Humphrey Bogart

De Inciclopedia

Saltar a: navegación, buscar
Wikilogo botante.gif Para los interesados en la versión
menos seria y verídica, Wikipedia
tiene un artículo sobre:
Humphrey Bogart
Cita3.pngSiempre nos quedará el hachísCita4.png
Humphrey Bogart a Ingrid Bergman
Cita3.pngTenía una cabeza sobresalienteCita4.png
Cita3.png¿Dónde está mi whisky?Cita4.png
Bogie en la barra del bar
Humphrey Bogart
BanderaEstados Unidos.png
Bogart-caricatura.gif
Su vida
Sobrenombres Bogie
Cabezón de la Sal
Fecha de nacimiento El día sin alcohol
Fecha de defunción Bogie nunca morirá
Cónyuges Innumerables
Premios -Oscar (La Reina de África)
-Alcohólicos anónimos (dos semanas sin beber)
-Una piruleta en el colegio por hacer bien un dibujo

Humphrey Bogart (también conocido como Bogie o Cabezón de la Sal) fue un actor de cine de los años dorados de Hollywood. Sin embargo, su historia todavía forma parte de los misterios de la humanidad: ¿cómo pudo un hombre bajito, feo, cabezón, de voz nasal y cara de pena convertirse en el icono del tipo duro? Nadie hasta ahora se lo explica, sobre todo si tenemos en cuenta que Humphrey Bogart era el típico niño al que todos pegaban en el colegio.

[editar] Nacimiento e infancia

Cita3.pngMis compañeros me pegabanCita4.png
Humphrey Bogart en exclusiva para el programa de Ana Rosa

Hijo de una botella de whisky y de un drag-queen, cuando Humphrey Bogart nació, su madre se había desmayado. Todavía se desconocen las razones, aunque se barajan varias posibilidades. La primera, que la enorme cabeza de la criaturita le provocase un estado de shock a su madre; la segunda, que su madre hubiese bebido más de la cuenta, como solía hacer durante el embarazo; la tercera, que su madre pensase que había dado a luz a un monstruo extraterrenal. Estas teorías explicarían muchas cosas, y es esa la razón por la que muchos creen que se dieron al mismo tiempo. La primera teoría explicaría el porqué sus padres le pusieron un nombre tan horrible, a modo de castigo (llamarse Humphrey en inglés era como llamarse Nicanor o Cojoncio). La segunda, su dipsomanía congénita. Y la tercera no explicaría nada en absoluto, pero es la más probable.

Así pues, el pequeño y cabezón Humphrey empezó a ir a la escuela. Pero su cabeza era continuo motivo de burla y sus compañeros le robaban el almuerzo y le pegaban collejas, metiéndose después por estrechos callejones por los que el pequeño Humphrey no podía entrar por culpa de su inmensa cabeza. Cada noche llegaba a casa llorando, pero su madre (la botella de whisky) le pegaba más todavía. Un día, el pequeño Humphrey tuvo una idea maravillosa: al ver que su madre le pegaba con mucha fuerza (más que sus compañeros) decidió beberse a su madre. Así pues, una mañana antes de salir de casa, agarró por banda a su madre y se la bebió de un trago. Dicen que lo encontraron tirado a la puerta de casa, echando espumarajos por la boca.

A su padre le retiraron la custodia (su madre había sido consumida hasta la última gota) y le dieron veinte azotes como escarmiento. Pero el pobre Humphrey empezó aquel día algo que ya nunca pudo dejar: su afición por la bebida.

[editar] Sus primeros papeles

Papel-fumar.jpg

Este fue el primer papel de Bogart (a la izquierda), hoy conservado en un museo junto a una réplica de su posible uso (a la derecha).

Los primeros papeles del joven Humphrey no fueron en Broadway, sino en el portal de casa: sus amigos (todos ellos bastante feos) le pasaron una china y papeles para hacerse un porro. Más tarde, cuando le entrevistaron sobre sus primeros papeles, aseguraría que eran de una calidad extraordinaria: "papel de arroz", aseguró. Sin embargo, nunca se enganchó a los porros como lo hizo con el alcohol. Todas las noches salía de botellón, donde algunos de sus antiguos compañeros del colegio todavía le daban collejas.

Una de esas noches de botellón, cuando llevaba encima un pedal sobrehumano, vomitó sobre el capó del coche de un magnate de Hollywood. Este magnate tenía entre manos un proyecto de bajo presupuesto al que le faltaba un actor: alguien que hiciese de borracho. Ningún actor famoso se había prestado a hacerlo, pues el papel incluía vejaciones tales como fregar todas las noches el plató o tragar con las broncas del director. El joven Humphrey, que desde que le quitaron a sus padres se había convertido en un niño díscolo, vio una oportunidad de sanar sus errores y aceptó el papel. Por supuesto, su papel (que se reducía a una frase de borracho que no se entendía) pasó totalmente desapercibido para el público y la crítica; pero el director quedó agradado con el chico y decidió contratarle en más películas, aunque en alguna de ellas ni siquiera actuaba.

Poco a poco fue participando en películas de bajo presupuesto hasta que un día, en una fiesta de disfraces, Humphrey se vistió de gángster. Por supuesto, cogió otra histórica borrachera, pero en aquella fiesta había un director de Hollywood, un hombre bajito y vestido de Geyperman, al que encandiló la imagen de un gángster borracho. Desde entonces, comenzaron las películas de gángsters, todas ellas interpretadas por un Humphrey Bogart bebedor y fumador.

[editar] Sus grandes obras

Dragqueen.jpg

Bogart en el papel que le dio el Oscar de la Academia.

Como bien es sabido, Humphrey Bogart interpretó (y aún sigue interpretando) todas las películas de gangsters. Es más, según la Asociación Internacional de Críticos de Cine (AICC), una película sólo es de gangsters si en ella actúa Bogart (además de otros requisitos que pueden verse en este enlace). En ese mismo enlace pueden verse las grandes películas protagonizadas por Humphrey Bogart.

Sin embargo, al final de su vida decidió que quería salir del encasillamiento al que le habían sometido las grandes productoras. Es por ello que el director bajito vestido de Geyperman se enfadó con él y le retiró la palabra. Éstas son las películas no-de-gangsters que Humphrey Bogart interpretó:

  • La Reina de África: Humphrey interpretaba el papel de un drag-queen que se liaba con Katharine Hepburn. Esta interpretación le valió a Humphrey su único Oscar de la Academia. La misma Hepburn afirmó de aquella interpretación: "no me lo puedo creer, es como si lo llevase en la sangre". Él mismo aseguró en el making off del DVD: "ha sido para mí una experiencia religiosa única, entrañable, pues ha sido como reencarnar a mi padre".
  • Sabrina: esta película fue calificada como X en su momento (y aún sólo se encuentra en videoclubs de dudosa reputación), pues el argumento de esta película es el de un trío de dos hombres y una mujer. En ella, Humphrey actuó junto a Audrey Hepburn, y dicen que al terminar el rodaje exclamó algo así como "¡Diosss! ¿Dónde están el resto de Hepburns?".

Tras el fracaso taquillero de ambas películas, Bogart entró en una terrible depresión y se recluyó en su casa de Los Ángeles a beber y a fumar, muriendo poco tiempo después. Esta muerte prematura provocó la risa malvada del director bajito vestido de Geyperman. Son muchas las últimas frases atribuidas a Humphrey Bogart antes de morir, como "nunca debí acostarme con la horrible vecina del quinto", "quiero un vaso de whisky" o "me muero".

[editar] Filmografía selecta

Aparte de la ya mencionada en este artículo y en el artículo Cine negro:

  • Alguien bebió de mi litrona (1935), su primera película.
  • Veo, veo: veo doble (1936)
  • Un tranvía llamado alcohol (1951)
  • El borracho, el feo y el cabezón (1966). En esta película consiguió algo inaudito: interpretar a los tres protagonistas él mismo.
  • Beer Fiction (1994), para la que usaron fotogramas de películas antiguas.

[editar] Enlaces bogartianos

Herramientas personales