Incijuegos:El Señor de los Anillos: el juego de rol/1012

De Inciclopedia

Saltar a: navegación, buscar

< Portada de Incijuegos < Inicio de «El Señor de los Anillos: el juego de rol»



Investigando en una casa de mujeres de saludables costumbres...

Tras despedirte de tus compañeros con la disculpa de visitar a unos parientes, te diriges orgulloso con tu bolsa de dinero buscando el Barrio Rojo de la ciudad de Tharbad, famosa en toda la zona noroeste de la Tierra Media.

Caminas despreocupado calculando con cuantas prostitutas te lo vas a montar cuando inesperadamente notas que un sujeto encapuchado te está siguiendo. Te detienes en un puesto callejero a comprar unos rábanos dulces cuando sacas un 12 en percepción y te das cuenta de que en realidad lo que te perseguía era un troll de cuatro metros de alto. Te detienes y le miras fijamente durante unos segundos cuando de forma milagrosa comienzas a correr calle abajo. Sólo eres capaz de escucharle gritar «¡HOYGA SEÑOR! ¡Se le ha caido esta bolsa llena de monedas de oro!» al escuchar esas palabras mágicas decides volver avergonzado para recoger lo que es tuyo y te despides del buen samaritano con un sencillo gracias. Entras alegremente en una casa de señoritas. Al cabo de un rato una serie de mujeres se te presentan, una enana (o eso se supone que es), una elfa sindarin, dos mujeres del lejano Harad del sur y tres gondorianas recién llegadas. Tras sopesarlo un rato decides contratar a las siete y te diriges a una habitación privada. Justo en ese instante te fijas en que una de las gondorianas tiene un tatuaje de un cisne negro en hombro izquierdo, cambias de idea y te quedas con la enana y con esa mujer enigmática.

Al entrar en la habitación acompañado de las dos mujeres le preguntas a la enana si la barba es de verdad, ella te pide que lo compruebes, indudablemente es la barba más suave y bien cuidada que has visto en tu vida. Ante esta nueva experiencia que apuntar en tu diario le pides que haga un striptease mientras conversas con la mujer del tatuaje.

Dime, ¿cual es tu nombre?- le preguntas.
Ella solo entorna los ojos y ladea la cabeza mostrándose su hermoso cuello fruto de horas de gimnasio.
Bien, sino me lo quieres decir lo entenderé, pero te daré cinco monedas de oro si sólo me dices que sabes sobre una sociedad llamada El Cisne Negro.
Ella te mira sorprendida echa un fugaz vistazo a su tatuaje. Levanta la vista y ves como dos lagrimones recorren sus sonrosadas mejillas.
Lo siento— murmura —es tu aliento a ajo, me recuerda mi niñez en Rumanía. Te diré lo que quieras, pero será mejor que nos quedemos solos.
¿Pero cómo pueden ser tan peludas las mujeres enanas? Ahora entiendo porque está disminuyendo su población. ¿Qué? ¡Ah! Sí, como no. Presunta señora enana, vístase y déjenos solos.

La enana te mira con descaro mientras abandona la estancia, en ese momento la mujer te observa fijamente y te dice:
¡Mierda! Creo que se me ha caído una lentilla, bah, no importa. La verdad es que este tatuaje es una representación de mi lealtad a la orden del Cisne Pardo...
Negro— corriges.
..negro.— repite ella —Es que con los años el color del tatuaje se ha ido perdiendo. Esta sociedad secreta lucha contra los secuaces del Señor Oscuro desde hace milenios, sus miembros son escogidos entre los mejores de los mejores. Su principal misión es sabotear todos los planes de conquistar el mundo por parte de Sauron.
Preciosa, ¿puedes esperar un momento querida?
Claro— contesta a la vez que se levanta y comienza a preparar dos copas.


  • Decides interrogar al Director de Juego. (Pulsa aquí)
  • Te da igual la historia, te tomas la copa, vas al tema y te vuelves a reunir con tus compañeros. (Pulsa aquí)
Herramientas personales