Incilibros/Como acabar con la superpoblación

De Inciclopedia

Saltar a: navegación, buscar


Colorines.jpg El autor de este artículo se ha olvidado de poner fotos, o las que hay no son suficientes. Sé buena persona y ayúdanos colocando un par de ellas para la causa. Que la academia te lo premie.


Cada vez tenemos una natalidad mayor. Esto puede parecer bueno, puesto que al haber más juventús, por comparación hay menos ancianos que por cierto, no se pa que coño sirven. No obstante, solo hay que echar un vistazo a tu alrededor: Tronistas, seguidores de Vegetta777 (o como coño se escriba), canis... ¿De verdad quieres arriesgarte a dejar que nazcan esta clase de infrahumanos? ¿Estás harto, mi querido conciudadano, de que no dejen de nacer cada vez más personas a este mundo mundial? ¿Eres CEO de una fábrica de preservativos? ¿Simplemente eres un misántropo? En Inciclopedia, valoramos realmente a los sociópatas como tú, y por eso, hoy aprenderás todo lo necesario para convertirte en el nuevo salvador de la humanidad.


[editar] Haciendo inventario

Aquí tienes una lista con los instrumentos musicales eugenésicos necesarios. ¿Qué dices de tomates, cebollas y peras? No, esa no, esa es la lista de la compra, tonto, aquí está la que necesitas:

  • Una percha. Puedes darle la forma que quieras, pero sin tocar el gancho.
  • Varios comprimidos de diazepán.
  • Éter o cloroformo, si eres muy feo no hace falta, lo importante es que suma a la víctima persona elegida en el estado de letargo.
  • Un tupper de tamaño medianamente grande
  • Guía michelín de tiendas con ropa para embarazadas de tu pueblo.

Bien, creo que ya lo tienes todo. Ahora estás listo para ejecutar tus buenas acciones. Por cierto, no nos hacemos responsables de cualquier acción legal o ilegal en la que desemboque esto, básicamente porque la mitad de nosotros no sabe leer, y la otra mitad son chinos encadenados a ordenadores en un sótano húmedo y oscuro que dictan lo que les decimos bajo pena de ser desterrados a Murcia 10 años.

[editar] Dirigirte a tu objetivo

Se ha comprobado científicamente que todos los abortistas, delincuentes y psicópatas salen de su casa por la puerta, y de hecho, si algún vecino tuyo lo hace, clavale un punzón en el cuello antes de que él se te adelante. No queremos que sospechen de ti, así que debes saltar por la ventana ¿Cómo? ¿Vives en un quinto piso? ¿Por qué no lo habías dicho? Pues ya es tarde, estás cayendo. Otro día te doy nociones básicas de gravedad.

Una vez en la calle machaca el diazepán y métete una raya. Si llevas chándal, ponte la capucha. Debes dirigirte a tu objetivo, cada segundo que te retrases es un feto más que vendrá al mundo. Mientras vas hacia la primera pokeparada de tu guía, debes gritar, berrear y espantar a todo aquel con el que te cruces. Especialmente viejos y niños. Con estos últimos debes ensañarte más. Recuerda que si hubieras decidido hacer esto cinco años antes, no estarían ahí. No utilices la violencia física aún. Eso viene después. Una vez llegues, deja de actuar como si fueras Albert Rivera con mucha fafa, no queremos que te expulsen antes de cumplir tu objetivo. A continuación, sigue discretamente a una mujer embarazada. La reconocerás por tener un bombo muy hinchado, y trastornos bipolares causados por el exceso de hormonas. Espera a que vaya a un vestidor. Síguela.

[editar] Pasar a la acción

Ahora empieza la parte divertida. Hay que ponerle a la señora en cuestión el cloroformo/éter en la cara, o si careces de atractivo físico, quitarte la capucha. De una manera u otra se desmayará. Ahora, con suma rapidez, desenfunda la percha, y trepana el útero con esta. Pronto llegarás hasta el no-futuro niño. Una vez notes que has llegado (sobre la marcha te das cuenta), recuerda esos programas infumables de cocina que tu madre veía durante horas, y remueve la percha como si estuvieras batiendo huevos. A los dos minutos empezará a salir una mezcla homogénea de humano. Déjala a los pies de la madre, eso no nos interesa. Ahora, coge el tupper y mete dentro la placenta. Hay que limpiarla bien, no queremos que ninguna bacteria, o judío ortodoxo, se pose en esta.

Una vez hecho esto, aléjate del antro elegido, y repite esta operación hasta que alguien llame a la policía. Aunque es sumamente entretenido, no debemos repetir este proceso muy a la ligera, no nos gustaría que te encarcelaran injustamente por no se qué mierda de derechos humanos y convenciones de ginebra y otras bebidas alcohólicas.

[editar] Volviendo a casa

Bien hecho, hoy has salvado a la humanidad como hubiera hecho Charles Manson has podido. Relájate, y dirígete cautelosamente a tu casa. Por cierto, sabías que... ¿Casi todos los delincuentes, pederastas y vendedores de pañuelos entran a su casa por la puerta después de cometer el delito? No querrás que te pillen por una minucia tal cuando estabas tan cerca de escapar. Vuelve a entrar por una ventana. Si sigues viviendo en un quinto piso, necesitarás un par de piolets, botas de clavos, y demás equipaje de montaña. Bien, ya has llegado. Nadie sospecha de ti. Por último, debes premiarte por ser tan buen tío.

[editar] Cena

¡Dios mío, que tarde es! Se te ha hecho de noche con esto de la eugenesia (se pasa el tiempo volando), y no tienes cena preparada. No te preocupes, lo tenemos todo pensado. Saca el tupper con las placentas, y arroja el diazepán que te quede. A continuación, vuelve a emular esos programas de cocina, y bate el conglomerado hasta convertirlo en una crema troceada, suave y uniforme. Ya tienes cena, y no pongas esos mohínes de asco, que si no has vomitado al ver el vídeo de esas dos cerdas que comían mierda de una puta copa chu jirls, güan cap, no vas a hacerlo ahora.

Para digerir bien semejante engrudo manjar, pon la tele. Por razones que nos sudan el huevo desconocemos, después de hacer estos gestos de filantopía, las noticias no paran de hablar sobre un maníaco que anda suelto violando a personas humanas sin ninguna piedad o explicación lógica. Algún día deberías conocer al pavo ese. Hay un sitio en el que siempre le podrás ver (el espejo, por si no lo has pillado, mastuerzo, que eres un mastuerzo). Finalmente, ya te habrás cansado de escuchar gestas heroicas por la caja tonta, así que vete a la cama.

[editar] Dormir

¡Pa que digáis que no pensamos en todo! Probablemente, el cansancio, o la emoción, no te dejen dormir. Se arregla llamando a Manuela (y no hablo de la alcaldesa de Madrid. Esto se conoce como Vladimir, una paja y a dormir.

P.D.: Por razones X, la placenta humana sienta de culo, pero de forma literal, así que no te sorprendas si durante la noche expulsas por el recto parte de tus vísceras y/o mueres desangrado. En realidad es un buen método para acabar con la superpoblación: borrarte a ti mismo del mapa.


Bueno, y esto es todo lo que debes saber. Y no sientas jamás remordimientos. Eso es de gays. ¿A que ya no los sientes? Muy bien. Aunque ahora que lo pienso, como coño los vas a sentir, si acabas de morir al salirse tus vísceras por el ano, por gilipollas.

Herramientas personales