Incilibros/Guía turística de Chernóbil

De Inciclopedia

Saltar a: navegación, buscar
Cita3.png¡Excelente lugar para visitar y trabajar! En Chernóbil terminé mi práctica profesional el '86.Cita4.png
Homero Simpson sobre el destino turístico.
Cita3.pngPor el sendero de Ucrania fue que quedé mancoCita4.png
Miguel de Cervantes de pasada por Chernóbil
Cita3.pngMuy buenas las salchichas de allá, sí.Cita4.png
Anthony Bourdain relamiéndose.
Cita3.pngOh si claro, allí es el mejor lugar donde he estado.Cita4.png
George Bush hablando de Chernóbil

Seguramente ya te cansaste del bombardeo publicitario de las agencias de turismo, ofreciéndote paradisíacas islas, ciudades medievales o capitales ultramodernas. Tú, que ya lo visitaste todo o por lo menos lo viste por la tele, tienes la posibilidad AHORA de visitar la maravillosa y fantasmagórica localidad de Chernóbil. Con esta guía podrás conocer los más radioactivos interesantes rincones de esa urbe ucraniana y aprovechar esta explosiva noticia turística.

[editar] Muy breve reseña histórica

No te queremos aburrir con historias de reyes y batallas. Vamos a lo central para que te derritas de ganas de ir a tan importante lugar.

La maravillosa comarca de Chernóbil ha sido testimonio de un extraordinario legado histórico, marcado por exterminios tras exterminios desde la Edad Media. Tanto, que llegó a exterminarse ella sola. Si incluso alguien quiso regalarle el territorio a Polonia pero esta tontamente hábilmente no recibió el generoso obsequio.

El último exterminio ocurrió en 1986, año de titulación profesional de Homero Simpson, al concluir su práctica profesional en Ucrania, superando ampliamente los resultados de las purgas estalinistas. Para mayor información véase el artículo relacionado.

[editar] Lo primero es lo primero: lista de útiles imprescindibles

Ouija11.jpg

¡ATENCIÓN!: Dada la proliferación de espectros, las autoridades ucranianas prohibieron el uso de la ouija en Chernóbil y firmaron un convenio con los Cazafantasmas.

Cada viaje tiene sus requerimientos y este, a pesar de tus excelentes expectativas, no es la excepción (todo con "x"). Así como para visitar un paraje selvático se recomienta vacunarse contra la fiebre amarilla, tratarse contra la malaria o vomitar un par de veces al día, Chernóbil tiene sus propios requisitos.

  • Un contador Geiger: lo necesitarás para averiguar cuanta picazón tendrás en la noche o si se te encrespará el pelo. Si no tienes uno puedes bajarlo para tu iPhone desde el ChernobylStore.
  • Un mameluco de plomo: traje tradicional de la zona, utilizado en fiestas locales como la Procesión del Isótopo, de extraño origen greco - eslavo.
  • Un respirador autónomo o en su defecto una máscarilla comprada a algún chino.
  • Un GPS, porque las brújulas marcan al este cuando uno se dirige al norte, gracias al gentil auspicio de la radioactividad reinante.
  • Una Biblia: no debes olvidar tus oraciones antes de morir dormir. Se recomienda especialmente la lectura del Apocalipsis.

[editar] Circuito 1: Belleza natural

Faunacherno.jpg

Extraños animales, como esta serpiente-oveja que da lana, pueden verse en Chernóbil.

Pueden recorrerse las viscosas aguas del río Prípiat a bordo de las incómodas barcazas transportadoras de escombros radioactivos, totalmente automatizadas. El recorrido da una visión privilegiada de la magnífica planta nuclear y de la fauna local, que tiene características únicas gracias a la lluvia ácida un privilegiado microclima.

Gracias a esta especial condición, se han desarrollado ecosistemas óptimos para el crecimiento de especies poco comunes como el pie de atleta, los ácaros, las verrugas plantares y ratas de un promedio de 20 kilos, que hacen las delicias de los naturalistas profesionales y aficionales.

Son destinos obligados también los bosques de árboles color rojo carmesí, azúl eléctrico y verde fosforescente, que hoy servirían a Charles Darwin para ejemplificar su teoría evolutiva.

[editar] Circuito 2: deportes extremos

192px-Star of life2.png Advertencia: Inciclopedia sí da consejos médicos (no como Wikipedia), gracias al gentil auspicio del
Dr. Leandro Gao y su staff de enfermeras.
Parquecherno.jpg

Estos son los autitos chocadores más peligrosos del mundo. Acepta el desafío.

Las actividades que pueden desarrollarse en materia de deporte son apasionantes y vertiginosas, aunque no implican un riesgo a la salud para aquellos que se expongan a menos de 450 curios por hora de radiación.

  • Canopy sobre material fundido: alucina suspendido en el smog aire y alucina con las sensaciones propias de la altura y la radioactividad sin precedentes. Una historia para contársela a tus nietos que no tendrás.
  • Escalada libre del sarcófago de seguridad: esta disciplina es tan apasionante que su adrenalina hace que la guerra de trincheras de la Primera Guerra Mundial parezca un carrousel infantil en comparación.
  • Bungee desde la chimenea del reactor Nº 4: Si tu dinero no alcanza puedes lanzarte desde las chimeneas 1, 2 y 3, pero siempre resultará menos emocionante.
  • Ducha de bario enriquecido: el que se ducha más largo gana, y se entrega el trofeo en el cementerio, según antigua tradición estalinista.
  • Extreme Disney World: gracias a la gentil acción de la radioactividad y el olvido, Chernóbil cuenta con el parque temático más audaz y electrizante de Ucrania. Muy recomendable para enfermos cardíacos, embarazadas y recién nacidos.

Luego de desarrollar estas actividades es probable que aparezcan algunas manchas y picazones en tu piel, nada de importancia que no pueda atacarse con un ungüento para coceduras de bebés o un algodón con alcohol.

[editar] Circuito 3: encuentra la paz interior en la ciudad de Prípiat

Pripiatflag.png

Bandera de la ciudad, donde se destaca cómo no la radioactividad reinante y las aguas fluorescentes del río homónimo.

La ciudad, ubicada a unos pocos kilómetros de la planta nuclear, puede ser visitada por los turistas gracias a los regulares servicios de transporte militares, con traducción simultánea al ruso y al tártaro de Crimea.

Allí se puede respirar la tranquilidad de una ciudad solitaria en la cual se ha formado un ecosistema de fauna salvaje compuesta por ejemplo de terodáctilos, lobos de tres ojos y peces con brazos, animales únicos en el mundo.

La hotelería de Prípiat es amplia y de muy buena calidad, aunque un poco anticuada. No requiere reservas de ningún tipo, pudiendo el turista autoregistrarse por cuenta propia. Es más, debe registrarse por cuenta propia, porque los hoteles no cuentan con personal. Sin embargo, no se recomienda alojar en la ciudad para protegerse de los peligrosos vampiros nocturnos radioactivos, que tras una mordida pueden inocular una fuerte dosis de cesio 137 a su víctima. Prefiere siempre la seguridad de un búnker blindado a unos 50 kilómetros de la Prípiat.

[editar] Vida nocturna

Las discotecas y bares de Pripíat te entregarán una calurosa bienvenida. Está garantizado que lo pasarás bomba. Muchos de estos lugares te resultarán parecidos al bar de Star Wars, pero rápidamente te acostumbrarás y conseguirás una pareja que te aportará miles de grados centígrados de diversión. No te preocupes si la conquista de turno tiene trompa, es peluda o de color verde. Luego de un buen número de vasos de agua pesada se parecerá a Larissa Riquelme.

[editar] Gastronomía

Chernobyl.png

Clásico desayuno de campeones que se sirve en Chernóbil.

En materia gastronómica, Chernóbil ofrece una amplia y variada oferta, con un rasgo en común: todos sus platos son servidos a unos 1500 grados Celsius, para garantizar su correcta cocción.

Las truchas y salmones del río Prípiat resultan muy populares, debido a que no es necesario pescarlos: llegan solitos a las orillas recién fallecidos para que el hambriento de turno pueda recogerlos y prepararlos a su gusto.

Destacan además los preparados alcohólicos basados en agua pesada, que nunca deben ser tomados de pie por el evidente riesgo de caer violentamente al suelo debido a la obesidad que producen.

[editar] Enlaces relacionados

Herramientas personales