Incilibros/Cómo convertirse en un superhéroe

De Inciclopedia

Saltar a: navegación, buscar
Obama superman.jpg

Vamos, a alguno de este par acabará pareciendóse

Seguramente usted habrá escuchado alguna vez acerca de las prodigiosas hazañas realizadas por los superhéroes. Levantar autos, saltar edificios, detener asteroides; son algunas acciones que vemos en la vida cotidiana y que llenan al país de orgullo. Hombres y mujeres de la talla de Superman, Batman, Flash, la Mujer Maravilla y otros más importantes como el Hombre Pie, al igual que un largo etcétera serán recordados eternamente por nosotros, quedando para siempre en la tinta de los cómics.

Pero, alguna vez se ha preguntado: ¿Puedo ser yo un superhéroe? Lo único que le puedo decir, es que ha usted llegado al lugar indicado; pues Inciclopedia le ofrece un valioso manual para hacer de usted, el héroe del mañana.

[editar] Paso 1: Consiga superpoderes

Chernobyl.png

Quíza obtenga superpoderes de aquí, quisas no.

Realmente no interesa mucho el método que usted use para obtener sus superpoderes. Existen diferentes maneras de hacerse de algunas habilidades extraordinarias decentes fácilmente. Verá, puede hacerse picar por una araña radioactiva (comprándolas en eBay) y lograr vencer a la gravedad caminando por las paredes; venir de un lejano planeta o ser un millonario exénctrico en busca de venganza, satisfacción personal y buscar un compañero que tenga sus mismas preferencias.

En cuanto tenga sus poderes, entrene un poco: vuele de aquí a la esquina, levante un par de elefantes y vea el vestidor de las chicas con su visión de rayos X. Por último, pero no menos importante, hágase de un nombre respetable; considerando agregar el sufijo -man a algo representativo de su persona; cómo Moscaman, Radioman, Cervezaman, etc.

Cuando se sienta preparado y tenga un traje ajustado con el que pueda vestirse y no ser reconocido, proceda al siguiente paso.

[editar] Paso 2: Haga acciones heroícas

Aunque no lo crea, las acciones heroícas no tienen que ver con lo que usted piensa (o quizás si). En fin, entre más acciones realize, más fama y más heroísmo tendrá. Puede comenzar con algo sencillo, cómo rescatar a un inocente gatito de un árbol muy alto o ayudar a las ancianitas a cruzar la calle (Tome en cuenta que las niñas exploradoras ya realizan estas acciones, pero hacerlas con superpoderes siempre es mejor).

Más tarde y con plena confianza en sus poderes, puede comenzar a frustar asaltos bancarios, salvar aviones en caída o derrotar a siniestros monstuos que amenazen su ciudad natal. A partir de entonces, será testigo de la fabricación de figuras de acción, recuerdos, esferas de nieve y muchos otros productos baratos conmemorandolo. Pero sobre todo, acuerdese de cuidar su identidad secreta y puede hacerlo muy bien buscandose un empleo de medio tiempo como reportero de un periodico, periodista estrella al siempre tener las últimas noticias del superhéroe de la ciudad antes que nadie y con las mejores fotos.

Una vez que sea descartado por la policía cómo posible identidad secreta del héroe en cuestión, comienze el siguiente paso.

[editar] Paso 3: Hágase de un némesis

Por supuesto, ¿que clase de heróe sería sin alguien al que arruinarle los planes malévolos continuamente? Nadie.

Es por eso que debe buscar un enemigo a muerte, de preferencia; un cientifico loco o alguien que comparta sus habilidades especiales el cual posea recuerdos traumaticos de su niñez, una calva y un poderoso odio hacia la sociedad, la civilización, la humanidad, el mundo, los patos, él mismo y usted, obviamente. Entonces su archienemigo y usted deben enfrascarse en profundas peleas, cada una con un nuevo objetivo por parte del supervillano: destruir el mundo, asaltar un banco o librarse de su calvicie. En todas y cada una de estas acciones, deberá evitar que cumpla su proposito y llevarlo inmediatamente a la cárcel, aunque solo se esté comiendo unas frituras en la calle.

Para mayor información, consulte con su supervillano local

[editar] Paso 4: Deshágase del némesis

Uno de estos días, el némesis, harto de pudrirse en la cárcel, escapará e ideará el plan maestro con el único propósito de exterminarlo a usted. Claro, una solución sencilla es escapar a su planeta natal, pero es mucho mejor idea traerse a unos amigos para que juntos se diviertan con las visceras del miserable supervillano.

Para más información, asista al velorio de su archienemigo

[editar] Paso 5: Retírese con dignidad

Ya viejo y cansado, llegará el momento en el que deberá quitarse de encima las enormes responsabilidades e irse a alguna paradisíaca isla en el Caribe o en el Oceano Pácifico, donde viva tranquilamente y su única preocupación sea en cuanto llega el mesero con su proximo martini. Sin embargo, procure no retirarse después de una derrota o lo tildarán de cobarde.

Lo mejor es ir y retar a muerte a algún preescolar y a su victoria Digo, si es que lo consigue anunciar formalmente su retiro.

[editar] Fin

Sí señor, eso ha sido vida. Lástima que la desperdiciaste toda salvándoles el pellejo a completos extraños y lo poco que queda de ti es un dibujo muy estilizado en las historietas y en las cajas del cereal. Pero valió la pena. Ahora ve con Dios hijo mío.

Herramientas personales