Hucha

De Inciclopedia

Saltar a: navegación, buscar
Hucha-tia.jpg
Cita3.png¡Yo creía que era para meter dinero... yo no... (PLAF!!!) Bueno, pero ha merecido la penaCita4.png
Don Quijote cuando se agachó Dulcinea a recoger su pañuelo

La hucha es un fenómeno extendido mundialmente, de la misma manera que la raya de canela, y consiste en la aparición de una rajita como para introducir monedas en el culo de alguien. Sus principales detonantes son la ausencia del cinturón de seguridad, los pantalones "baggys" o caídos, y sentarse en una escalera para atarse los cordones.

La visión parcial o total de esta hucha, puede causar graves consecuencias en los humanos. Si la hucha es femenina y existe un número considerable de hombres alrededor, alguno de ellos podría caer en la tentación de introducir dinero en ella, con el consiguiente enfado de la susodicha dama. Normalmente, si no es tu novia la que presenta esta rajita y tú metes dinero, te llevas la popular ostia o tollina, que te mantendrá la cara calentita un buen rato.

[editar] Situaciones en que puede aparecer

Hucha141.jpg

Hucha en los San Fermines

  • Salida del colegio: Las colegialas, como todos sabemos, son un especímen que lleva puesta la falda de manera permanente 24 horas. Y es normal que al salir del instituto o centro lectivo, saluden a sus amigas efusivamente, en ocasiones chocando unas contra otras y cayéndose los libros/cuadernos al suelo. Al agacharse para recogerlos, y al no llevar cinturón, podemos ver con frecuencia "huchas estudiantiles" de color blanquecino, que alegran la vista a mas de un colegial o viejo verde.
  • San fermines: En esta popular fiesta, las caídas son innumerables y las posiciones que adoptan los recortadores al caer son mas amplias que el catálogo del ikea y el kamasutra juntos. Por tanto, la diversidad de huchitas y rajas presentes en esta fiesta son uno de sus mayores atractivos.
  • Museos: La variedad de esculturas romanas y griegas desnudas que podemos encontrar en ellos, nos hacen dudar de si alguna de ellas está rellena de moneditas, por el evidente esmero que pusieron los creadores en recrear las huchas de estos seres. La mayoría son bastante duras y no dejan introducir dinero, pero con esfuerzo y con saliva siempre entrarán y podrás conservar tus ahorros en el Museo Nacional.

[editar] Diferencias con la hucha común

Hucha14.jpg

¿De qué tipo es esta hucha?

En algunos casos, debido al ostensible parecido entre ambas, es frecuente confundir una hucha natural o humana con una hucha artificial. Aquí hay unas sencillas reglas para reconocer a qué tipo pertenece la hucha que estás viendo, y librarte de la tollina mencionada anteriormente.

  • Color: Puedes saber rápidamente si la hucha que presencias es "no humana" si presenta colores estrambóticos, como verde, transparente o granito.
  • Cuerpo: Si la rajita va acompañada de un cuerpo de dimensiones asemejantes al tuyo, posiblemente se trate de una hucha humana. Aún así no podemos estar seguros al 100%, así que espera a ver si realiza algún tipo de movimiento como comprar el pan o quejarse de su hipoteca.
  • Pálpala: El mundo es para los valientes. Si aún así sigues teniendo dudas, tócala un ratito y comprueba sus cualidades. Si está dura y fría, no respira y por debajo tiene un agujero para sacar el dinero en caso de urgencias, seguramente será artificial. Por el contrario, si está calentita y blanda, o incluso tiene pelos, no dudes que será la hucha de alguien, y tampoco dudes que ese chichón que tienes en la cabeza es del porrazo que acaba de darte por andar tocándole el culo.
Herramientas personales