sin presupuesto, así que las barracas de los internos, en vez de ser como casas normales (como se estaba planeado en un inicio), tuvieron que ser construidas en madera, y para ahorrar espacio y electricidad, en cada barraca tenian que vivir unos 750 prisioneros. Otra norma que se empleó para ahorra dinero y agua caliente fue el que los prisioneros únicamente tomarían un baño una vez en su vida, y si lo hacían, debían utilizar los jabones Zyklon B™ especialmente diseñados para ellos. Por último, un interno solo podía comer 1 vez cada 8 días; debido a esta norma muchos internos padecían de anorexia extrema y parecían palitos de pan.

[editar] Negacionismo, o revisionismo histórico sobre el holocausto

Tres chiflados

Las únicas tres víctimas del holocausto, según los revisionistas.

Según algunos revisionistas (todos neonazis o islamistas, casualmente), el holocausto no ocurrió exactamente como lo cuentan. De acuerdo a estas teorías, el número de judíos muertos durante el nazismo fue de tres. Uno de ellos era un tipo muy odioso que fue linchado por varios camareros furiosos porque nunca dejaba propina cuando invitaba a cenar a su novia. La segunda víctima era la madre de este individuo que sufrió un ataque cuando se enteró de que dicha novia no era "yiddish". El tercero era el tío abuelo de Woody Allen.

Los defensores de este revisionismo opinan que las pruebas del holocausto son en realidad manipulaciones de los judíos, que se han aliado con los extraterrestres y los pokémon para dominar el mundo, adueñarse de la banca mundial, desprestigiar a los valerosos nazis y añadir azúcar a la Coca Cola light. Aunque esta teoría no está muy aceptada, los apoyos que recibe por parte de los objetivos historiadores de Al Qaeda le da mucha fuerza.


[editar] ¿Por qué Holocausto?

La elección de esta palabra, precisamente, y no otra, fue una decisión polémica. En principio se pensó en nombres alternativos, como "limpieza étnica", "matanza", "genocidio", "apartheid", "guerra de almohadas"... Pero se vio que los dominios en Internet con estos nombres ya estaban cogidos. Así que Joseph Goebbels inmediatamente se apresuró a registrar www.holocausto.com, y puso a cientos de webmasters judíos a trabajar en la gran página que recogería los eventos más destacados del holocausto, con animaciones en flash, juegos interactivos y banners de webs porno.

Pero pronto descubrió, con amargura, que Internet aún tardaría décadas en inventarse, así que todo aquel proyecto cayó en el olvido. Lo único que quedó fue el nombre, y unos cuántos diseños que mucho después servirían para programar el sitio oficial de una cadena de balnearios.

[editar] Otros temas sobre los que Spielberg hizo (o hará) una película

[editar] Referencias

  1. Se cree que Hitler se suicidó cuando le enviaron la factura de la luz.
Cervantes

Artículo destacado

Este artículo ha sido destacado en la Portada por decisión popular.

Los rumores sugieren que sus autores fueron instruidos
por el mismísimo Miguel de Cervantes.

Herramientas personales