Incijuegos:El Señor de los Anillos:el juego de rol 2/089

De Inciclopedia

Saltar a: navegación, buscar

< Portada de Incijuegos < Inicio de «El Señor de los Anillos:el juego de rol 2»



El encuentro...

Navegamos varias semanas en las que incrementé unos 30 Puntos de Experiencia gracias a las horas perdidas jugando a las cartas. El Director de Juego nos hizo tirar Encuentros la vigésima noche de viaje para saber con que nos cruzaríamos. ¡96!, el DJ esbozó una risa macabra mientras examinaba la Tabla de Encuentros en Mares Sexis. «Tira una Perecepción —me dijo enigmáticamente—. A ver como lo ves». Arrojé los dados y obtuve un mediocre 43, escuche unos ruidos sospechosos en cubierta pero no le presté mucha atención, pero al cabo de unos minutos un aullido ensordecedor hizo que se me callera la Playelfo de la mano y tomé mis armas raudo y acudí a cubierta, por supuesto con cautela. En el camino me encontré con Mecawen (estaba muy callada por lo que suspuse que se estaría concentrando en un hechizo) y Lehendakari (sujetaba dos hachas bastante grandes).

Mientras subíamos cautamente los últimos tramos de la escalera, me di cuanta para mi horror que era el que iba primero, titubee unos segundos pero me dije «si sobreviví a un ataque de orcas amazonas estaré preparado para cualquier cosa». Lo primero que vi fue el cadaver de uno de los marineros descuartizado, me coloqué rápidamente detrás de un barril a la espera de que fuera lo que fuese hiciese acto de presencia. Sin embargo el enano salió bramando insultos en khuzdul (que puta manía si ni Dios le entiende) y con la velocidad del rayo algo impacto contra su pecho y lo derribó. «¡KRAKEN! —gritó alguien— ¡Salvad vuestras almas!». Entonces fue cuando tomé la determinación de...


—... Esconderme en el barril, había sitio se sobra para ocultarme y a lo mejor la elfa se animaba a unirse a la fiesta.
—... Atacar con mi furia élfica.

Herramientas personales