Incijuegos:El Señor de los Anillos:el juego de rol 2/1789

De Inciclopedia

Saltar a: navegación, buscar

< Portada de Incijuegos < Inicio de «El Señor de los Anillos:el juego de rol 2»



El oceano es un vasto desierto azul...

Los piratas contienen la respiración mientras miran a los lados con un superticioso miedo, es bastante difícil ser emboscado en el oceano, pero cosas más raras se han visto. Además de que la isla en la que el barco está encallado está en teoría desierto. Los segundos se alargan como las babas de un camello y la tensión se podría cortar con una navaja suiza. El primero en hablar fue el propio Mill el Muerto.

Piratas luchando.jpg

La lucha pirata es una variante en la que los golpes bajos son de obligado propinamiento.


—Ja, ja, ja— rie nerviosamente el corpulento capitán—. ¡Idiotas! ¿No veis que todo es una patraña para evitar lo inevitable? Que no es otra cosa que esta noche dormirá con los preciosos peces de coral.
—¡Alto insensatos! El mapa tiene un hechizo de destrucción, si muero, no podreis saber como encontrar el tesoro— dices astutamente.
—¡Efo ef metira!— te contesta un pirata desdentado—. De todaf fofmas siempfe podemos amputafle las piefnas. Laf que llevo se están pudfiendo.
—Oh dios, Wally, cállate. Que desagradable eres, el elfo tiene razón, no podemos matarle, pero podemos meterlo en la celda hasta que encontremos el tesoro. Después ya le mataremos...
—¡No seas estúpidos! Sin mí, jamás encontrareis el lugar exacto, podreis remover toda la isla si quereis— contestas usando tu habilidad secundaría en Charlatanería —. Me necesitais para buscarlo, atadme si quereis, sólo pido a cambio mi vida. Pero necesito la ayuda de la elfa, es hechicera y sabe interpretar las runas del lugar donde está enterrado.
—¡Traedlos! ¡Nos vamos a tierra!— gritó Mill

Aprovechas el momento en que te bajaban del barril para cogerle la espada a un pirata. Ante el desconcierto general te encaminas hacia Mill dispuesto a matarle a traición. El intrépido capitán se da la vuelta en un agil movimiento y desenfunda su cimitarra dispuesto a abrirte en canal. Eres más rápido por lo que tiras los dados primero, ¡84! Soplas los dados y los arrojas encima de la mesa para obtener el resultado del crítico... ¡98! El pobre Mill observa incrédulo como tu espada se clava en su corazón produciendo un fallo general de su sistema nervioso y una lluvia de sangre baña a la tripulación. «Enhorabuena— te dice el Contramaestre—. Te has convertido en nuestro nuevo capitán. Por cierto, teníamos pendientes unas mejoras laborables».


FIN


Puntos de experiencia: 3500 por ideas, 40000 por envenenar los odios de tu audiencia y 500 por convertirte en el capitán de un navío. FELICIDADES , has alcanzado un nuevo nivel.

Herramientas personales