Incijuegos:El Señor de los Anillos: el juego de rol/El escote

De Inciclopedia

Saltar a: navegación, buscar

< Portada de Incijuegos < Inicio de «El Señor de los Anillos: el juego de rol»



En una oscura taberna...

Palomino.jpg

Enthil con el traje de ligar.

Mecawen te descubre y realiza un rápido encantamiento, un pene flácido brota de tu frente. Al observar esto, Lehendakari sufre un ataque de risa y cae de la silla, momento que aprovechas para sacar la espada. En fracciones de segundos el enano haciendo honor a su raza saca un hacha que llevaba escondido en su tobillo y desvía la mortal hoja de la espada, fabricada en los Altos Hornos de Gondolin. Justo en el instante en que ibas a golpear de nuevo, unas gotitas de pis entran en tu ojo izquierdo haciéndote perder la concentración y dejándote aturdido dos asaltos, momento que aprovecha tu contrincante para golpear tu estómago desnudo a la vez que grita «Lo ves idiota, esta es la razón por la que los enanos no nos quitamos la armadura ni para ir a cagar».

Mientras agonizas de dolor en el suelo intentando recuperarte de la pérdida de 10 puntos de vida, Mecawen retira el hechizo y un hombre, al que no habías prestado atención anteriormente, se os acerca y os pregunta si sois mercenarios. «Por supuesto y de los que cobran por adelantado», contestais los cuatro a la unísono (en este momento recuerdas que Mohamed también es miembro del grupo). «Estupendo. Estupendo. Escuchad entonces la historia que os tengo que contar». ¿Qué decides hacer?


  • Pasas de la historia y prefieres contar los pelos de tus nudillos. (Pulsa aquí)
  • Encuentras ligeramente familiar el rostro del desconocido y decides prestar atención a la historia mientras te colocas en tus orejones los cascos de tu nuevo iPod. (Pulsa aquí)
Herramientas personales