Incijuegos:La llamada de Cthulhu:El juego de rol/863

De Inciclopedia

Saltar a: navegación, buscar

< Portada de Incijuegos < Inicio de «La llamada de Cthulhu:El juego de rol»


Sin pelos en la lengua...

El señor O'Realy observa boquiabierto tu flácido pecho depilado (¿Es depilación o ya estoy viejo? Se pregunta tu anciana mente macabra al buscarle una solución que sea fácil de recordar a la ausencia de pelo). El ghoul deja caer las tazas y el tutú rosa que le quedaba tan mono se le escurre piernas abajo, dejando a la vista el pudor de la bestia. Repentinamente, un discreto, pero incómodo silencio empieza a recorrer toda la casa, desciende las escaleras, entra a la cocina, abre un armario y se come una porción de queso. Sientes el sudor caer por tu frente muy lentamente y te empiezas a sentir como un perfecto idiota, pero es común, a la mayoría de la gente le pasa. El señor O'Realy te observa como si nada hubiera pasado, suelta una pequeña risotada y sigue tomando su té, aunque ves una disimulada mueca de asco y ganas de vomitar, quién dice que no, en toda su cara.

El problema que te relata O'Realy acerca de su sobrino, es que el Necronomicón, si es leído de tal y tal manera, tiene el poder de los astros se alineen de algún que otro modo, y eso despertaría al Gran Sacerdote Cthulhu

—¿Qué?
— Cthulhu —te responde con una voz gutural imposible de pronunciar—, el sacerdote de las estrellas. Tiene forma de ballenato mezclado con sapo, pulpo y alitas de dragón.
— ¿Y cómo sabe eso?
— Porque la parte del libro que recuperé venía con ilustraciones. Ahora, sígame por favor.

Funny map.jpg

El mapa es... algo confuso

Lo sigues y empiezas a pensar en la remera de ositos de felpa que te había regalado tu mamá a los dos años. ¡Qué épocas fáciles! De repente el señor O'Realy se detiene frente a un mapa marrón, sucio y lleno de polvo blanco. Lo sacude y empiezas a soltar unos estornudos cual bombas atómicas. La mano del señor O'Realy señala un punto rojo en el mapa (que más que verse rojo se ve marrón, pero le dices que sí como método de autocomplacencia). Ese punto, es el lugar al cual debes ir a recuperar el escrito del Necronomicón antes de que los astros se alineen y el chico dé con la fórmula correcta, aunque eso iba a ser medio complicado por el momento. Tenía 385 formas distintas de leer el texto maldito. Y únicamente 386 son correctas.

[editar] ¿Qué haces?

  • Vas con el Ford T y la bestia tentacular, que misteriosamente resucitó (¿será la misma, tendrá rencor?) que te estaba esperando en el interior del auto hacia el punto rojo. Pulsa aquí
  • Aprovechas que al ghoul se le cayó el tutú y te lo pones a ver que tan sexi te ves. Pulsa aquí
Herramientas personales