FANDOM


Cita3Persona con pensamiento diferente y bastante lento, no idiota. Igual yo tampoco sé nadaCita4
Sócrates tratando de defender a los ignorantes.
Cita3Solo sé que no sé nadaCita4
Sócrates tratando de crear un oso libro que se cagará basará en la humanidad.
Cita3¿Me llaman?Cita4
Quico sobre este artículo.


IDIOTA

Un ejemplo de los numerosos esfuerzos de la humanidad por erradicar el idiotismo.

La idiotez es el estado del retraso mental más agudo (o grave como le quieran decir, el caso es que es el más grande). Es completamente incurable. Ni siquiera nuestro maravilloso doctor Leandro Gao puede curarla. Los idiotas se distinguen del resto de las personas por algunas características específicas que trataremos en este artículo.

Características generalesEditar

Mr. Gumby

Retrato robot de un idiota genérico.

Los idiotas son un grupo definido, aunque la línea que separa al idiota en toda forma del menso o baboso genérico puede volverse difícil de distinguir muchas veces. Normalmente los idiotas no son autosuficientes, aunque han existido casos muy raros en el que el paciente logra obtener un trabajo, una familia y, por qué no, hasta postularse para presidente. Sin embargo, la mayoría de las veces se quedan confinados el resto de sus vidas en las casas de sus padres chupándoles la poca cordura que les queda y siendo unos zanganos de la sociedad que son alimentados por los excrementos de esta misma, incluso viven allí después de que ellos fallecen, pues piensan que "están dormiditos", aunque ya apesten como coladera destapada. Casi nunca alcanzan un grado de inteligencia suficiente como para vestirse y alimentarse por sí solos. Es más, nunca logran hacer nada por sí solos, siempre le piden ayuda a su familia, aunque lleven más de 3 años "dormiditos".

El idiota en la escuelaEditar

La vida del idiota no es distinta de la de un bebé en sus primeros años de vida. Al igual que todos los bebés comunes y corrientes realiza el trinomio de acciones CLC (Comer, Llorar y Cagar) típica de un infante de su edad. Mas cuando el paciente entra a la actividad escolar comienzan a presentarse conductas atípicas.

Jardín de NiñosEditar

A esta edad el niño comienza a relacionarse con otros en el ámbito escolar. Los primeros días los pasará como si nada ya que no comprende que carajos está haciendo allí, mientras los demás niños se la pasan llorando por no ver a sus progenitores, él empieza a disfrutar del ambiente de la escuela (metiéndose todo lo que esté a su alcance a la boca y así averiguar si se come). Eventualmente el niño desarrolla serias enfermedades por este tipo de costumbres (diarrea, SIDA, herpes, sífilis e indigestión) que obligan a su familia a llevarlo al hospital.

Allí se la pasa cometiendo una enorme cantidad de estupideces, que van desde comerse el palito del doctor (el de madera, no piense mal) a inyectarle los desechos tóxicos a un pobre ancianito que compartía el dormitorio de pacientes con él. 
2018-10-20 (8)

El primer idiota en inciclopedia

Después de una atípica estancia en el hospital; el niño completamente recuperado retorna a la escuela, donde sus compañeros le dan la bienvenida con una paliza fiesta en su honor (casi siempre por sentirse culpables de su enfermedad al darle de comer la basura acumulada en la coladera).

Después de unos buenos tres años, la enfermedad ya está casi perfectamente desarrollada, aunque falta poco tiempo para que aparezcan los síntomas más preocupantes.

PrimariaEditar

Después de la primera infancia y el jardín de niños, comienza una etapa completamente diferente en la vida del idiota: la Primaria.

En esta época de la vida el idiota comienza una interminable carrera hacia su propia autodestrucción, caracterizada por que cada día que pasa, hace cosas cada vez más ridículas y poco confiables.

Las conductas que se manifiestan a esta edad son:

  • Hurgarse la nariz.
  • Comerse sus crayones.
  • Escribir las letras al revés.
  • Hablar de algo y que al momento siguiente no se acuerde de qué.
  • Tener momentos de inactividad muy prolongados (no confundir con trance).
  • Babear.
  • Decir cosas inapropiadas en momentos y lugares inapropiados.
  • Rayar las paredes con garabatos (no confundir con Picasso).
  • Destruir sus juguetes sin motivo aparente.
  • Chuparse el dedo aún despierto.
  • Comerse sus libros.
  • Cagarse en tu puta madre sin motivo.


Algunas pueden ser confundidas con comportamientos normales de un niño, pero otras son verdaderamente perturbadoras.

Su cerebro se comienza a atrofiar a ritmo acelerado a partir de los siete años. Justo entonces, los padres consideran que ya puede regresarse solo a casa. Que pésima idea. Cada vez que el idiota lo intenta, acaba perdiéndose durante varios días (sí, aunque su casa esté enfrente de la escuela).

Secundaria y bachilleratoEditar

Antes de comenzar esta sección, se advierte que para esta altura la mayoría de los que sufren esta enfermedad ya están muertos, perdidos, en estado vegetativo o se volvieron narcos; por lo que no continúan estudiando. Los pocos idiotas que pasan a la secundaria (suerte, suerte y sobornos) tienen un nuevo síntoma que se manifiesta a esta edad: el deseo sexual.

Esta sensación se da tanto con mujeres, hombres y otros idiotas (sin discriminación de género en su misma condición). Es en esta etapa cuando se cometen muchas equivocaciones relacionadas con el sexo. (Ver Accidentes Relacionados con Sexo)

Entre tales accidentes se pueden dar escenarios como:

  • Embarazos.
  • Contagio de VIH y otras enfermedades de transmisión sexual.
  • Fractura de pene.
  • Ladillas crónicas.
  • Gonorrea.
  • Mal sabor de boca (ya saben a que me refiero)
  • Lesiones varias.

Normalmente acaban asesinados por los padres de su novia al enterarse de que la embarazaron (y no comprenden como su niñita se le entregó a tremendo imbécil).

Aquí termina la sección del Idiota en la Escuela.

Seguro se preguntan por que ya no se trata la universidad... Sencillo, es absolutamente imposible que un idiota pase a la universidad. (A menos claro que halla un soborno de por medio). En todo caso, ya no tiene caso (el artículo sería en extremo largo y corre el peligro de ser enviado a la hoguera) y acabaría siendo lo mismo.

Otros aspectos de la vida del idiotaEditar

Faceplat

Clásico ejemplo de un idiota intentando hacer lo que no puede.

Como se menciona anteriormente, el idiota difícilmente consigue empleo y familia. Pero aun así hay cosas dignas de relatarse, que no están involucrados con la vida escolar del infectado.

Seguramente muchos frikis quisieran vivir esta vida plena y sin limitaciones. (vamos, tú y yo sabemos que ellos no tienen ningún tipo de vida).

Cabe destacar que los idiotas teóricamente si pueden sostener relaciones sexuales, aunque, si para ti, que estás normal y sano (bueno, eso creo) es difícil, imagínate para ellos.

El Idiota en la cultura popularEditar

Artículo principal: Posmodernismo

La mayoría de los programas (no importa de dónde vengan o si son de caricatura o serie) tienen un idiota, que siempre es el rechazado, el inoportuno, al que siempre se lo cargan. Pero qué se le puede hacer: "Si da risa, jódanlo". Por otro en el mundo moderno (especialmente en occidente) a la idiotez se le rinde culto casi como si fuera religión. En la radio pasan casi sólo pop, reggaeton u otras pocas cosas y casi nada más. Mientras que en la TV abundan los realitys protagonizados por idiotas que son extremadamente populares y reverenciados. La internet no se salva con hashtags ridículos que se vuelven tendencia, youtubers idiotas que reciben montones de reproducciones y noticias falsas o cadenas. El mayor exponente del fenómeno es Estados Unidos que se refleja hasta en su presidente.

Por si esto no fuera lo suficientemente complicado, existen idiotas que intentan disfrazar su condición bajo una pantalla de arrogancia, esnobismo y falsa inteligencia, los hípsters. Que se presentan como enemigos del culto a la idiotez de la sociedad actual, pero como los demás también son estúpidos, terminan alabándolos y respetándolos. Algo parecido sucede con los chairos/mamertos/SJW's.

Idiotas célebresEditar

Donald Trump

Donald Trump. Uno de los mas grandes exponentes de esta enfermedad

Sí, aunque no lo creas el idiota tiene mejores iguales posibilidades de ser famoso que tú. Muchísimas personalidades respetadas y temidas (por lo mismo de la creencia de que el idiotismo es contagioso y no es cierto: es muy contagioso, ¡corre!) del mundo del espectáculo, la política y otros aspectos son idiotas. La mayor parte de ellos vienen de la universidad, la televisión, las redes sociales y Youtube.

Como se puede apreciar, el idiotismo es una enfermedad que se ha mantenido en secreto con más o menos éxito (eso depende de cuantos voltios reciba cómo sea educado el idiota en sociedad) y los idiotas ya tienen el poder del universo (y no, no necesitaron una enorme conspiración para lograrlo).

¡VUÉLVETE ESTÚPIDO!Editar