Incilibros/Un haragán exitoso: guía rápida para vagar en la oficina

De Inciclopedia

Saltar a: navegación, buscar

¿Le leyeron la cartilla de despido? ¿Sabe cómo dar vuelta el marcador del buscaminas? ¿Lo pillaron subiéndole la falda a la secretaria en su oficina? Quizás es momento de dar un gran paso en su carrera profesional: demuéstrele a su jefe y a sus colegas que Ud. sí sabe trabajar o al menos puede aparentarlo. Esta útil guía le permitirá sacar partido a sus momentos de ocio en la oficina (los que no destine al pingpong de bolsillo) para que se gane la medalla del trabajador del mes.

Oficina palera.jpg

Si intuye que le van a despedir, dedíquese a sustituir los objetos de la oficina por reproducciones fieles y venda las originales por Ebay.

[editar] Personalidad y aspecto físico.

Haragan noexitoso.jpg

Ejemplo de haragán no exitoso.

Lo primero es hacer un lifting de personalidad: deje de reírse a boca de jarro por los pasillos con las ocurrencias de sus amigotes. Vístase de forma sobria y no intente ganarle en la pasarela a su propio jefe. Si antes le gustaba flirtear a la mujer de la limpieza ataviado como Ronald McDonald ya es momento de cambiar un poco a menos que trabaje en McDonalds. Cambié su reloj con pantalla multicolor por uno clásico con manecillas (excepto que sea el reloj de Tribilín). El pelo largo a lo hippie quizás tampoco lo favorezca: vaya a una peluquería y córteselo como Bill Gates (si trabaja en informática) o Al Gore (si trabaja en cualquier otra cosa). Si es calvo búsquese una peluca a lo Luis XVI a ver si se compensa en algo la peladez.

Fruncir el ceño y poner cara de preocupación también le ayudará y quizás le permita llegar al lugar más alto de la empresa, dándose cumplimiento al adagio popular: "más pasta para el cascarrabias".

También deje de intentar seducir a la esposa de su jefe en la fiesta de fin de año, por muy apetitosa que sea, especialmente si él lo está mirando de frente mientras inicia el cortejo y más aún si por culpa de haber perdido la cuenta de los tragos ingeridos usted se da cuenta de que ahora es bilingüe.

La costumbre de escribir borracho los emails de trabajo también debiera dejarse de lado.

[editar] Tramoya

Perdiendo tiempo.jpg

Excelente método para dormir la siesta, aparentando un grado de concentración extremo.

Ponga la fotocopiadora a imprimir 1000 copias de un documento inservible. Aquella enorme resma le será infinitamente útil más adelante. La hoja debe tener al menos dos gráficos de pastel torta, muchos números y uno que otro texto.

Para acrecentar su prestigio profesional siempre puede pedir un diploma a domicilio de la Universidad de Tuvalu Ulterior por Internet. Si sus colegas exhiben uno o más diplomas, sean reales o ficticios, siempre supere en uno el número de unidades. Si ya no queda muro, muy simple: pídale al gerente general la oficina esquinera del piso 18.

Si Ud. es hombre, consiga una foto de una familia de al menos 15 integrantes bajándola de Google Images. Luego pídale a un geek que ponga su cara en lugar del jefe de familia real. Luego imprima a tamaño doble carta y enmarque. Instale la fotografía en un lugar que cualquiera pueda ver desde toda la oficina (a ser posible pegada a un globo aerostático). Esto le ayudará a que lo perciban como un hombre de familia ejemplar.

[editar] El computador

Evite los fondos de pantalla con motivos hiphoperos, pornográficos o metaleros. Siempre será mejor evaluado si pone un wallpaper de un castillo irlandés, una imagen del desierto florido o los canales de Venecia. Mejor aún si evita el fondo de pantalla y simplemente elige un color como el burdeo o el gris claro para reafirmar su portentosa inteligencia gran sobriedad.

Siestaoficina.jpg

Si usa este método no se extrañe de que aparezca la Matrix en su monitor.

Complemento fundamental: agregue un protector de pantalla que diga "amo a esta empresa", tratando obviamente de que la vea el jefe... sólo en ese momento claro está.

Cuando esté jugando al Buscaminas, mirando Internet o con el mésenller, tenga abierta una ventana de Word con muchas letras, o Excel con una tabla complicada. Será rápido pinchar en ella cuando se acerque "un individuo indeseado".

No es adecuado mirar permanentemente la pantalla como si hubiera mujeres en cueros. En lugar de eso, manosee los papeles de vez en cuando, como si buscase información. También puede mirar al vacío o al techo mientras se da golpecitos en la frente con un lapicero. Esto dará la sensación de que está pensando. Es preferible que frunza las cejas, como concentrado, y no mirar al vacío en la dirección de su voluptuosa compañera y poniendo cara de bobo. Podría ser malinterpretado.

Aunque abandone su mesa de despacho, es recomendable dejar el Word o el Excel abierto. Pero cuidado: JAMÁS deje abierto su mésenller ni el Buscaminas si se levanta de su silla. ¡¡Y minimice el Emule, insensato!!

Muy importante: cámbiele la hora al reloj. De esta forma, un email enviado a las 17.00 horas puede aparecer en el computador de su jefe a las 2.30 AM. Se garantiza que será felicitado por su esfuerzo o ser el hazmerreir por idiota.

A propósito del correo electrónico, una persona con mucho trabajo debe recibir muchos email. Desbloquee el filtro de spam y permita que en la bandeja de entrada se muestren clásicos como Consolidate debt, Enlarge your penis y Find women in your area. Si se cuela un troyano no importa: queme el computador y culpe al exceso de trabajo del siniestro.

[editar] El escritorio

Oficina desordenada.jpg

Glorioso resultado de las recomendaciones de este Incilibro.

El escritorio es en la oficina el espejo del alma.

Por eso siempre haga caso de este aspecto: distribuya la resma de 1000 hojas inservibles en forma aleatoria por el escritorio en pequeños montones que sugieran un orden lógico pero que estéticamente representen desorden. Ud. debe aparecer como un trabajador muy ocupado; su día debe ser percibido como la jornada más vertiginosa de toda la oficina. Los papeles más visibles mostrarán gráficos vistosos o esquemas, para se puedan apreciar con un golpe de vista.

El sobrante del papel lo puede meter en algunos sobres y autoenvíarselo, con lo cual además quedará una sensación de gran profesionalismo, resolviendo rápidamente los problemas al tiempo que se abren los sobres.

Complemente este paisaje de febril actividad profesional con unos 100 ó 200 PostIt pegados en el marco del monitor del computador o donde pueda. Anote en modo random números telefónicos, emails y horarios: su evaluación de desempeño mejorará ostensiblemente.

[editar] El teléfono

El teléfono debe sonar constantemente: pida a sus amigos y parientes que lo llamen para que parezca más ocupado. Táctica extrema: si lo persiguen de Recursos Humanos llámese a sí mismo desde el celular e invente conversaciones a ser posible muy serias si es que logra evitar cagarse de la risa. Si tiene un blackberry o cualquier móvil que reciba email, envíese a sí mismo unos 15 párrafos de lorem ipsum y haga como que los lee rápidamente para evitar quedar en evidencia.

[editar] Ajetreado por la oficina

Cuando esté cansado de trabajar en su escritorio, levántese para dar un paseo. Eso sí: que no se note que va a dar un paseo. Para empezar, llévese consigo unos cuantos papelotes en una carpeta. Lleve también algún lapicero (puede usar el mismo con el que se golpea la frente cuando finge estar concentrado).

Camine entre las mesas, tranquilo, pero con aire de saber a dónde va: paso seguro y firme. No vaya con aspecto de bueno, ¿y a dónde voy ahora?. Revise con cierta frecuencia los papeles que lleva, y haga como que anota nuevas ideas.

Por supuesto, no pase por el mismo punto dos veces en menos de 10-15 minutos. Con esta sencilla norma, puede perder media hora en oficinas medianas, y hasta 1 hora en oficinas grandes. Si es un bloque de oficinas, tiempo indeterminado.

Al encontrarse con otro vago compañero como usted, no se ponga a conversar sin más. Muéstrele esos papelotes que agarró de su escritorio y señálelos con el lapicero mientras conversan sobre el partido del domingo pasado, sobre los cuernos del de Finanzas, o las tetas de la de Recursos Humanos. Aunque no venga a cuento, diga de vez en cuando cosas como el último balance, resultados, anterior informe.

[editar] Horarios

Oficina.jpg

Esta forma de vagancia puede disfrazarse de dinámica de grupo.

Como Ud. en realidad es un flojo rematado el tema de los horarios deberá manejarlos con sumo cuidado, de modo que pueda mantenerse en el tiempo como un orgulloso haragán. Un recurso muy útil es la táctica de las cuatro reuniones. Esta consiste en lo siguiente:

Organizar una reunión a primera hora en un lugar distinto a la oficina, para dormir dos horas más o leer el diario en pantuflas.

Organizar una segunda reunión una hora antes del almuerzo, para contar con tiempo necesario para que descanse de tan agotadora mañana y pueda amenizar con una larga plática junto a su esposa o a la misma secretaria que le levantaba la falda.

Organizar una tercera reunión inmediatamente después del almuerzo, para ir con su esposa o la secretaria a la que le levantaba la falda a comerse el postre a un motel parejero.

Finalizar el arduo día de trabajo con una reunión a las 16.30, naturalmente fuera de la oficina, que le permitirá ponerse las pantuflas a la hora que el resto se rompe el lomo.

[editar] Capacitación

Como es natural, toda persona que quiera ser percibida como un buen trabajador debe contar con conocimientos acabados en las doctrinas del Tarde, mal y a rastras, y del Cinco miran y uno trabaja. Aplique aquello en el siguiente ejercicio de capacitación y comente con sus colegas.

[editar] Un día típico

Tio1 Haragan.jpg

Tio1.jpg tuvo que recorrer un largo camino para ser un haragán exitoso.

El siguiente modelo es un ejercicio práctico que le permitirá a Ud. adentrarse en la profundidad del tema de este incilibro. Luego de algunos meses de aplicación se transformará en un avezado aparentador y es muy probable que obtenga pronto una promoción en su empresa. Se adjunta tabla de interpretación de resultados.

10:00 AM: Ud. llega confiado a la oficina. Pero, ¿cómo tan tranquilo a esa hora? Sencillo: le pidió a la señora de la limpieza que encienda el computador a las 8.30. Con su inteligencia, además, Ud. ha dejado en el asiento alguna prenda suya el día anterior que dé la sensación de haber llegado temprano. Como siempre usa la misma prenda, ya luce las perforaciones de miles de polillas en combate permanente, o la acción de los hongos. Además siempre existe la excusa de la táctica de las cuatro reuniones. (15 puntos)

10:00 AM hasta las 1:00 PM: se puede pasar perfectamente la mañana jugando al Buscaminas o al Tetris, y poniendo voz de concentración cuando le llaman. (10 puntos)

1:00 PM a 3:30 PM: en medio de bostezos –salvo cuando le llaman por teléfono- edita unos párrafos de la Inciclopedia y parte a almorzar con gran solaz y relajo. (10 puntos)

3:30 a 4.00 PM: de golpe y porrazo le viene un atisbo culposo y decide apurar el tranco camino a la oficina (no alcanza a comerse el postre). Al llegar entra en razón: mejor seguir levantándole la falda a la secretaria y se come “el postre” en la comodidad de su despacho. (25 puntos).

4.00 PM a 5:30 PM: recibe una invitación con carácter de obligatorio (¿para que invitan a algo obligatorio?) a una reunión sorpresa en la que hay que exponer una presentación inexistente. 15 minutos en Excel y una serie de 40 gráficos de barras, todos con tendencia al alza, son su mejor carta. Las expone con una voz grave y utilizando palabras que no conoce. Al promediar la reunión ya nadie sabe cuál fue el motivo de ésta y se deriva la conversación al fútbol o a la televisión. Es felicitado por su exposición (25 puntos).

5:30 PM: ha sido un día largo y trabajado. Es hora de ir a casa, pero para aparentar que la jornada termina a las 6:00 PM se inventa un “trámite impostergable”. (15 puntos).


Puntos Interpretación
0-25 Ud. es un trabajador de verdad, que verguenza.
26-50 Sea cuidadoso cuando aparenta trabajar. Lo observan.
51-75 Siga adelante, va por el camino correcto.
76-100 Ud. es un maestro en esta materia. No requiere capacitación adicional.

[editar] Táctica de emergencia

Recientes estudios demuestran que existe una probabilidad moderada de ser capturado siguiendo este método por algún jefe. Asegúrese del total desconocimiento de parte de su superior directo, a menos que él resulte un cultor de esta estrategia: en tal caso habrá ganado un aliado en sus andanzas corporativas.

Caso contrario, en la reunión de lectura de cartilla, limítese a decir que sí a todo, no desmentir nada, ya esperar la próxima aparición de Un Haragán Exitoso 2.0, que vendrá con estudios de caso tan apasionantes como el ascenso en el mundo del calzado de Tio1.jpg y "Adaptándose al mercado: cómo convertir un hotel en motel" de Paris Hilton.

[editar] Enlaces relacionados

Herramientas personales