Illo

De Inciclopedia

Saltar a: navegación, buscar
Apto para extranjeros ARTÍCULO APTO PARA EXTRANJEROS
Este artículo trata de un tema local de España,
pero para entenderlo no hace falta tramitar la visa.
Si lo va a editar, por favor, asegúrese de que se mantenga así.

El Illo es una de las variantes más extendidas del español de España. Hablado fundamentalmente en la parte sur (es decir, desde Madrid todo para abajo) se separó de su lengua madre a una edad muy temprana y desde entonces, como buen hijo descarriado, se ha dedicado a desarrollar características distintivas que lo convierten en un verdadero tormento para los oídos no acostumbrados a descifrar pronunciaciones guturales.

[editar] Nacimiento y expansión

Illo-geo

En verde se pueden apreciar las principales zonas Illoparlantes de España.

Los orígenes del Illo se pierden en la legendaria Noche de los Tiempos. Se cuenta que, en algún momento de la Edad Media, un puñado de monjes que vivían en un monasterio se fijaron en que la gente que iba a misa no se enteraba de la mitad, lo cual hacía muy difícil que mantuviesen el ritmo cantando. Hartos de escuchar cacofonías, decidieron investigar y descubrieron que se habían quedado anticuados: ellos hablaban en latín, pero entre el pueblo llano aquella lengua había pasado de moda y ahora hacía furor un nuevo idioma, al que nadie se había molestado en ponerle nombre.

Decididos a actualizarse, los monjes emplearon los siguientes 50 años de su vida (en aquella época los monjes gozaban de muy buena salud, vivían al aire libre, comían sano y hacían deporte) en mezclarse con el pueblo y elaborar la primera Biblia en lengua llana, a la que en un alarde de originalidad bautizaron como "Castellano" (porque se hablaba en Castilla) o "Español" (porque se hablaba en España). La Biblia fue un best-seller de la época, y los monjes, animados por el éxito, decidieron abrir la primera academia de idiomas de la historia, para extender por el mundo la recién nacida lengua.

Un buen día llegó al monasterio un regimiento de soldados con turbante. Por señas explicaron a los monjes que acababan de llegar de una tierra muy lejana y no dominaban el idioma, por lo que deseaban apuntarse al "curso express". Como traían bolsas llenas de oro (y espadas muy afiladas) los monjes aceptaron sin pensarlo dos veces. Durante dos semanas, los recién llegados se partieron la cabeza con verbos, adverbios, sustantivos y pronombres, hasta que una tarde, el jefe de los musulmanes solicitó una entrevista con el abad.

Cita1Jefe: ¿Se puee? Abad: Adelante, hijo, pasa. ¿Qué le trae por aquí?
Jefe: Poh' que ya'moh aprendío to'l ehpaño que queríamo, y que noh tenemoh que í.
Abad: ¿ES muy urgente? Aún no han acabado el cursillo.
Jefe: Si señó, eh que ma mandao llamá mi primo Abderramán, que tie unoh problemiyas con unoh sordaos alla por er sú, y le tenemoh que ayudá. Uhté dígame cuanto le debemoh.
Abad: Está bien... pero este monasterio no se hace responsable de las consecuenciasCita2

— Cronista anónimo

Algún tiempo más tarde, aquellas tropas que hablaban español enseñaron a otros correligionarios en el tiempo libre entre conquista y conquista. Y conquistando, conquistando, llegaron a fundar un reino que abarcaba más de media península. Siglos después, los Reyes Católicos convencieron a Abderramán y sus compañeros de que debían irse a buscar tierras más fértiles y lejanas y dejarles a ellos el gobierno de sus territorios, cosa que los musulmanes hicieron de mala gana. Sin embargo, tras tantos años de hablar el nuevo lenguaje, éste se había asentado, se había convertido en un lenguaje viejo y con canas y había sido bautizado como Illo (del latín "In Illo tempore" expresión que hace referencia a lo bonito que era todo cuando gobernaba Abderramán).

[editar] Gramática

Megafono2

Si no puede alcanzar el volumen necesario, tal vez le interese adquirir un buen megáfono.

Se especula que en sus orígenes, la gramática del illo era prácticamente indistinguible de la del español corriente. Sin embargo, esta teoría no ha podido ser probada, pues los especialistas aún no han conseguido encontrar el parecido entre la una y la otra.

La gramática del illo se caracteriza por tres rasgos fundamentales: la gran abundancia de vocales, la desaparición de cualquier consonante tan imprudente como para situarse a final de palabra, y especialmente, por el volumen (dos o más veces superior al habitual).

Observémoslo con un ejemplo. Esta sencilla conversación:

Pepe: ¿Hacia dónde vas?
Paco: Me voy a mi casa.

Se traduciría al illo como:

Pepe:¡Illoooo!, ¿¿¿¿p'ande vaaaaaah????
Paco:¡Illooooo! ¡¡pa mi kelii!!

Observese la gran economía de palabras propia de un hablante experimentado de Illo, así como el especial énfasis en las vocales (lo que ayuda a que el mensaje se escuche mejor y más lejos, ahorrando en esfuerzo y teléfono).

Hay estudiosos que afirman que tener un chicle en la boca y hacer globos sin parar mientras se habla ayuda a mejorar la pronunciación Illesca. Asimismo, es muy importante el gesticular de forma ostentosa para reforzar el mensaje y ayudar a que el interocutor lo entienda, por sordo que esté.

[editar] Ortografía

A partir de la aparición del Illo, surgió una corriente a 220 voltios que se empeñaba en crear un Diccionario Enciclopédico, a imagen de la Enciclopedia Francesa de Diderot y D'Alembert, que recogiese la esencia más pura de la lengua Illa. La idea no llegó a prosperar, por desavenencias entre los que preferían el nombre más vulgar de "Dirzionario" y los defensores de su forma culta, "Insiclopedia", pero sí se llegó a un acuerdo sobre la definición de los rasgos básicos del Illo, que reproducimos a continuación:

Piercing

Esto no es imprescindible para hablar Illo, pero sí que es una gran ayuda a la pronunciación.

  • La h muda es el comodín universal. Toda consonante puede ser sustituída por una h muda, sin perjuicio del significado de la palabra.
  • Toda palabra termina en vocal (o, en su defecto, en h muda).
  • Nuestra lengua tiene unos preciosos pronombres que indican si algo es singular o plural. Por lo tanto, no necesitamos una s al final que nos lo vuelva a repetir; en su lugar, colocaremos una h. Asimismo, toda d en medio de una palabra es un estorbo innecesario que puede suprimirse sin contemplaciones.
Forma neutra: ¿Has ido a por los pescados?
Forma Illo: ¿Hah io a poh loh pehcaoh?
  • Toda /j/ a principio o mitad de palabra sobra.
Forma neutra: José, ponte el jersey que te vas a congelar.
Forma Illo: Hose, ponte er hersey que te vah a conhelá.
  • Pararse a separar las /s/ de las /c/ o /z/ es una tarea pesada e innecesaria. Por ello, el hablante de Illo podrá escoger una de las dos letras y emplearla en cualquier momento para sustituír a la otra.
Forma neutra: Zaragoza es una ciudad hermosa y centenaria.
Forma Illo (versión z): Zaragoza eh una ziudá hermoza y zentenaria.
Forma Illo (versión s): Saragosa eh una siudá hermosa y sentenaria.
  • "Me he" "Se ha" son prolongaciones inútiles de los verbos. En su lugar, se deben emplear las formas contraídas: "Ma" "Sa".
Forma neutra: Se me ha caído al suelo y se ha roto.
Forma Illo: Se ma caío ar suelo y sa roto.
  • La posición de las letras dentro de una palabra se puede intercambiar sin que ello afecte a su significado en lo más mínimo.
Forma neutra: Me he tomado las pastillas para el estómago porque me han sentado mal las croquetas.
Forma Illo: Ma tomao lah pahtilla pal setómago porque man sentao mal las cocretas.
  • Dos vocales nunca pueden ir juntas; cuando esto ocurra, inevitablemente una saldrá victoriosa y la otra será eliminada sin piedad, generalmente arrastrando al resto de letras de su sílaba en su caída.
Forma neutra: Vamos a casa de Andrés.
Forma Illo: Vam'an ca'ndré.

[editar] Reflejo del Illo en la cultura popular

Jessi

Ciudadana comprometida mostrando su total apoyo a la lengua Illa.

Injustamente despreciado durante siglos por los hablantes de español neutro, el Illo ha permanecido apartado históricamente de la literatura, siendo escasas las obras conservadas en la actualidad. La obra más popular escrita en Illo ha sido el "Romansero Hitano" del poeta granadino García Lorca, en la que el autor exalta la pureza del lenguaje Illo a través de descripciones de los habitantes de su tierra natal. El segundo puesto en popularidad se lo disputan las "Novela Ehemplare" de Cervantes, escritas en Illo carcelario (aprovechando unas largas vacaciones de su autor) y las "Mil Mehore forma de hasé gahpasho" obra cumbre del cocinero Luis Pérez e indispensable en cualquier cocina Illa moderna.

Cita3Esoh kanih con lah manoh n'er aire ¡eh!Cita4
— Haze (rapero sevillano) defendiendo la cultura Illa.

Diferente ha sido la cuestión en el ámbito musical, donde tradicionalmente el Illo ha estado representado y difundido por los cantaores de flamenco; a éste género tradicional se ha sumado en los últimos años el hip-hop de fabricación patria, cuya profundidad literaria lo ha convertido en el principal foco de cultura cani por derecho propio.

[editar] El Illo en el mundo

Carlosv

Illo, hay que vé lo que pesa er palitroque ehte...

Históricamente, el Illo vive su momento de gloria durante el siglo XVII, coincidiendo con los viajes de los colonizadores españoles a América. Aunque estos colonizadores eran en su mayoría señores finos y despreciaban el Illo por considerarlo habla vulgar del pueblo llano, con ellos solían viajar marineros, soldados y grumetes Illohablantes, que una vez llegados al Nuevo Continente se dedicaban a difundir las virtudes de la s arrastrada o la z susurrante entre los nativos de la zona (especialmente entre las nativas).

Con el paso del tiempo los españoles se retiraron pacíficamente pero el Illo se negó a marcharse; mezclándose con las lenguas nativas (como sus portadores) fue multiplicándose y extendiéndose por toda Hispanoamérica. Hoy en día, multitud de parientes lejanos del Illo salpican las lenguas de medio mundo; algunos estudiosos malintencionados apuntan a esto como la causa de que George Bush hable tan mal el español.

[editar] Eshale un vihtaso, miarma


Jamon Artículo Español Destacado

Este artículo ha sido destacado en la Portada Española por el pueblo.
Por lo tanto, se trata de un artículo de Pata Negra, rico rico, y con fundamento.

Herramientas personales
Otros idiomas