Incilibros/Cómo perder un mundial de Fórmula 1

De Inciclopedia

Saltar a: navegación, buscar

¿Su equipo de Fórmula 1 es el mejor de hoy? ¿Está harto de que todos envidien sus cualidades dirigiendo su equipo? Con esta guía podrá perder un mundial de la forma más avergonzante, estrepitosa e imbécil posible.

Aligeramiento.jpg

Nunca es mal momento para echarse una siesta

[editar] Material necesario

  • Un buen equipo de Fórmula 1.
  • El mejor piloto de la actualidad.
  • Un piloto mimado y nuevo, a ser posible del mismo país que tu equipo.
  • Mucho dinero.

[editar] Cómo conseguir el material necesario

Para conseguir un buen equipo de Fórmula 1 necesitarás:

A) Tener mucho dinero. Así podrás comprar directamente equipos como Ferrari, MacDonald's o Rinol. No compres a Jordan Midland Spyker Force India, porque ese equipo es imposible sacarlo de la miseria. Tampoco compres ningún equipo Min-arderedbulín, pues dentro de poco serán los dueños absolutos de los deportes de motor y te odiarán.

B) Sacar tu propio equipo adelante. Es una opción bastante laboriosa, pero seguro que dentro de 109.109 años lo habrás conseguido.

El mejor piloto de la parrilla se compra a base de dinero, leros, dólares, millones, experiencia y una buena base. Al piloto mimado lo puedes sacar de cualquier sitio. Sólo tienes que pagarle su carrera, darle una novia y hacerle que gane todos los campeonatos.

El dinero puedes robarlo, pedirlo prestado o como última opción ganártelo.

[editar] Pasos a seguir

[editar] Primer paso: Prometer igualdad

El primer paso es darle a tus pilotos igualdad. El mismo dinero, el mismo coche... Todo eso que un piloto necesita. Sólo una cosa: tiene que parecer que centras tus opciones de ganar en el piloto experimentado.

[editar] Segundo paso: Querer más al piloto nuevo

Es algo aparentemente fácil y la verdad es que lo es. Si el niño se sale ¡BIEN!, si el niño gana ¡BIEN!, si el niño insulta al buen piloto ¡MEJOR! Sobre todo tiene que quedar bien claro que quieres más al pequeño. Puede ser de gran ayuda comprar una compañía de grúas o que el padre del piloto soborne a los directivos.

[editar] Tercer paso: Ocurrió sin querer

Al coche del piloto experimentado le pasarán accidentes extraños: cosas que se caen (provocando una gran presión en el coche, en especial en las ruedas), motores que no pasan de los 3 km/h, etc. Lo más importante es que el piloto nuevo termine por delante del campeón, pero siempre a una corta distancia del resto de pilotos. En caso de que el piloto experimentado quede por delante del novato deberá abrirse una investigación para que quede por detrás. Si todo va bien, el piloto nuevo conseguirá ser líder del mundial y la prensa te adorará.

[editar] Cuarto paso: El espionaje

Esta fase ha de tomarse con cuidado. Primero has de pedirle a una persona de confianza que consiga material del coche súper-guay que gana todas las carreras. Por ejemplo, le puedes pedir a tu primo Miguel que consiga un dossier de 780 páginas en posesión de importantes cargos del equipo a espiar.

Después debes despedir a tu primo y hacer que todo el mundo se entere del espionaje. El equipo espiado pondrá una denuncia, ganarán el juicio y tu equipo perderá todos los puntos del mundial. Tu posición seguro que será felizmente ocupada por un gran rival económico de tu país.

[editar] Quinto paso: Los accidentes

Parte muy delicada. Ha de tomarse poco a poco y con mucha precaución. No pruebes ningun accidente que no esté en esta lista. Te lo advertimos puede ser muy peligroso.

  • Salvación en el mar de abandonos. En un GP con lluvia el piloto novato se saldrá, como otros 15, en alguna curva. Los mecánicos (anteriormente pagados) se encargarán de devolverlo a la pista, poniendo en peligro las vidas del resto de pilotos.
  • Atasco en la gasolinera. En una parada en boxes el piloto novato tendrá que esperar a que termine el experimentado, el cual quedará primero. No hay que preocuparse, la maFIA se encargará de la sanción y de la victoria del novato.
  • Chucking... BANG. Este accidente se deberá a un fenómeno llamado "chucking" (en honor a Chuck Norris). Al piloto novato le estallará una rueda y tendrá que entrar a cambiarla, mientras le adelantan el resto de pilotos.
  • Kamikaze japonés. En el GP de Japón, tu piloto experimentado se chocará con cualquier novato, dejando su coche en la ruina. Vueltas más tarde, el solito se estampará contra algún muro.

Todos estos accidentes propician que los pilotos del resto de equipos estén lo suficientemente cerca de tu piloto novato. Con menos de 20 puntos a falta de dos carreras basta.

Hamiltoncoche.jpg

Un auténtico experto

[editar] Sexto paso: San Ganchao en la puzzolana

Mientras tu piloto novato va directo al mundial, se quedará enganchado en la puzzolana más ridícula del circuito. Es indispensable la ayuda de San Ganchao. Puedes pedirle a un comentarista que rece algunas oraciones (ver artículo San Ganchao) para que haya más posibilidades de que esto ocurra. El resultado es que el piloto experimentado y el resto de pilotos se acerquen a poca distancia.

[editar] Último paso: la catastrófe final

Al piloto novato le entrará pánico, bajará todas las marchas del coche sin explicación y perderá el mundial. Debe también rebajar en unos 700 caballos el motor del piloto experimentado, para dejar a un piloto ajeno a la escudería ganar el mundial. En caso de no dar el resultado esperado, podrá pulsar el botón "RESET". La temporada empezará desde el principio y podrá intentarlo otra vez.

[editar] Últimos apuntes

Si ha seguido todos los pasos correctamente, hasta un borracho con un jersey rojo sería capaz de ganar su mundial.

Después del mundial deberá retrasar todo el tiempo posible la salida de la escudería del piloto experimentado para que se quede sin empleo y joderle así el resto de su vida. También puede inculpar de espionaje a algún equipo que no tenga que ver nada en este revuelo. Y algún que otro insulto a cualquier persona no está de´más.

[editar] Efectos secundarios

Este Incilibro no se hace responsable de los siguientes efectos secudarios:

  • La gente puede odiarle.
  • Alguna comunidad afectada por sus acciones podría acusarle de tramposo y favoritista.
  • La presión periodística le puede causar estrés.
  • Puede que algún calvo fanático le inste a dimitir.
Herramientas personales