Incinoticias:Auto de Fe para atraer turistas

De Inciclopedia

Saltar a: navegación, buscar

Reciente medida tomada por el Vaticano
06:04 9 de abril de 2010Ciudad: Vaticano; Vaticano — Informa: Hernan Ponce de León, periodista vacacionando.

Agencia Inciclopedia Express
Hoguera.jpg

Las llamas de la hoguera iluminaron el cielo del Vaticano durante un largo rato

El Cardenal Nicora, encargado de los asuntos económicos y limosnas de la Santa Sede y Monseñor Abbone del Pontificio Instituto del Turismo Santo, estuvieron presidiendo ayer por la noche, el primer Auto de Fe que se realizó en la Plaza de San Pedro con el fin de atraer turistas al Vaticano.

Las finanzas del Vaticano este año no han sido las mejores, pues el mercado internacional de las Hostias y el Vino se desplomó debido a la crisis económica que afecta el mundo; por este motivo se hacía urgente encontrar una fuente de ingresos para ir compensando las pérdidas que estaba teniendo la Santa Sede.

La idea de realizar autos de fe para atraer turistas surgió del Cardenal Levada, prefecto de la Sacra Congregación para la Doctrina de la Fe quien dijo que era una buena idea para matar dos pájaros con una misma piedra ya que, por un lado, el turismo genera ingresos y, por el otro, los autos de fe permiten expurgar los herejes que contaminan la Iglesia con la hez de sus ideas.

Turistas complacidos

Señora sonriendo.jpg

¡Muy sorprendida por este agradable espectáculo! Así se encontraba la señora Blanca Rosa Paz luego de contemplar junto con su familia el Auto de Fe.

Los turistas que se paseaban distraídamente por el Vaticano fueron sorprendidos por la parafernalia del ritual: una procesión de canónicos cantando el Miserere, los religiosos con su hábitos, los Jueces de la Sacra Congregación para la Doctrina de la Fe con semblantes serios y un grupo de guarda suizos que escoltaba al hereje impenitente el cual portaba un hábito negro y una capucha que le tapaba el rostro.

Al centro de la plaza de san Pedro una poste y gran cantidad de leños verdes. Cuando se llegó hasta allí uno de los jueces leyó la acusación, invitó al reo a confesarse como último recurso para salvar su alma (puesto que el cuerpo de sobra lo tenía perdido) y se pronunció un emotivo discurso del cual extraemos esta frase tan llena de sabiduría:

Cita1.pngEste fuego terrenal que veis no es ni sombra del que padecerá este maldito réprobo en el seno de Lucifer, sí, hermanos, donde espero que arda por los siglos de los siglos. Amén.Cita2.png

Posteriormente se ató al reo y se le dio cristiana muerte al calor de las llamas, los flashes de los turistas entusiasmados no se hicieron esperar y una vez que hubo acabado todo un clamor popular se alzó: ¡Otro, otro, otro!

El Cardenal Nicora sonrió satisfecho y les informó a los turistas los horarios de los próximos autos de Fe anunciando que cada vez iban a estar mejores, tanto en cantidad de condenados como en la calidad del proceso, pues se baraja la idea de hacer los interrogatorios al aire libre.

Por otra parte Monseñor Abbone invitó a los turistas a comprar recuerdos, tales como carboncillos de la pira, o incluso uno que otro mechón chamuscado.

Blanca Rosa Paz, una turista latinoamericana, elogió el orden del auto de fe y dijo sentirse muy satisfecha pues siempre había soñado con ver algo así.

-«Imagínese que hasta me dejaron encender la hoguera por el lado izquierdo.»- nos dijo la simpática señora.

Herramientas personales