Incijuegos:Terror en Silent Hill/23

De Inciclopedia

Saltar a: navegación, buscar

< Portada de Incijuegos < Inicio de «Terror en Silent Hill»


La morgue ¡qué miedo!

Morgue SH.jpg

Llegas a la Planta Baja, la morgue, el lugar donde se guardan a los muertos del hospital. Es el sitio idóneo para encontrar a Tungu, si algún día te perdieras en un pueblo, lo primero que harías sería ir hacia la morgue del hospital ¡exacto! El ambiente está igual de cargado que en las demás plantas, hay sangre por las paredes, rejillas, y todo está podrido u oxidado. Hay tres camillas en la sala, dos de ellas supuestamente vacías. Al otro lado se encuentra una mesita en cuya superficie hay un escrito y una muñeca... Te diriges hacia el escrito y lo lees en voz alta, para que se entere el hombre que hay colgado en el techo que tiene las orejas en los ojos y posee veinticinco colas.

Querido Heather <inserta tu nombre aquí>, te escribo esta carta, no solo para declararte mi ferviente y ardiente amor, sino también para advertirte. Mi habitación se encuentra en la última planta, en una puerta oculta que está justo al lado de la que tiene su símbolo. Debo advertirte de que no entres en esa sala. El símbolo simboliza lo que alberga, el demonio. Si entras allí todo lo que hay entre nosotros habrá acabado. Te habrás dado cuenta, sin embargo, de que la puerta está cerrada (y sino te lo digo ahora). Mi puerta está también cerrada y las dos se abren con la llave que encontrarás en la camilla que contiene a un cadáver. Lo sé, es un poco asqueroso, pero es que los guionistas del juego pensaban que dejar la llave sobre la mesa quedaba poco molón, así que les he hecho caso. Te quiero <inserta tu nombre aquí>, únete conmigo en mi habitación y convivamos para siempre fuera de este infierno.

Tu amado, Stanley.


Te quedas pensando un buen rato en lo que acabas de leer y concluyes que lo único que puedes hacer es coger la llave. Mandas a callar al monstruo del techo que se encuentra silbando señalando que alguien te quiere, y te acercas sigilosamente hacia la camilla que te ha indicado tu nuevo amigo Stanley. Retiras la sábana con sumo cuidado y te encuentras a un muerto... ¿eso es todo? Has tenido que soportar los horrores de la naturaleza más asquerosos (como aquel espejo del demonio que encontraste en recepción o el ciego que perdió a su perrito) y ahora la prueba que has de superar es un muerto... esto huele a chamusquina.

Te vas hacia el ascensor y subes a la última planta. Una vez allí ahuyentas a los perros demoníacos y te quedas mirando el extraño símbolo de la puerta. ¿Y si Stanley es el causante de este infierno? ¿Y si es el malo de la película? Quizás el "demonio" sea el bueno e incluso Tungu. ¿Porqué habrías de hacer caso a un hombre que no conoces de nada? Aún así descubres la puerta secreta de la que Stanley te ha hablado y, efectivamente, se encuentra justo donde ha dicho. La elección es difícil.



Te vas con Stanley
Abres la puerta del demonio
Te vuelves al ascensor
Herramientas personales