Incinoticias:Azerbaiyán aprueba la eutanasia natural

De Inciclopedia

Saltar a: navegación, buscar

No recurrirá a medios artificiales para acelerar la muerte del sujeto.
19:08 15 de junio de 2015Ciudad: Bakú; Azerbaiyán — Informa: Garry Mammadov

Agencia Inciclopedia Express
Buitre hospital.png

Los enfermos terminales ya no tendrán que esperar más. El gobierno azerbaiyano ha aprobado la ley que permitirá, con tan solo rellenar una innecesaria serie de papeles, entrar en la lista de espera para obtener la solicitud de eutanasia natural. Gracias a esto, el proceso tarda de media unos 15 años menos en completarse, ahorrando la mitad del tiempo para el paciente y para su familia, que esperará ansiosa la herencia del sujeto, ignorante de los costes del proceso. Hasta ahora, la eutanasia tardaba años en administrarse porque cuando se aceptaba la solicitud, el papeleo aumentaba al tener que exhumar al paciente.

Como efecto colateral, acortará la estancia de este tipo de enfermos en los hospitales. Hasta ahora, hacían hueco disfrazando a aquellos enfermos de larga duración de personal sanitario o acompañantes, repartiéndolos por los pasillos y atándolos a fregonas o lámparas para mantenerlos en pie sin levantar sospechas.

Ampliación de la noticia

La tendencia a lo natural también ha llegado hasta los confines del mundo. Azerbaiyán no iba a ser para menos. La eutanasia natural, como su propio nombre indica, no usa medios artificiales para provocar la muerte. En los países que han optado por la eutanasia artificial, los médicos usan armas de fuego, hachas, motosierras y/o mazas. Cuando a Azerbaiyán llegaron noticias que en los países vecinos depositaban a los pacientes, aún vivos, en una picadora gigante después de transportarlos en un camión, se vieron consternados por la falta de un trato individual, personal. Por eso, optaron que la mejor solución era la natural.

La eutanasia natural consiste en aprovechar los recursos que nos ofrece la madre naturaleza para terminar con la vida de un paciente que así lo quiera. El método más utilizado es el uso de animales. Por los pasillos de los hospitales ya se ven cientos de animales enloquecidos por años de cautividad. Como suelen atacar a los miembros más débiles, no hay riesgo que ataque a una persona sana. Pero incluso si sucediera, se considera que el criterio diagnóstico del animal tiene preferencia sobre el del médico.

Los colegios hacen salidas escolares a los hospitales para observar el ciclo de la vida. Hoy mismo, una clase de una guardería se ha salpicado de sangre y vísceras cuando un par de tigres han devorado a un paciente ante sus ojos. "Yo de mayor quiero ser paciente", dice un niño. "Pero no será hoy", le respondió su profesora mientras un quebrantahuesos se lo llevaba volando a las montañas.

Sin embargo, los animales no son el único agente para la eutanasia. Las montañas del país son un lugar idóneo para lanzar a los pacientes al vacío, que reciben un soplo de aire fresco antes de tocar tierra. La inanición o los incendios no sofocados son otros recursos que también se usan. En definitiva, la fusión de los hospitales y zoológicos, el alta rápida de los pacientes y el no necesitar preparar al personal ha revertido positivamente en el presupuesto del país. Aprovechando el superávit, se construirá un campo de golf gigantesco para atraer el turismo.

Herramientas personales