Incilibros/Manual para sacarse el carné de conducir

De Inciclopedia

Saltar a: navegación, buscar
Señal dragon
Ante todo haz caso a las señales

(Sí, se dice carné) Bienvenidos al manual para sacarse el carné de conducir. Con estos sencillos consejos, podrás sacarte el carné comodamente atendiendo a lecciones básicas, también te guiaremos a la hora de reconocer las señales de tráfico, los semáforos, los puñeteros policías y esos gestos raros que hacen con el brazo, en fin, todas esas mariconadas que a fin de cuentas no vas a utilizar cuando estés a lomos de un Ferrari.

[editar] El libro

El libro del carné, aparte de ser un tocho insufrible, contiene una serie de imágenes y explicaciones que no sirven para nada sirven para explicar qué demonios hace un palote con una señal en la que hay dibujado un señor con sombrero, en medio de la calle, y por qué debes prestarle ninguna atención.

Se divide en secciones, cada una con una serie de páginas numeradas de acuerdo al decreto 59.111 emitido por Alfonso X el Sabio. Cada sección trata un aspecto distinto de la circulación, como son señales de circulación, seguridad en el vehículo, seguridad vial, seguridad social o la fecundación de nuevos pasajeros en el asiento del copiloto. Los muy lerdos no tocan en ningún momento el tema del tuning, cosa que se agradece de corazón.

[editar] Política

Está muy presente en el texto, con mensajes tales como "debe usted hacer esto", "no lo hace usted bien", "vaya usted por la derecha" o "siga por la izquierda". Es muy significativo el hecho de las multas, que te imponen si te dirijes por caminos que el libro expresa claramente que no puedes tomar, lo que se considera el principio de la anarquía y rebeldía social. En el libro hay fotos de políticos que han ganado las elecciones, dentro del coche abrochándose el cinturón ante la que se les viene encima.

[editar] Personas

Niño lento
Contribuye a la selección natural

Como en la vida, hay varios tipos de personas que intervienen en la circulación: las buenas y las malas. A su vez, se han especializado en funciones que describimos ahora:

Conductor: Pastor que dirige un rebaño de ovejas, de bueyes o en su defecto, persona que conduce un vehículo sin la menor idea de cómo hacerlo por la vía pública.

Peatón: Desgraciado que se te cruza delante cuando menos te lo esperas haciéndote pisar a fondo el pedal de freno. Si no lo pisas a tiempo, dejará de ser peatón.

Policía: Desgraciado que se te cruza delante cuando menos te lo esperas haciéndote pisar a fondo el pedal de freno, para ponerte una multa instantes después. Si no lo pisas a tiempo, quizás aún puedas huir.

[editar] Automóviles

En este apartado incluiremos los trastos que utilizamos para desplazarnos. Los dos grandes grupos son: vehículos con motor y vehículos sin motor, se diferencian en que en los vehículos con motor los pedales se pisan, y en los vehículos sin motor se pedalean. Aunque esté mal visto pedalear a un buey o a un tranvía, no existe otra forma de hacer que se mueva.

Vehículos de motor: Turismo, Gran Turismo, Motocicleta, Dieciséis (4x4), Autobús.

Vehículos de no motor: Bicicleta, triciclo, monociclo, cuatriciclo, Inciclopedia, tranvía, animales, canoa,zapatillas de viejecito ese que va andando siempre cerca de los pueblos y que te indica que pronto podras parar a mear.

[editar] Vías

Los lugares por donde se debe conducir, aquellos en que el suelo está muy duro, y que en verano alcanza una temperatura superior a la de un huevo frito. También se incluye los caminos pedregosos y enfangados que llevan a la casa de campo de tus abuelos.

Vías urbanas: dentro de poblado indio.

Vías interurbanas: Fuera de poblado indio.

Travesías: Gira por el Thamesis (río ingles).


[editar] Autopistas

Pistas que surgen automáticamente mientras conduces, tales como las señales de velocidad, los semáforos o los puentes.

[editar] Autovías

Vías por las que conduces automáticamente, cuando hay atasco en la autopista.

[editar] Partes de la vía

Choque2
Ya le dijimos que no se asomara

Calzada: plataforma por la que conducimos, que siempre lleva zapatos.

Carril: Mitad de la calzada en que circulan conductores sobrios en un mismo sentido, y ebrios en el contrario.

Ferrocarril: Otra mitad de la calzada en que circulan trenes.

Cuneta: Lugar donde despiertas tras conducir borracho.

Cambio de rasante: Cuesta arriba en la que no ves venir a los vehículos hasta que no estás en la cima. Puedes joderles encendiendo las luces para que se cieguen descarrilen y se maten.

[editar] Uso de los carriles

Se circula sobre ellos, nunca por debajo. En la calzada se encuentran los carriles, y la parte que sobró al cortarlos, el arcén, en la que puedes estacionar tu vehículo. Por la calzada pueden circular los vehículos que les dé la gana, siempre y cuando quepan. Ejemplo: un buque mercante no cabe. Como ya hemos mencionado, existen dos carriles, el derecho para los conductores ebrios y el izquierdo para esos borrachos que conducen al revés. También puedes meterte en el carril izquierdo para adelantar a esas lentas y entrañables abuelitas que no hacen más que entorpecer tu marcha, o a los largos camiones que te mantienen a 50 km/h durante más de 2 horas, haciéndote escuchar una y otra vez las mismas canciones de tu viejo y gastado casette (o CD para los que tengan coche nuevo).

[editar] Carriles especiales

Arcén: Para arrojar las colillas y abandonar perros.

Carril bus: Para aparcar en doble fila.

Carril de aceleración: Para acelerar.

Carril de deceleración: Para acelerar menos.

Carril reversible: Como las sudaderas, puedes elegir el lado que más te guste para conducir.

[editar] Los capítulos

[editar] Velocidad

La velocidad de un vehículo se mide en km/h, e indica los miles de euros que deberá pagar el conductor si impacta frontalmente contra otro vehículo. Ejemplo: circulas a 20 km/h y chocas con un vehículo estacionado debes 21.000 euros al conductor. Ejemplo: circulas a 320 km/h por una autopista y chocas contra un camión debes 320.000 euros, como no los tienes la mafia soborna a tu coche para que te destroze las piernas, o te mate, según tu cuenta corriente.

Hay otro modo de medir la velocidad no basado en el sistema métrico. Hemos tratado de compararlos con la mayor exactitud posible y ahí van los resultados:

0 km/h: Está parado.

1 km/h - 40 km/h: Va pisando huevos.

41 km/h - 80 km/h: ¡Espabila, esto no es un parking!

81 km/h - 120 km/h: Mira el cabrón, el pedazo de Mercedes que tiene y lo lento que va, ¡quita de enmedio!

121 km/h 140 km/h: Si que corre esta bici, sí que corre.

140 km/h - 200 km/h: Señor director de concesionario, su coche parece que circula rápido por ciudad, no obstante me gustaría probarlo en autopista.

201 km/h - 300 km/h: Está picado conmigo, ya verás como llego yo antes al túnel.

A partir de 301 km/h: Va follao. Va echando leches.

Herramientas personales