Hospital

De Inciclopedia

Saltar a: navegación, buscar
Doctorchancho.jpg

Un buen hospital tiene personal médico certificado.

Cita3.png*snif*... Díganle a mi mami que no voy a poder llegar a casa a cenar y mándenle esta foto de cuando fuimos de vacaciones a las playas de Tuvalu.Cita4.png
Inciclopedista siendo internado en el pabellón de urgencias.
Cita3.pngNo te preocupes amigo, siempre hay esperanza de sobrevivir, y más tú, que sólo te hiciste una cortada en el dedo.Cita4.png
Cirujano consolando al inciclopedista.
Cita3.pngDoctor, ¿me da un caramelo?Cita4.png
Inciclopedista sobre lo que hacen los doctores.
Cita3.pngNo.Cita4.png
Cirujano rompiendo la tradición.
Enfermerablink.jpg

¡¡Intérnenme YA!!

Se le llama hospital a determinada clase de edificio en el cual se suelen practicar amputaciones, se suministran drogas y se les ponen aparatos extraños a los seres humanos, sin contar que suelen estar habitados por fantasmas. Inexplicablemente, todo eso lo realizan para curar a los enfermos de sus dolencias. Existen distintas clases de hospitales. Algunos se usan para internar niños molestos a los cuales se les inventan enfermedades debido a que los padres no los soportan, después en los geriátricos conviven juntos suegros y suegras por igual, cuando ya padecen de alzheimer. Allí los ancianos sexualmente impotentes son atendidos por enfermeras provocativas en su forma de vestir, y en los hospitales comunes, donde realizan los actos nombrados al principio.

Su estructura puede diferir teniendo en cuenta la pobreza del país en el que se ubican, pasando de innovador, novedoso y completamente blanco a una cosa hecha con ladrillos y llena de suciedad, aunque su capacidad de provocar miedo, y de hacer sufrir a la gente que está internada en el mismo permanece inalterable.

[editar] Hospitales en la historia

Jesussirena.jpg

Foto del primer hospital ambulante

La primera aparición de algo con un parecido similar al de un hospital fue durante la Edad de Piedra, en el que los enfermos atacados por lo que se pensaba eran castigos de los dioses (sí, los mismos que les dieron fuego, llenaban los lagos de agua y mataban animales por ellos) eran atendidos. Comprobado con la tecnología actual, la mayoría de las personas encontradas de ese período que sufrían enfermedades eran atacadas por gonorrea y sífilis. Las técnicas de curación utilizadas consistían en frotar el cuerpo del enfermo con hojas de la primer planta que se encontrase, si las hojas eran grandes, mejor entonces. La técnica funcionaba en el 0,009% de las ocasiones. Su disfuncionalidad se debía a que cuando la persona no mostraba ninguna mejoría, pero aún tenía chances de vivir, los cavernícolas de su cueva le metían todas las hojas en la boca esperando a que uno de sus dioses le concediese la vida de nuevo. La persona se atragantaba con las hojas y moría.

Años más tarde, en la época del Antiguo Egipto, las técnicas médicas pasaron a ser puestas en marcha en las pirámides, o sea que tenemos como hospital hasta ahora cuevas y pirámides. La tetricidad de los mismos se volvía más pronunciada, y los enfermeros eran egipcios en sunga. Curiosamente, a ninguna persona viva se le practicaba ningún arte medicinal, sino que se le retiraban los órganos internos al faraón, a la esposa del faraón, al gato del faraón y a la madre del faraón cuando morían. Si los hubiesen transplantado en algún otro lado, habrían molado. Pero hubo que esperar 61 siglos para eso.

En el siglo 0 llegó el primer hospital ambulante, precisamente en Israel, ya que un buen hombre llamado Jesús tenía la capacidad de curar gente con las manos. Israel en esa época estaba plagada de leprosos, sifílíticos y más personas con enfermedades purulentas, por lo que Jesús iba casa por casa con una lucecita roja en la cabeza (no se sabe si era un halo o una proto-sirena) curando enfermos, así por todo Israel. Molaba tanto que hasta resucitaba a los muertos. Después del 31 DC, al morir Jesús a mano de envidiosos romanos, decidieron crear los primeros edificios especializados en el arte de la medicina. Secuestraron a los hijos no reconocidos de Jesús con María Magdalena para que trabajasen allí. El problema era que no poseían los poderes curativos del padre, por lo que tuvieron que crear algo parecido al estudio de la anatomía humana.

Pestenegra.jpg

Si usted ve estos médicos, ¿no huiría?

Los hospitales romanos eran una lona sostenida por cuatro postes, estos lugares estaban llenos de camas. A los terminales, los enviaban al Coliseo para tener un último momento de reconocimiento. Los hospitales romanos, después de la caída del mismo, fueron reformados, pasaron a tener un aspecto más blanco, y limpio. No eran tan tétricos ya que las enfermeras ocupadas de llevarle cosas a los médicos estaban vestidas con solamente una túnica, la cual muchas veces era tironeada por los convalecientes no tan convalecientes para que quedaran desnudas. Con el paso del tiempo, y el avance tecnológico, que consistía en descubrir metales pesados y pólvora, a los cuales no se les otorgaba ningún uso en esa época.

Durante los siglos XVI a XVIII los hospitales se caracterizaron por tener una capacidad de amedrentar a la gente mucho más poderosa. Los enfermeros usaban unas asquerosas máscaras negras que molaban para los días de brujas, pero que provocaba infartos masivos en los enfermos convalecientes apestados con la peste negra. Los edificios eran por primera vez buenas estructuras, y solían ubicarse cerca de las iglesias con más gárgolas y murciélagos que se pudiesen encontrar.

Ya en la época moderna, los hospitales gozan de la máxima tecnología, pero su aspecto tétrico sigue siendo el mismo. Las enfermeras ya no se exhiben tanto como antes, aunque hay depravados que lo desean. Los edificios suelen brillar por lo blanco que están, la escasez de suciedad, así como la dificultad de librarse de los fantasmas y las ratas que los habitan, especialmente en esos pasillos de cuidados intensivos por donde no pasa nadie.

[editar] Estructura

Hospital lugano.jpg

Esto es en Lugano, Argentina, pero no es son monoblocks, es un hospital

Los hospitales, sean de cualquier tipo, suelen tener una sala de recepción, bastante bonita, luego la misma te lleva hacia los distintos lugares adonde están todos los enfermos, los pasillos se vuelven más angostos y claustrofóbicos debido a la presencia de camillas en desuso o con cadáveres al lado de las paredes, hasta llegar a la sala de cuidados intensivos/sala de reclusión de personas mentalmente peligrosas/niños con poderes psíquicos/viejos con alzheimer y olor a meado. Allí, las luces generalmente están apagadas, no hay nadie amable a la vista, excepto ese fantasma al lado de la ventana, o ese niñito misterioso que te dice alguna palabra también misteriosa, y que desaparece de una manera aún mas misteriosa.

Electro.jpg

Este hombre está siendo abducido por las máquinas del hospital

En los ascensores se suele viajar acompañado por un sujeto con una bata azul o blanca, toda llena de sangre, trasportando una camilla con un sujeto presuntamente muerto, que suele dar espamos post-morten que lo hacen a uno cagarse encima sin ningún tipo de previo aviso. En los subsuelos se suele encontrar la morgue del hospital, habitada por quién sabe qué, allí, diversas grabaciones han mostrado fantasmas jugando a los naipes, teniendo sexo, algo curiosamente difícil debido a que están hechos de protoplasma (¿o era ectoplasma?) y jugando con los cadáveres, sin contar las incontables veces en las cuales aparecen escondiéndoles cosas a los médicos. La morgue suele ser un lugar asqueroso, aterrador, lleno de humedad y con una luz de 75 watts que tiene la puta costumbre de titilar y oscilar.

Para llegar a los niveles superiores de los distintos hospitales se puede ir en ascensor, o sacando coraje de donde no se tiene y subiendo tétricas escaleras mal iluminadas. En los hospitales mentales las escaleras suelen estar pobladas por personas despeinadas con ojos saltones que se escaparon de sus celdas, y que todavía intentan quitarse la camisa de fuerza. En los niveles intermedios del hospital suele haber enfermeras a montones (por lo que son los únicos niveles del hospital que valen la pena), y el resto de los niveles se caracteriza por tener distintas clases de máquina tétricas que sirven desde para medir el peso de una persona, yendo por máquinas de rayos X, hasta llegar a máquinas que sirven para quién sabe qué, pero que se usan realmente para ver el cerebro de la gente (sí una buena sierra).

[editar] Ver también

Herramientas personales