Incilibros/Mi experiencia con el Horóscopo

De Inciclopedia

Saltar a: navegación, buscar


El horóscopo (y yo no soy supersticioso porque me trae mala suerte) es un sistema de adivinación basado en la posición de los astros. Tampoco creo en los horóscopos ni en los signos del Zodiaco pues soy Tauro y los de este signo somos escépticos. Veo sin embargo, con la preocupación propia de un sociólogo vago, que la lectura del horóscopo en nuestro medio se esta popularizando más que los huracanes en el caribe.

[editar] Mi vida con el horóscopo

Psiquica.jpg

Esta mujer es quien me dijó con toda veracidad y certeza, qué es lo que te tiene preparado el futuro... (Lo de fea no lo pudo predecir ni su madre...)

Motivado por mi espíritu de investigación científica, he logrado descubrir datos muy interesantes que deseaba deferir con alguna persona inteligente, y siendo extremadamente generoso con usted en pensar haberla encontrado, procedo a compartirla.

La astrología esta basada en el sistema de Ptolomeo, un ciudadano griego que tenía la mala costumbre de hacer pis en cada esquina, de ahí su nombre de Ptolomeo. Este método en que la tierra permanece quieta y los cuerpos celestes se mueven en orbitas prefijadas, crea doce casas, cada una de las cuales esta regida por un planeta, estos últimos tienen ascendientes y descendientes. El planeta que más descendientes tiene es Plutón, de ahí que haya tantos hijos de Plutón en cada esquina.

El horóscopo, hasta la guerra del "Pelo Pon Eso", estaba reservado a los agoreros quienes se encargaban de pronosticar la suerte de la vida de los hombres y sobre todo las mujeres, (que en no pocos casos, sabe qué va a ser de sus vidas), este vaticinio se lo realizaba por la observación de las horas de los nacimientos. Por cuanto en aquella época no existían relojes suizos y los japoneses no habían invadido el mercado, pues estaban siendo invadidos por los chinos, las horas de los nacimientos variaban y fluctuaban con la misma gracias y donaire que lo hace cualquier balanza de una tienda de barrio. Aquello hacía que los horóscopos careciesen de precisión.

Los agoreros, mal pagados procedían a predecir sin fundamento males y desdichas. Luego de la campaña sobre el calentamiento global, y con el nacimiento de Cristina Aguilera, cualquiera podía predecir el futuro, desprestigiándose totalmente el sistema, y la credibilidad del mismo por cuanto los horoscoperos comenzaron a predecir cosas buenas, y eventos positivos lo cual esta completamente reñido con el afán de desgracias y el espíritu de sufrimiento que todos anidamos en nuestro interior.

Que el horóscopo nos mencionase un posible golpe de suerte o el advenimiento de un gran amor, era un hecho imposible de pronosticarse en el pasado, de haber ocurrido así las cosas, a Edipo Rey le daban bienaventuranzas, dichas o bendiciones y así, ni mataba a su padre ni se casaba con su madre, trastocando la historia (de la obra de teatro me refiero) y causando un gran perjuicio tanto a la teoría del psicoanálisis, cuanto a Sigmund Freud quien se quedaba sin sustento para explicar el complejo de Edipo.

Inicialmente los agoreros no observaban las estrellas, por la sencilla razón que trabajaban de día y se acostaban a dormir muy temprano, aún antes del noticiero de las siete. En otras palabras, eran gente sana por lo que hacían sus presagios basados en la observación de las aves, algunas de ellas de alto vuelo, como las que manejaban fondos del estado, y en otras ocasiones presagiaban tomando en cuenta especificas señales que notaban en animales cuadrúpedos, especialmente en caballos, ovejas, vehículos 4x4 y ciertos funcionarios públicos. Luego, con el pasar de los años, los agoreros se hicieron borrachines, comenzaron a tener altercados alcohólicos, y así mismo empezaron a frecuentar cantinas, visitar lupanares y escuchar discos de Julio Iglesias, lo que ocasionaba que salieran de estos antros a altas horas de la noche, momentos en que les era posible no solo ver las estrellas propias del firmamento, sino también aquellas producto de su alto grado de intoxicación, conocido comúnmente como embriaguez.

[editar] Adecuando la conducta

Tauro.jpg

Típica predicción.

Para aquellos que creen a pie juntillas en el Horóscopo se produce lo que se conoce como el "Síndrome de Estoeselcolmo", que consiste en adecuar la conducta en términos que se de fiel cumplimiento a lo que han leído ocurrirá para su signo zodiacal.

Si por ejemplo lee en su horóscopo que el día de hoy lo tendrá muy agitado, que sufrirá un golpe, y recibirá una carta; de acuerdo con esta teoría, de cuya seriedad nadie duda, por cuanto fue aprobada en el último congreso de la FIFA reunido en Tokio, usted para los efectos de agitarse acudirá a un gimnasio hasta quedar totalmente extenuado, correrá doce kilómetros, jugará tenis, subirá por las escaleras a la terraza del edificio mas alto de la ciudad donde viva, se ira caminando al trabajo y tomará unos 700 gramos de agitadín que es una pastilla para elevar la presión a treinta y cinco libras por centímetro cuadrado.

Para que se cumpla la precognición del golpe, usted saldrá dispuesto a pelear con todo quien se cruce en su camino incluyendo su pareja que en algunas ocasiones ya le ha advertido se lo va a fajar, si esto falla, chocará su vehículo, se hará atropellar o inadvertidamente caminará de forma descuidada hasta caer estrepitosamente al suelo y hacerse daño, el mismo que una vez producido en vez de dolor producirá el placer que trae la satisfacción del deber cumplido.

Para que se cumpla aquello que usted recibirá una carta, ¿usted que hará? Lo adivinó, irá al correo porque hace como cinco meses que no va a revisar su casilla postal y las posibilidades de encontrar una carta son altas, aunque esta sea de la tarjeta de crédito, pidiendo que pague sus cuentas del año pasado. Si por desventura no encuentra nada en su buzón, invitara a sus amistades a jugar naipes y al instante que reciba su primera mano dirá, toda agitada y con el dolor de los golpes, ¡esta es la carta que el horóscopo me dijo iba a recibir!

[editar] Pareciéndome al animal

People goat man.jpg

Mire lo que ha hecho conmigo...

Algunos Horoscopólogos coinciden en afirmar que existe otro síndrome cuyo nombre no ha sido dado, en razón a la obstinada oposición de la comunidad científica a las propuestas de la sociedad de ateos residentes en New York, encargada de bautizarlo.

Este síndrome que para efectos didácticos lo llamé, el "Síndrome de A" consiste en adecuar el comportamiento humano simulando al animal del signo del zodiaco que nos corresponde. En razón de este complejo comportamiento se escuchan frases como: ¡Mi signo es Piscis y me la paso en el agua ¡ ¡Yo soy Capricornio y me voy a la finca de mis padres, porque toda cabra tira al monte, ademas, la cola me huele a pescado y y pordelante huelo a cabras! ¡ Tengo la suspicacia del Escorpión ¡ ¡Yo soy Virgo y mis astros dicen que ya no pertenezco a este signo ¡ ¡ Soy Cáncer y tengo una enfermedad acorde con mi signo! ¡Soy geminis y me encantaria tener dos anos para... perdón...!

Luego de todos estos ratos tan desafortunados decidí creer en el horóscopo y verlo como modo de vida y religión, ¿Creeis que he tomado la desicion correcta?, aunque no importa nlo que pienses yo igual seguiré leyendo revistas de mujeres todas las semanas para ver mi signo de por vida.

¿Usted que signo es? ¿ Sería tan amable de darme su opinión ?

[editar] Artículos relacionados

Herramientas personales