Incijuegos:Life is Strange/08

De Inciclopedia

Saltar a: navegación, buscar

< Portada de Incijuegos

ESRB50px RP

Tomo mi cámara y enfoco la escena. ¿No debería mejor grabarla? Luego recuerdo que mi celular es tan antiguo y hipster que ni siquiera tiene cámara. Aprieto el botón y los dos, David y Kate quedan inmortalizados para siempre en mi cámara. Luego pienso que podría intervenir, pero me quedó ahí mirando como una pavota hasta que David se va dejando sola a una Kate a punto de llorar. Me le acerco.

-Hola, Kate, ví como David te acosaba y...-

-Oh, hola, Max, gracias por intervenir.-

-No, no intervení.-

-Ya lo sé, se llama sarcasmo.-

-Oh, está bien. Quería decirte que te tomé una foto mientras David te molestaba y... si quieres que te la pase sólo envíame un wassap.-

-Pero tu celular es tan viejo que ni siquiera tiene cámara de fotos.- m*erda, si Kate se burla de mí, es porque ya nadie me respeta. Por las dudas le meto una buena trompada y me marcho del lugar... pensándolo mejor, no tendría que haberme limitado a tomar una simple foto de lo sucedido, tal vez varias, un album entero pa'l face, pero ya está hecho, los dos ya se han marchado... ¿O tal vez no? Rebobino, brbrbrbrbrrrrrrbbrbrb hasta que David y Kate vuelven a estar discutiendo esta vez enfrente mío.

-¿¿De dónde has salido, Max?? ¡¿Hasta hace rato estábamos sólo nosotros dos aquí!!- reacciona David. Le pego una buena patada en la entrepierna y adelanto el tiempo para que todo esto quede en el olvido... hasta que me doy cuenta de que no puedo adelantar el tiempo :P Bueno, me refugio tras el muro y vuelvo a retroceder de nuevo el tiempo, hasta el principio de la discusión, que es lo máximo que puedo retroceder. La discusión se desarrolla de forma normal pero al irse David camina retorciéndose, por alguna extraña razón. Bueno, no puedo perder tiempo con Kate, de modo que continúo mi camino hasta el estacionamiento para devolver a Warren su pendrive con joyas tales como la trilogía entera de El Ciempiés Humano; Querida, encogí a los niños; Sprski Film, Mártires, y Amadeus. Además de música tal como la discografía completa de las Culisueltas.

Llego y encuentro... autos, que es en general lo que más a menudo se puede encontrar en un estacionamiento. Vaya, hay algunas matrículas muy chulas, ah, ahí veo a Warren, voy a devolverle su...

-¡HEY, COULFIELD!!-

-Oh, hola Nathan, ¿En qué puedo ayudarte??-

-Andas diciendo estupideces de mí por toda la escuela, ¿¡Qué es lo que sabes!?-

-Sé hacer origami, tocar la flauta dulce, hacer hamburguesas.- me toma bruscamente de las solapas.

-¡NO TE HAGAS LA IMBÉCIL, ALGUIEN LE CONTÓ A TODA LA ESCUELA QUE TOMO PASTILLAS AZULES, Y ME JUEGO QUE FUISTE TÚ!!-

-¡Ey, déjala en paz, imbécil!- interviene Warren. Que heroico, aunque no me gustaría estar en sus zapatos. ¡PUF, PAM, PIM! Una trompada tras otra, Nathan descarga toda la fuerza de sus puños sobre el pequeño y esmirriado Warren. -¡Max, huye!- pero no tengo a dónde huir. De repente una mugrienta camioneta frena a mis espaldas.

-¡Sube!- grita una chica con pelo de troll, ahora que recuerdo, es la misma que vi en el baño. Me subo y salimos pitando de ahí mientras el heroico Warren recibe la paliza de su vida. -Demonios, eso estuvo cerca.-

-Cierto, casi me atropellas.-

-Me refiero a lo de ese muchacho. Nathan, casi te da la paliza a tí.-

-¿A mí?-

-Por cierto, soy Cloe.-

-Encantada, soy Maxine Coulfield.-

-¿¡Maxine!? ¡¿Coulfield?!? ¡Eres mi amiga de la infancia, volviste de Seattle, hella!!-

-¡Es cierto, yo te conozco!!-

-¡Y yo también te conozco!-

-¡Éramos amigas cuando éramos chicas!-

-¡Es verdad!- nos quedamos calladas durante algunos segundos. No se me ocurre qué mas decir, y a ella tampoco.

-Y... ¿Qué tal van tus cosas?-

-Eh... bien, supongo.-

-Eso está bien.- nuevo silencio durante un par de minutos más. Estoy deseando que lleguemos a su casa cuanto antes, porque la verdad, no tengo más temas de conversación. -El clima está terrible, ¿Eh?-

-Sí, muchas ballenas están encallando en la costa. Debe ser por el desafío de la Ballena Azul. Y muchos pájaros se chocan contra los vidrios.-

-Sí, es verdad, debe ser porque son unos pajarones. Encima hace mucho frío.-

-Sí, totalmente.- último silencio hasta llegar a su casa. Nos bajamos y Cloe me lleva hasta su habitación. -Pon música, Max, ¡Quiero divertirme!- me ruega mi amiga del alma con la cual pasé cinco años totalmente incomunicada pese a la existencia de celulares, mails, fax, palomas mensajeras y señales de humo mientras salta en su cama. Coloco el primer canal de radio que encuentro. Justo están pasando los wachiturros. Chloe saca un porro y comienza a fumar pero el ruido de un coche afuera nos detiene. -¡Oh, no, es mi estúpido padrastro, Max, escóndete!- c*ño, no sé dónde esconderme. ¿Que hago?? Ahí está el armario de Chloe, pero, ¿Convendrá que me esconda?? ¿Y si mejor permanezco a su lado ante cualquier eventualidad que eventualmente suceda?

Si decides esconderte en el armario de Chloe, haz click aquí.

Si decides permanecer a su lado, entonces no hagas click arriba y sí haz click aquí.
Herramientas personales