Incilibros/Cómo freír un huevo

De Inciclopedia

Saltar a: navegación, buscar
Cita3.png¡Hasta un manco podría hacerlo!Cita4.png
Miguel de Cervantes tras leer este manual.
Cita3.pngLas naranjas, de Valencia; los plátanos, de Canarias; y los huevos... ¡de Mahoma! Joi, jio, joe, joaeCita4.png
Karlos Arguiñano sobre los huevos de Mahoma.
Burning man.jpg

Esto es resultado de no seguir al pie de la letra este manual. Queda avisado.

¿Harto de tener que estar gritando una y otra vez a tu madre que te fría un huevo? ¿Cansado de que el aceite haga que te tuteen en el hospital, y que los de la farmacia tengan que pedir cajas de botes anti-quemaduras? ¿Usas vinagre confundiéndolo con el aceite porque tu hermano pequeño (el muy hijo de su madre) cambia las etiquetas? Relájese, porque este manual práctico sobre Cómo freir un huevo te hará dar un paso más en el magnífico coñazo arte de vivir en la cocina. Pierdes el tiempo.

Ante todo avisar de que, siempre que se esté harto de seguir con lo aquí indicado, la última medida para tomar es llamar al amigo más adecuado para que te haga el favor (con los huevos, claro está).

[editar] El Huevo (ovus tormentosus)

Huevo corriente.jpg

Este es el aspecto que el ovus tormentosus debería tener antes de ser manipulado

Desde siempre, el hombre ha buscado nuevos gustos revolucionarios para saciar su apetito. El hecho de cocinar un huevo ha estado presente desde las primeras civilizaciones de Atapuerca. Cuando se descubrió el fuego, los nehandertales más idiotas osados se atrevían a bailar sobre él. En una de estas, el fuego consiguió calentar los testículos de uno de ellos. Ahí nació el huevo duro.

Furioso, el hombre fue a golpear a una gallina y ésta puso un huevo (jha jha) del impacto. Se descubrió la manera de obtener materia prima. Dos pájaros de un tiro. Es por ello por lo que debemos agradecer tanto a estos primeros habitantes de la tierra que nos quiere (...).

Durante la época clásica, se descubrió que el huevo podía pelarse una vez caliente. Además, se añadió el hecho de meterlo en agua mientras se calentaba. Surgió el huevo cocido.

Ya en el siglo XIX (sí, tanto hubo que esperar), con ayuda de Marx -y de los hornillos de fuego-, el aceite se usaba para algo más que pasar un buen rato. Así que los obreros comenzaban a freir los huevos con cáscara y todo. Luego esto se perfeccionó, con la llegada de Adolfo y su odio hacia las judías. ¿Por qué con ese odio? Quién sabe...

  • Como puede apreciar, su enemigo ovalado (en su tamaño standard, leer siguiente punto) puede tener tres tonos cromáticos: blanco es y la gallina lo pone, amarronado, y negro. Evitaremos este último, pues podría contener un xenomorfo
  • También suelen venir en diversos tamaños, dependiendo de su bestia animal de procedencia: Mini (codorniz), Tamaño standard (gallina), grande (avestruz), enorme (dragón), gargantuesco (diplodocus) o sagrado (Monesvol). Debido a la complejidad de adquisición de estos tres últimos, y al precio del primero y del tercero, nos centraremos en el tamaño standard, aunque el proceso se pueda llevar a cabo a todos los presentes por igual.

[editar] Cómo freir un huevo

Para conseguir lo que lleva tanto tiempo proponiéndose, ha de seguir una serie de pasos tan sencillos como los que indicamos a continuación

[editar] 1: Adquirir un huevo

47 Sexshop.jpg

Aquí venden un tipo de huevo distinto al que busca usted. Evite entrar.

La materia prima es esencial, y sin huevo no hay nada que freir. Debe buscar un supermercado o pequeña tienda de ultramarinos local. Para ello dese una vuelta por su pueblo o ciudad y cerciórese de que, correctamente, el nombre del supermercado coincida con alguno conocido (puede probar a entrar en "Alimentación Chari", pero evite sitios como "Casa Pepe").

Asegúrese de llevar el dinero justo para hacerse con su preciado huevo, y evite cualquier charla con algún paisano (podrían distraerle y robarle o comprarle el huevo antes que usted, los viejos no van solos). Recuerde que está ahí para hacer el idiota comprar un objeto necesario en su alimentación.

Su único diálogo posible en ese momento está formado por cuatro frases:

  • "Buenos días"
  • "¿Dónde están los huevos?"
  • "Deme una docena"
  • "Hasta luego"

Nota: Si lleva bastante dinero de sobra, bien porque lo ha robado acaba de cobrar, puede intentar comprar aceite. No le vendría mal.

Una vez tiene lo necesario en la bolsa (o en las manos, no hay que perder tiempo), diríjase con cuidado a su casa, pues podrían caérsele los huevos (jha jha!). Deposite el contenido de la caja (la de la docena) en su nevera. Es el momento del siguiente paso.

[editar] 2: Manejo de las herramientas

Huevo mexicano.jpg

Si su huevo muestra una conducta extraña, evite cocinarlo. Podría insultarle.

Freir un huevo es algo sencillo si se cuenta con las heramientas necesarias, tales como una pala (No, no la tomes del jardin, por lo comun suelen tener tierra y otras cosas no muy agradables. Procura tomarla del cajon de los utensilios, o toma esa enorme cuchara que utilizas para el cereal), un tazon o plato hondo (Si quieres uno en torta, pero el manual trata sobre uno frito, haced el tazon aun lado y continua), y la indispensable sarten. Tomala por el mango y coloca sobre el fuego que previamente habras encendido en la estufa, horno o fogata, si eres mas tonto que un primate no sabes encenderlo, mi estimado amigo, te has jodido.

[editar] 3:Cocción

Take-the-egg-and-strike-it-with-a-fiery-sword.jpg

Tenga cuidado, romper el huevo es la parte delicada del proceso

Huevosfritos.jpg

NO deberias ver algo así

Una vez comprendido el paso 2, es hora de que nuestro huevo tome forma, procura que sea una forma comestible.

  1. Deja que la sarten se caliente unos segundos, y agrega el aceite, que deberia tener un color amarillento, si es de cualquier otro color extraño o provoca mareos, pasa de el.
  2. Ahora toma el huevo, dale unos pequeños golpecitos contra un borde, de la sarten o de la alacena, da lo mismo, el sabor no cambia (A menos que la sarten este oxidada), cuando escuches un pequeño "Crack" y veas que la superficie del huevo tiene una grieta, abrelo y deja que el contenido caiga sobre la sarten, si cae en otro lado, limpia y repite el procedimiento.
  3. Tras acabar con exito el segundo paso ¡Felicidades! estas en camino a un huevo frito. Ahora deja que el huevo se cocine a fuego medio durante unos minutos, hasta que veas pequeñas burbujas salir, toma la pala por el lado mas angosto, introducela por debajo del huevo, e intenta darle una vuelta de 180 grados rapidamente, con cuidado, ya que la yema podría romperse y hacer todo un revoltijo. Si has logrado que tu huevo frito haga una caida espectacular ¡Felicidades!

[editar] 4: Presentación

Ahora espera unos minutos mas a que termine de cocerse, sacalo de la sarten, sirvelo en un plato (Lavalo antes de usarlo) y ¡A disfrutar! Puedes acompañarlo con un vaso de tu bebida favorita tal como: Leche, agua celeste, Coca-cola, cafe o cualquier otra. Sientete orgulloso, ahora podras preparar tu desayuno todos los dias tu solito, claro, a menos de que se te acaben los huevos.

Herramientas personales