Incilibros/Cómo sobrevivir a la verbena de San Juan y disfrutarla

De Inciclopedia

Saltar a: navegación, buscar

La verbena de San Juan es una festividad muy antigua, vamos de cuando Matulasén y derivados, en la que se celebra la llegada del solsticio de verano en el hemisferio norte; allá dónde Cristo perdió el gorro. Mayormente el rito principal en esta susodicha celebración, consiste en encender una hoguera y, acto seguido, llamar a los bomberos. La finalidad de este rito era "dar más fuerza al sol", más vigor, más grados de temperatura, loar a la canícula canicular del verano; que a partir de entonces, los días van haciéndose más cortos hasta el solsticio de invierno, justo antes de la Navidad. Metafóricamente el fuego también tenía una función "purificadora" en las personas que lo contemplaban: antiguamente la gente se arrojaba a las hogueras y se convertían en cenizas bien purificadas.

Cremà.jpg

Celebración de la verbena de San Juan: rito purificador donde se ve a una persona a punto de arrojarse a las llamas.

Actualmente se arman hogueras en las calles y plazas de las poblaciones donde se reúnen familiares y amigos, los críos tiran petardos, los no tan críos también y se come y se bebe hasta altas horas de la madrugada. Lo que acontence a continuación, redundantemente, es que es habitual leer en los periódicos de la mañana siguiente titulares como los que siguen:

  • ¡Qué País!: Alicante: Ingresan 15 heridos, con quemaduras de tercer grado, en el hospital central, más una urna que contenía las cenizas de alguien que pasaba por allí.
  • El periodicucho de CataluñaLand: La verbena de San Juan se salda con 30 heridos graves por amputación de dedos, manos y brazos como consecuencia de la mala manipulación de explosivos y petardos.
  • La Fanguardia: Las playas de Barcelona asoladas por miles de personas que acudieron a la celebración de la verbena de San Juan. Los operarios de limpieza hallan entre la basura dedos, manos, y brazos humanos.
  • The Mundo mundial: La Coruña: se atranganta comiendo la típica sardina de San Juan y se quema a lo bonzo lazándose de cabeza a una de las hogueras.
  • ABC(DEGF): La Cruz Roja española y la sociedad de alchólicos anónimos en alerta ante la gran avalancha de casos de coma etílico en el levante español, Cataluña y Galicia durante la verbena de San Juan. Mariano Rajoy pide explicaciones al gobierno y éste sólo le "brinda" una reflexión al P.P..
Hoguera.jpg

Hoguera en ebullición.

Habida cuenta de lo peligroso que puede resultar celebrar la verbena de San Juan, no sólo en el hispánico solar, sinó en el resto del mundo, sugerimos que lo mejor es quedarse en casa. Pero si uno no aguanta el calor y desea salir a celebrar el San Juan, he aquí algunos consejillos para sobrevivir a la verbena, y disfrutarla.

[editar] España

[editar] Las "Fogueres" de San Juan en Alicante

Fogueres.jpg

¿Las "fogueres" en Alicante como las fallas de Valencia?

Ya lo dice el refranero popular: anda pa'lante, como los de Alicante. La ciudad de Alicante, siempre ha sido cuna de modernidades y de adelantos varios. Pero también un poquito envidiosilla sí que ha sido: si los valencianos tienen sus fallas, los alicantinos reividicaban algo similar e incendiario. La historia nos dice que las primeras "fogueres" o hogueras de San Juan surgen en el s.XVIII, justo cuando la fabricación del turrón de Xixona se consolidó por todo el país. Desde entonces los alicantinos siempre han celebrado la llegada del solsticio de verano con esa alegría y desparpajo que caracteriza a las gentes de acullá; aunque su fiesta sea sencilla y curiosa a la vez. Las "fogueres" no son más que un plagio de las Fallas de Valencia, con fallera mayor incluida, llamada la Bellea del Foc (la belleza del fuego). No obstante hay una salvedad que debemos resaltar: una vez prendida la hoguera, la gente clama por la presencia de los bomberos, no para apagar el fuego, sinó para remojarles a ellos, a la gente, en un acto llamado sospechosamente "la remullà" (la remojada). Y es que muertos de calor por la temperatura ambiente que alcanza la "cremà de les fogueres" la gente se achicharra al fuego. Uno se pregunta qué sentido tiene todo ésto, ya que si tanto calor tiene la gente, pues no haber encendido el fuego y santas pascuas. Ni qué decir tiene que la banda sonora de la fiesta la ponen los petardos y una gran mascletà.

Nuestro consejo: acudir a la fiesta sin cenar, ya que durante "la cremà" se ofrece la típica "coca en tonyina" o pastel crujiente de atún, toda una delicatessen para no morir abrasado. También justo es resaltar, que uno debe mantener una prudente distancia de seguridad con respecto a las hogueras, y si se es un pirómano ponerse el traje "antifuego" o, en su defecto, robarle el uniforme a un bombero. En caso contrario se puede ir en traje de baño. Para las féminas, la práctica del topless está tolerada y es bienvenida.

[editar] La "revetlla" en Cataluña

La celebración es similar a la de Alicante sólo cambia el nombre, "revetlla" vendría a significar verbena en la lengua de Cervantes: se preparan hogueras con muebles y trastos viejos durante los días anteriores y el día 23, cuando se pone el sol, se prende fuego a la hoguera. Previamente los niños se habrán hecho con multitud de petardos y cohetes de fuegos artificiales, adquiridos en chiringuitos y otros puestos de venta ilegales. Debido al famoso seny catalán (sentido práctico, a vece´s poco común en celtiberia), no hay mascletà, si no que una orquesta, que no cesa de tocar patxanga, pasodobles y los "gritis jits" del verano, ameniza la noche. Se cena al aire libre y la cena a menudo consiste en un pa amb tomàquet i pernil (pan untado con un tomate crudo acompañado de jamón) y de postre la tradicional "Coca de Sant Joan"; dulce típico de San Juan responsable de múltiples intoxicaciones por todo el territorio catalán, desde Port Bou a Tarragona o desde Badalona hasta Lérida. La bebida típica de esa noche es el cava, ya se sabe, estos catalanes siempre tan afrancesados, o como diría el poeta Baudelaire: toujours à la française. En los últimos años, las playas de Barcelona son invadidas por hordas de turistas y barceloneses que celebran la verbena envueltos en aires marineros, dándose un bañito nocturno, aún a reisgo de que les roben sus pertenencias.

Aconsejamos a todo el mundo que no sea catalán y que desee acudir a la verbena de San Juan en cualquier parte de Cataluñaland que, en principio, acuda ya cenado: sólo habrá cuatro trozos de pa amb tomàquet i pernil, y cuando digo cuatro, son cuatro, ni uno más ( A diferencia del resto de la península donde hay barra libre de todo pato' Dios en todas la fiestas privadas, pues "Ejpaña é asín..." ¿verdad?). Y si se está en alguna de las playas de Barcelona... que Dios os pille confesados. Y cuidado con el cava que pronto se sube a la cabeza.

[editar] Galicia: brujas y sardinas

En San Xoán meigas e bruxas fuxirán o por San Juan "meigas" y brujas huirán. Es pues el momento de espantar los malos espíritus: como el de Don Manuel Fraga. En Galicia éso es costumbre.

Pero en la costa se levantan las hogueras, y se come el pescao: se asan las sardinas y se acompañan de cachelos (patatas asadas con su piel) y se riega todo con Riveiro y otros excelentes caldos de la región. Las hogueras se encienden llegado el día 24 pasada la media noche: se busca la protección y buena suerte del santo saltando nueve veces sobre una hoguera esa noche, como quien salta a la comba. También nueve veces había que recibir olas en la playa de La Lanzada, para aumentar la fertilidad femenina. Después, acaso para definitivamente espantar a los meigas, el alcohol y el botellón asumen todo el protagonismo ésa noche, y es muy importante pasar la borrachera y la posterior resaca en la playa, la cual amanecerá llena de espinas de sardinas, pieles de patata, y vómitos producto del alcohol barato. Y si llueve, un paragüas.

[editar] América

Practicamente en toda Latinoamérica se celebra la Noche de San Juan siguiendo las prácticas importadas por los españoles y portugueses y de todo quisqui venido de Europa.

[editar] Argentina

Lo primero y principal es que los argentinos, que son más europeos que los propios europeos, lo que celebran en la noche de San Juan es en realidad el solsticio de invierno. Claro allá van al revés, suponiendo que los europeos vayan al derecho, aunque yo creo que nadie va del todo correcto. A las hogueras les llaman fogaratas (ma chè cosa aviamo detto?) que en italiano quiere decir "pequeño fuego". No falta el mate, ni la buena comida: batatas y boniatos son asados en las hogueras, como aperitivo a un buen solomillo de carne de vaca argentina. Vamos, que es como una barbacoa gigantesca.Para digerir la carne, practican la gimnasia, saltando con tablones sobre la hoguera.

Consejo: es imprescindible tener unas cuantas nociones de argento o de italiano en su defecto. Por lo demás ésta es una fiesta muy justa: apta para vegetarianos y no vegetarianos.

Viste pibe?

[editar] Bolivia

Juaneco300.jpg

Parte de la comunidad de los aymara, en Bolivia, reuniendo material para armar su hoguera con que festejar el solsticio de invierno.

Fiesta en decadencia, practicamente desde la independencia del país (en 1826), ha vuelto a resurgir tras la llegada de Evo Morales al poder. Líderes de la comunidad de los Aymara le dijeron: "¡Evoooooo, si os sobra algún mueble o trasto que no quiera del Palasio Presidensial, nos lo de, que habemos que cumplir con nuestra fiesta y nuestros ritos." (bueno, lo dijeron en el idioma aymara, pero como en inciclopedia aún no tenemos traductor aymara-español o viceversa, lo ponemos en el idioma de Cervantes más que nada porqué es el único que sabemos) Volviendo al tema: que los aymaras ya celebraban la llegada del solsticio de invierno, con fuego, en épocas pre-colombinas; lo cual, demuestra que Colón y muchos de los que le siguieron se equivocaban de lejos al pensar que los mal llamados indios americanos eran tontos sin demasiada cultura; cultura que en muchos casos, ha resultado ser más culta que la de muchos europeos. Que conste.

En la actualidad, la noche de san Juan se celebra como siempre se ha celebrado: respetando las tradiciones.

Consejo: un poco de quetchua y de aymara nunca viene mal, pero si vas a celebrar el San Juan a Bolivia ni se te ocurra pedirle nada, ni siquiera un trozo de madera a Evo, no sea que te declare enemigo de la nación, cómplice de imperialistas y asociados. Mejor te traes la madera de casa.

[editar] Chile

Otro caso que demuestra que en la época pre-colombina el mundo, en el hemisferio suramericano, seguía siendo tan mundo como en otros hemisferios: el solsticio de invierno era celebrado en claro homenaje a las divinades quechuas Inti Raymi y Wee Tripantu en lo que es hoy territorio chileno. Todo bien, todo perfecto, todo muy tradicional.

Hasta la llegada de los españoles; quienes para mejor asegurar el culto a Monesval y su santa madre Iglesia, quisieron confundir a la población local, asegurándoles que dichas divinidades eran en realidad demonios, entidades diabólicas que había que dejar de venerar so pena de arder eternamente en el infierno. Y como el pueblo es muy sabio, no se dejó engañar por los españoles, y siguieron celebrando la llegada del soslticio de invierno, subtituyendo sus divininades quechuas por los diablos que los españoles querían. Pero la fiesta era la misma.

Con el tiempo, esta celebración se ha convertido en una especie de "celebración demoniáca", donde las hogueras y el fuego, simbolizan la purificación frente al mal que los demonios implican. Incluso se asan "papas" en el fuego como símbolo de buena de suerte: es como una especie de ritual llamado "el oráculo de la patata".

Advertencia: no se admiten bolsas de patatas fritas congeladas para el ritual, pero no olvides tu ejemplar de El Exorcista de W. P. Blatty, sin él te será imposible entrar al país.

[editar] Colombia

En el país de Shakira y de todos los colombianos la celabración de San Juan Baptista, como la llamán allá, ha degenerado en lo que podríamos aceptar como la elección de Miss Colombia, con el añadido de que la fiesta puede durar hasta tres días. Y es que, como se ve, los colombianos son unos fiesteros y no es precisamente a causa de tomar tanto café, sinó a causa de la veneración a la mujer colombiana.

Centrada básicamente en los departamentos de Tolima, Huila y Caquetá, con el tiempo la fiesta se extendió a casi todas las comunidades del país: desde la costa del Caribe hasta la Región Andina; o de la Región de los LLanos Orientales hasta la costa pacífica... Toda Colombia se "erige en pié de fiesta" sanjuanera para elegir a la Reina de San Juan, por departamentos, hasta hallar a la ganadora, que automáticamenta representará a Colombia en el consurso de Miss Universo.

Ahí es nada. Recomendamos abiertamente que dejes a tu suegra en casa, no se de el caso de que le entren ganas de participar. Aunque bien pensado, que participe: si gana, siempre podría nacionalizarse colombiana, irse a vivir a Bogotá y tú descansar de ella el tiempo que haga falta.

[editar] Perú

Cuando llega el solsticio de verano, los peruanos no están por la labor de festejar nada; peru eso no quita que, llegado el 23 de junio, en la Amazonia peruana se lleven a cabo, puntualmente, una serie de rituales que son una respetable tradición para las gentes que aquellas tierras habitan.

  • En la noche del 23, hombres y mujeres acuden a los ríos a purificarse en lo que se conoce como “el baño bendito”. Así que los más cochinos aprovechan éste día para asearse. Se cree que en San Juan bendice los ríos y quien se bañe en ellos tendrá prosperidad y salud durante todo el año.
    RIO.jpg

    Río purificador en Perú, víctima de una gran sequía: mal sitio para bañarse para el rito purificador de San Juan.

  • El día 24 la gente se traslada al barrio de San Juan, en Iquitos, se celebra una misa y una procesión que es acompañada por banda municipal de música, que toca canciones antiguas de la era disco, de Bee Gees o de Village People. Mas tarde, para saciar el apetito se sirve un poco de Juane, plato típico de la zona que no engorda, y como no engorda te puedes hartar de comerlo hasta el final de la fiesta. De postre, bananas, fruto cuya forma fálica, simboliza la fertilidad para los machos de aquellos lares. Como curiosidad, añadir que la banana, está siendo adquirida como símbolo de reivindicación y reconocimiento de derechos sociales por la comunidad gay de la región.

Si deseas celebrar el San Juan en el Perú te recomendamos que antes de ir, no te bañes durante un mes, o dos, o tres, así, cuando realices el ritual de purificación, éste será más puro, valga la redundancia.

[editar] Venezuela

La República Bolivariana de Venezuela, para mayor loa y prez de la nación, se diferencia de los demás páises en la celebración de San Juan en algo tan concreto como es la conmemoración de la muerte del santo. Ni más ni menos. Contrariamente a lo que se podría pensar, no es ningún velatorio, aunque podría serlo de haberse dado dicha celebración en países tan serios como España o Italia. Pero como ésta fiesta ocurre en Venezuela, decir que es como una hecatombe de tambores y muchos más instrumentos de percusión desde el atardecer del dia 23 de Junio hasta el amanecer del 24 de Junio. Luego llega la verdadera fiesta: "la noche mágica de San Juan", noche de amantes y de amores, todos revueltos, todos contra y junto a todos, hombre con mujer, mujer con hombre, hombre junto a hombre, mujer contra mujer, en una orgía sin fin de sudor y sexo. Pronto llegan los sortilegios, los hechizos, la suerte, el baile, el ron, la esperanza, la vida y la veneración a Hugo Chávez. "Si San Juan lo tiene, San Juan te lo da", dicen los venezolanos en esas fechas y acto seguido, se decican a sus fornicaciones, como manda la tradición.

Venezuela.jpg

Chica venezolana buscando algún acompañante para la orgía de San Juan.

Las raíces de esta tradición son desconocidas hasta el momento. Se cree que viene de España, en donde el culto ancestral a la pornografía que predomina en Iglesia Católica, oops perdón, quisimos decir el culto ancestral a la pornografía que predomina en la sociedad española... ha dado lugar a un montón de fiestas paganas.

Aviso: si no te gusta la percusión, no olvides unos tapones para los oídos; por otro lado, no estará de más proveerte de una buena colección de preservativos de colores y sabores varios, además de un buen lubricante, nunca se sabe con qué cuerpo te puede tocar fornicar.

[editar] Véase también

Fallas

Paganismo

Herramientas personales