Incilibros/Cómo escalar el Everest

De Inciclopedia

Saltar a: navegación, buscar
Cita3.pngGrrraaaciiiiiaaaas iiiinciiiiclooopediiiiia...Cita4.png
Lector congelado agradeciéndonos sus triunfos desde el hospital.
Cita3.png¡Corred! ¡thask! ¡corred malditos vagos! ¡thask!Cita4.png
Escalador azotando a unos Sherpas
Mount Everest.jpg

Sí, visto desde abajo parece una cumbre inalcanzable y tremendamente alta; pero le aseguramos que en cuanto empiece a escalarlo le parecerá todavía más alta e inalcanzable.

¡Buenas intrépido lector! Si está leyendo este manual significa que lo ha elegido de entre todos los existentes en la tienda ¡enhorabuena! Por si no lo sabía y ha comprado (o robado) sin pensar, este manual explica aquello que todo hombre ha querido y aquello que siempre ha podido hacer: Escalar el Everest. Sí, sabemos que usted siempre ha ansiado poder llegar a la cumbre más alta de la Tierra para sentir en sus congeladas mejillas el chocar del inexistente y gélido aire que azota la maravillosa, paradisíaca e inhabitada cumbre del Everest a la par que se ahoga por falta de oxígeno y recuerda el sabor de un buen bocado de carne y el del agua recorriendo su ahora seca garganta. Ahh, magnífica sensación que todos hemos ansiado sentir en algún momento de nuestra vida.

Si usted siempre ha creído que jamás podría sentir tal sensación ¡estaba usted equivocado! Gracias a esta magnífica guía usted podrá añadirse a la lista de personas fallecidas en la cumbre del Everest ¡se convertirá en uno de los héroes que han pisado la Tierra! Ahora bien, deje a un lado su euforia, no es nada fácil morir escalando el Everest. Se precisa de un montón de instrumentos, artilugios, herramientas y sherpas de todo tipo. ¡Pero no desespere! En este manual le brindaremos una lista de todo aquello que necesita y, una vez obtenido, comenzará usted a escalar la cumbre más alta de la Tierra...

[editar] Preparativos

Si usted va a alguna asociación suicida que se encarga de organizar viajes a la cumbre del Everest le dirán que debe hacer ejercicios y prepararse físicamente para lo que supone un reto para sus músculos. Sin embargo en este manual le chivaremos que no son necesarias esas tonterías, pues basta con unos cuantos materiales, un trozo de pan y unos veinticinco sherpas. Aún así le daremos una lista completa de los materiales así como de su uso en la montaña.

[editar] Materiales

Alambre espino1.jpg

Recuerde que no todo aquello que es alargado es una cuerda, claro que allá usted si elige alambre de espino para escalar una montaña...

  • Cuerdas: ¿Es que acaso pensaba subir hasta tan alto sin una cuerda en condiciones? ¿Se cree que es Spiderman o algo? Pues si no lo es vaya comprándose un buen centenar de cuerdas fuertes y resistentes, le harán falta. En caso de que lo sea, perdónenos Peter, no queríamos ofenderle.
  • Oxígeno: Aunque no lo crea no sirve de nada tirarse pedos en una botella para guardar oxígeno, no es suficiente para sobrevivir allí arriba. Usted necesitará unas buenas bombonas de oxígeno o, en su defecto, unas cuantas botellas de agua vacías.
  • Víveres: ¿No pensaría sobrevivir en la montaña a base de nieve? Si es así, desquítese de esa absurda idea, no hay suficiente nieve allí arriba como para sobrevivir, ¿acaso se cree que eso es el polo norte? No, necesitará comida en cantidades industriales y agua también, sobretodo agua no lo olvide.
  • Sherpas[1]: Ah, los bienamados Sherpas. Sin ellos se hace imposible escalar una montaña como lo es el Everest. Adquiera por lo menos veinte Sherpas en el mercado más cercano. Si no tiene suficiente dinero compre dos o tres, que salen bien de precio.
  • Calzoncillos de repuesto: Cuando ocurra lo sabrá, créame.

[editar] Comienza la escalada

Si ya tiene todos los materiales necesarios para iniciar la escalada ha llegado el momento que más ansiaba: iniciar la escalada. Pero antes de nada ha de estar usted en Nepal ¿no esperaría escalar el Everest desde su casa? Si se ha gastado todo el dinero para el viaje en los materiales y no puede llegar a Nepal, lo sentimos mucho, pero tendrá que quedarse en casa [2]. Si, por el contrario, tiene usted dinero para viajar a Nepal hágalo, pero llévese todos los materiales consigo, pues sino tendría que comprarlos de nuevo. Una vez allí, localice la montaña. En serio, una montaña tan alta no debe de ser tan difícil de encontrar, seguro que si mira al cielo se encuentra allí su cumbre así que ¡a forzar ese cuello! Si ya la ha encontrado, que seguro que sí váyase a alguna fábrica de barritas energéticas y diga que va a subir la montaña patrocinando las barritas (pida dinero, no sea estúpido y no lo haga gratis).

[editar] Empieza el juego

Himalaya sherpa.jpg

Sí, sabemos que es fatigoso llevar todo el equipaje a las espaldas, ¡pero augante y estése tranquilo! que al Sherpa parece no importarle.

Ahora usted se encuentra al pie de la ahora inalcanzable montaña junto a su ejército de sherpas y con muchas, muchísimas mochilas a las espaldas (de los sherpas por supuesto). Bien, está ya preparado para intentar en vano alcanzar la cumbre más alta de la Tierra. ¿Emocionado? ¿Asustado? ¿Se ha meado encima? Para algo lleva usted unos calzoncillos de repuesto, hombre. Colóquese sobre la piedra más escarpada posible, recuerde que usted no es Spiderman y no puede escalar por las piedras completamente lisas. Coloque a un Sherpa delante suyo para que lo guíe hasta la cumbre y otros veinticuatro detrás para amortiguar su caída en caso de que la haya. Procure no gastar las bombonas de oxígeno en la primera zona de la montaña (la Zona-A) pues allí el oxígeno es más que abundante. Si aún así le hace ilusión gaste solo una por probar, pero no le de ninguna a los Sherpas, que se las apañen ellos.

Asegúrese siempre de mantenerse atado mediante cuerdas a los Sherpas y a la montaña mediante otras cuerdas ¡ah! y también al equipaje mediante más cuerdas. Es posible que de vez en cuando alguna se rompa ocasionando la muerte de algún Sherpa o la pérdida de alguna mochila. Preocúpese solo en el último caso pues en las mochilas es donde se encuentra la escasa agua que hay en el Everest, como si la nieve fuese agua y se pudiera beber...

[editar] Joder... esto cansa

Everest.jpg

Vemos aquí el Everest dividido por zonas. Usted debe encontrarse por el inicio de la Zona-B.

Esto no es un jueguecito ¿eh? sí la verdad es que tiene que cansar andar escalando el Everest como el que no quiere la cosa por suerte yo estoy en mi jacuzzi. Ahora tranquilícese y no desespere. Muchos son los que dejan la tarea durante los primeros días de la escalada ¡pero usted no es uno de ellos! No se desanime y siga escalando como si la vida le fuera en ello (que realmente es verdad pues si se cae...buff). Utilice las cuerdas, mate cuantos sherpas precise y coma, coma mucho para poder aguantar lo suficiente. No se preocupe por si después se queda sin comida, lo que importa es el presente y en el presente usted tiene hambre. Para dormir sin pasar frío colóquese bajo todas las mantas que tenga y lo más cerca de la hoguera posible. Es también buena idea resguardarse bajo una tienda de campaña. Para protegerse de los osos colóque tres o cuatro sherpas cebo y si se acercara alguno haga que grite de modo que pueda saber de la presencia de un oso y, puesto que correr es inútil, pueda concienciarse de que va a morir de forma horripilante.

[editar] Buff... nadie me dijo que costaría tanto

Alud.jpg

¡Eh Sherpa! ¡que en este manual dice que no chillemos! ¿¡ENTENDIDO!?

Creo que ya se va dando cuenta de que esto iba en serio: Está usted escalando el Everest y posiblemente pese 200 kilos y esté más fofo que las tetas de su abuela. Pero no desespere, aún puede llegar a la cima y sobrevivir para contarlo, no debe hacer más que seguir al pie [3] de la letra todo lo que ponga el manual. Cójase a la cuerda, haga fuerza ¡y arriba! Cójase a la cuerda, haga fuerza ¡y arriba! haga fuerza ¡y arriba! ¡mierda! se me olvidó poner que se coja a la cuerda... bueno no debe haber pasado nada. Si ha hecho caso al manual debe encontrarse sin aliento y tumbado en el suelo (esperemos que no sea en el suelo del pie de la montaña). No ceda ante las indicaciones de los Sherpas de seguir subiendo y dedíquese a gastar inútilmente las bombonas de oxígeno. Si ha seguido al pie[4] de la letra el manual debería estar usted sin ninguna provisión y, de paso, estará usted cagándose en la madre que nos parió y en nuestros difuntos familiares. Tranquilícese ¿pensaba que íbamos a dejarle sin comida? pensaba usted bien tiene a por lo menos diez Sherpas a su disposición, todos suculentos, carnosos... ¡exacto, zámpeselos! Siga avanzando hacia la cima de la montaña. Debe encontrarse allá por el principio de la Zona-C. Ahora viene lo chungo pero no desespere. Solo unos pocos han conseguido sobrevivir a esa zona pero ¿porqué temerla? Solo siga avanzando sin pensar a través de una niebla inpenetrable [5](que en realidad son nubes) y sobretodo... ¡NO CHILLE! Usted se preguntará que porqué y es bastante fácil ¿no ha visto usted ninguna película americana en la que vayan a una montaña? Pues exactamente pasaría lo de siempre, un alud.

[editar] ¡Eh, ya veo la cima!

¡Enhorabuena! Su misión está a punto de completarse y seguro que no está ni un poquito cansado ¿verdad? Eso sí, aún queda la zona más difícil de todas. Está usted sin comida, sin Sherpas (pues se los ha comido) y solo le queda una mochila llena de botellas de agua, de centenares de botellas de agua. Por supuesto le pesa la espalda como si llevara un trailer o a su suegra en ella y eso dificulta bastante el último tramo, que además, así por joder, consta de un bloque de hielo totalmente liso y ha de subir clavando las botas. Las bombonas de oxígeno (si es que le quedan) serán su único medio para sobrevivir a no ser que sepa respirar en el espacio (si si, usted se encuentra ahora en el espacio).

Siga avanzando pues rendirse ahora sería algo como un poco estúpido. SI le entra hambre siempre puede comerse un brazo, teniendo el otro intacto no lo va a necesitar. Asegúrese de autoamputarse todas las partes del cuerpo congeladas pues suponen más peso para llegar a la cima (eso sí, si se le congela la cara no se la quite, en serio). ¡Por fin! ¡Por fin ha llegado al lugar al que más ansiaba llegar! ¡Está usted en el punto más alto de la Tierra! Si se fija, como curiosidad, puede ver todos los planetas de la Via láctea y alguno de Andrómeda.

[editar] ¡Por fin! Bueno, ahora hay que descender

Eh eh eh eh eh eh eh... me parece que usted no se ha leído bien el título del manual... Cómo escalar el Everest ¿acaso dice Cómo escalar y descender del Everest? ¿verdad que no? pues se las apaña para bajar, es su problema.

[editar] ¡Referencias de altuuura!

  1. Los Sherpas son los achinados esos que parecen esquimales ¿está claro ahora?.
  2. Inciclopedia no se hace responsable de los daños provocados al lector así como del dinero gastado inútilmente.
  3. No, no busque un pie en el manual, que no lo va a encontrar.
  4. ¡Pero si me habeis dicho que no había pie! ¡mentirosos!.
  5. En serio, no lo intente.
Herramientas personales