Incilibros/La Guerra de los mundos

De Inciclopedia

Saltar a: navegación, buscar
Mariposa.jpg Dejar este artículo en su estado actual, es como impedir a una mariposa desplegar sus alas. Si tienes un rato libre, puedes ir enmendando el formato, mejorar el contenido, cambiar fotos. El mundo será más bonito y todos viviremos más felices.

Los capítulos pueden llegar a ser un poco cortos, pero... Se me ha olvidado. Circule...

[editar] LIBRO PRIMERO

Este Incilibro tendrá dos partes

[editar] La llegada de los marcianos

[editar] El día anterior de la guerra

Tierragira.gif

Ésta es la Tierra. Por ahora no hay marcianos...

Todos Nadie hubiera pensado que en los últimos días (esta semana) estábamos siendo observados por unos marcianos que, junto con su hamburguesa, eran verdes y menos inteligentes que el ser humano, pero quién mierda sabe cómo llegaron a tener este planeta en su dominio. Es posible que lo hayan logrado gracias a que:
  • Tenían hamburguesas por doquier, lo que estimulaba su crecimiento el desarrollo de su cerebro.
  • Porque tenían unas 12345678987654321 manos.
  • Pesaban el doble o más en este planeta, por eso comían hamburguesas.
  • Gracias a que tenían rayos hamburguesa.

Bueno, la cosa es que todo esto trata sobre cómo llegaron los marcianos, conquistaron el planeta y engordaron a todo el mundo engordándolos con hamburguesas de McDonald's. podría resumir todo el libro a: Los marcianos llegaron, casi nos matan, y nos mataron. Espera... No ese no sería el resumen. Todos sabemos que Marte tiene un diámetro de 123450000 metros, por lo cual, los alienígenas pudieron alejarse del Sol y no ser quemados, pero en obra tan estúpida, se congelaron como si ese fuera el planeta natal de Sub-Zero, lo que significaría o que se fue en una nave espacial para destruir el clan de Scopion o que ahí mismo es... Ya no me distraigan, ¿dónde iba? Repánpanos, se me olvidó. Ya no me distraigas. Yo estaba en la ventana de mi casa, cuando pensé: No entiendo que hago aquí, mejor voy a ponerme borracho con mi enemigo Ogilvy Entonces corrí a su casa, cuando no lo encontré, entonces pensé que había muerto. Aprovechando la ocasión, fui al laboratorio -mi trabajo-, para robarle sus fórmulas, sus estudios del espacio, y demás fricadas, cuando lo encontré con la cabeza en la mesa, como si estuviera desmayado. Me acerqué a él para quitarle el dinero que traía en su bolsillo ver si estaba muerto en verdad, tomé su mano para sentir señales de pulso, cuando despertó, entonces grité y me fui corriendo como niña. A la mañana siguiente, amanecí parado, con una pastilla en la mano, en la casa, con mi sábana de Spider-man, en la mano, como si el día anterior me hubiera drogado. Entonces encontré a Ogilvy, que actuaba de manera muy subnormal. Entonces, van a tomarse un café en la sala de estar:


-Un chiste: Iba un perro llamado pegamento que caminaba en la calle, se cayó y nada pasó

-Pero que bueno. ¿De que estábamos hablando? Ya se me olvidó. Oh, ya me acordé.

-Ayer, cuando estaba viendo con mi telescopio la ventana, vi a una figura extraña que no vi, pero oí que decían que debían comprar más té para acompañar las hamburguesas. No tengo indea de lo que hablaban, pero ¡Quién combina té con hamburguesa!

-Sí...

-Bueno, pensaré lo que vi ayer. Debo entregar mi análisis para poder entrar a La Gran Academia de Hamburguesas y Té.

Entonces, se fue, me quedé ahí pensando y pensando en hamburguesas... Y me dormí. Salí a ver las estrellas, por si veía algo, pero después de unos 2 minutos, no vi nada más que un insignificante marciano hablando sobre una hamburguesa deliciosa, entonces comprendí que todo era un sueño. Desperté, y vi una hamburguesa frente a mí, me la acabé. Pensé que tal vez, sí caería ese marciano que vi en el sueño... Todo parecía intranquilo y con mala ortografía.

[editar] La Cápsula voladora

Era de noche, cuando vi desde la Luna que una nave rara se dirigía hacia la Tierra. Yo vi -al igual que Ogilvy-, que el marciano tenía una hamburguesa en la mano.... Entonces, al día siguiente, el marciano cayó. Se enterró en el centro de la ciudad, donde todos los humanos llegaron. Me di cuenta de que quería decir baboseadas, tales como: me salí de mi cuarto, ahora no obtendré hamburguesas. Al parecer, todos querían hacer lo mismo, pues tenía la cara como la tienes ahora. Creo que tuve un poco de alzheimer en ese momento, pues recordaba todo con muy buenos detalles. Entonces pensé: Creo que estoy loco. Creo que estoy diciendo baboseadas. Creo que digo muchos chistes malos. Creo que es imposible que no estés leyendo esto. Creo que estoy diciendo baboseadas. Entre otras baboseadas. Pero que baboso. JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA. Sí, también pensé eso. Vi que todo eso era una estupidez, entonces, me fui a mi casa (que quedaba a unos centímetros) en coche, y pensé: La palabra del día será Inciclopedia. tomé un poco de y, torpemente tropecé. Oí un sonido proveniente de mi cama. Recuerdo muy bien que, me sentía muy mal, como si yo fuera una hamburguesa y me quisiera comer Pac-Man. Entonces, busqué el control, al final lo encontré en las tripas de mi gato, no era un perro, no, bueno, no sé, al final solo cociné el cadáver. Busqué la televisión, y la prendí, puse las noticias, pero me tropecé con los restos del gato-perro y me desmayé por unos cinco mili segundos.

[editar] En la heladería

Empezaban a correr rumores de que los visitantes eran vendedores de pomadas. Yo, en lo personal, no les creí, pues yo me acabé todas las del planeta. Aunque sería lógico que vinieran unos marcianos-vende pomadas, dado que me las acabé. Entonces, cuando iba caminando, me encontré una pomada. Ahora describiré todo. Yo iba caminando por la calle a una tienda friki, para gastar todo mi dinero (lo poco que quedaba), cuando cayó una lluvia de pomadas, junto con una gran casa, de quién sabe donde. No tuve más opción que correr a refugiarme en la tienda Friki (Firki Store), pero sin querer, me metí a la de helado, y me compré uno

[editar] El Marciano se corta

En la heladería, vi las noticias en una televisión 1D, y vi que un marciano gigante, de unos 3 pulgadas metros de altura iban a un lugar sin clientes (Starbucks).
Wokingtripod.JPG

Creí que serían verdes

. Entonces salí.

Vi que, estando en Facebook, platicando el Starbucks, intentó comprar té mediante pomadas. Entonces, comprendió que debía usar dinero (y afortunadamente, traía una billetera que se encontró de camino), pagó y se fue. Dejó todo hecho un desastre, debido a su torpeza. Menos mal que solo era torpe, pues sino, hubiera sido muy torpe, simplemente, lleno de simple torpeza (MMQSETPSHSMTSLDST). Entonces, fui ahí, a ver porqué no le cobraron. No me respondieron. El marciano, afuera, sacó una hamburguesa especialmente grande, la presionó, y algo rojo emanó de él. Creo que también tenían sangre roja (muy roja), y salpicó al piso. Fui a visitar a Ogilvy, pero no lo encontré, entonces, pensé que tal vez, lo del piso no era la sangre del marciano.

[editar] No, no era sangre del marciano

Ketchuppacket.jpg

Rayos... Bueno, me robaré sus créditos

Entonces lo analicé y vi que Ogilvy estaba muerto. Entonces, el caos empezó:

Los marcianos empezaron a robar té, matando de un golpe de hamburguesa Ketchup a todo que se le cruzara enfrente, desde gusanos hasta marcianos. Entonces, los humanos, fueron corriendo como locos por hamburguesas para que no los mataran unas hamburguesas comestibles (y para empeorar el asunto, de McDonald's).

[editar] La Hamburguesa Mata-Gente avanza

Entonces, La Hamburguesa Mata-Gente avanzó hasta quién sabe donde. En las noticias dijeron que ya estaban hasta en Burguer King.

[editar] Cómo llegué a Burguer King

En auto, me arrepentí, ya que quedaba a tan solo unas cuántas pulgadas y el taxi cobró .0000001 leros. Mejor me hubiera comprado la casa de enfrente. Bueno, luego, compré una hamburguesa... De Burguer King y me desmallé.

[editar] La noche de el sábado

Hamburguesa3.jpg

¿¡Es que no me fijaba en lo que me metía a la boca!?

Entonces, desperté en la habitación de... Mi habitación. Creo que me desmallé porque la hamburguesa era una de esas Hamburguesas Mata-Gente en manos de un bebé marciano con té en la mano. Lo último que oí fue: MPI YUY UY UY B-KESM (Yo lo traduje del idioma marciano: Vendo, barato, pomadas, pomadas, para clientes Burguesín). El miedo aterrorizaba las calles, menos mal que esta Batman. Entonces, caminé a la ciudad, viendo que nadie tenía miedo, como si todos fuesen Superman. Me puse a pensar en cómo me llevaría los créditos de Ogilvy. A continuación, una plática con mi consciencia:

Iré a llevarme todo lo que era de Ogilvy -dije

No deberías, él hizo sus esfuerzos

Cierto.

Cierto... Está bien, vamos a robarle


Entonces, me dirigí a la casa de Ogilvy, bueno, su laboratorio. Ahí, Encontré que ya no tenía ningún descubrimiento, se los habían cambiado por unos €100,000. Entonces, me los llevé. Tal vez terminarían en la basura, pero nunca hace mal un poquito.

CÓMO LLEGUÉ A CASA

Bueno, igual en taxi, esta vez sólo me cobró €.01, y eso que mi casa quedaba a unos 2378 kilómetros. Aunque, me hubiera comprado el auto de enfrente.

[editar] La Venta comienza

Como el título de este capítulo dice: La venta comienza. Como sabrán, los Alienígenas vinieron porque se les acabó el té. Yo vi como llegaban cada vez más Alienígenas, y se formaban en grupos para robar comprar más Té y en grupo para comprar más hamburguesas. Estaban acabándose las reservas de tés y hamburguesas, por lo cuál empezaron a robar pedir prestadas hamburguesas y tés para no regresar. Destruyeron todas las casas y todo, menos en los ranchos, por lo que (como es obvio) me fui allí y me refugié de los Alienígenas hasta el día siguiente, que sin duda estaría soleado.

[editar] En la lluvia

Desperté y me di cuenta de que estaba tan nublado como... como... como... como en mi historia. Empezó a llover, lo que significa que los Alienígenas se acercaban. Se acercó un Liu Kang gigante, como de tres metros controlado por un Alien. Llegaron más Robots-Kang. Entonces, me dio mucho miedo y me desmallé. Después de unos 2 minutos, desperté. Salí a ver que pasaba, pero un Liu Kang Me aplastó la pierna y terminé en el piso temblando sanamente.

[editar] En la casa toda fea

Al dejar de temblar, me levanté y me di cuenta de que Liu Kang peleaba contra Scorpion. Caminando me encontré con un borracho que traía mucho dinero y ropa sucia limpia. Y le pregunté: ¿Estás vivo? Me respondió que sí, pero se lo volví a preguntar me dijo que no. Luego le dije que me siguiera y trajera su dinero.

Lo llevé a la casa fea en la que me refugiaba y le dí un vaso de agua que estaba en las cañerías. Me dijo que era artillero y que usaba armas de agua. Entonces, le dije:

-Dispara a los marcianos.

-Buena idea: voy a la batalla.

Entonces, fue a la batalla: lo vi desde la ventana. Sacó su arma y se murió.
Soldadocongato.jpg

Me encontré con este... ¡Espera! Este sí tiene 2 pies, bueno no es este

[editar] Lo que vi de la destrucción del Ranchito

Intenté escapar por las coladeras, pero no cabía, por lo cuál, me tuve que convertir en un reptil se metió. Decidí que debía salir por la puerta trasera. Salí y vi que sólo quedaba una casa fea del buen Ranchito. En esa casa, me encontré con un soldadito sin un pie. Dijo que iría a Tuvalu Ulterior a combatir contra marcianos. Ya en el pueblo Ukelele, se encontró con un marciano, le disparó, pero le rebotó y murió. Yo, como el hombre más valiente del mundo huí. Me escondí en una casa fea (¿todas las casas aquí tienen que ser feas?) por la destrucción (Ah...).

[editar] Cómo me encontré con Burguesín

En la casa en ruinas en Tuvalu Ulterior en Ukelele en un cuarto dentro en... se me acabaron los lugares. Me empezó a dar hambre, cuando oí una voz. Volteé y me dí cuenta de que una hamburguesa de tamaño mayor a las demás estaba detrás de mí. Me contó que era una hamburguesa de nombre Burguesín (me reí por unas 5 horas) y también dijo que... bueno, no lo oí. Se puso a llorar por unos 2 minutos.Hablaba de una dinastía de hamburguesas, fue entonces cuando supe que sería útil. Me dijo que llevaba tiempo ahí y le pregunté dónde quedaban las casas y cosas y me respondió... no sé, me estaba riendo. Le dije:

-Más vale que nos vayamos

-¿A dónde?

-A... bueno a donde se me de la gana. ¡Ya sé!

[editar] Las aburridas aventuras de...

Se supone que en este tiempo, debería ser la historia de mi hermano, pero no la quiero escribir. Me aburre.

Herramientas personales