Incinoticias:Bene internado en un centro de rehabilitación

De Inciclopedia

Saltar a: navegación, buscar

Benedicto internado en una clínica de rehabilitación para toxicómanos
12 de MayoCiudad: Sao Paulo; Brasil — Informa: Jôao Naoesido


En el día de hoy, el sumo pontífice Benedicto XVI ha sido ingresado de urgencia en el centro de drogadicción Sao Caetano de Rivera fillo do Duqueisa do Alba en el pueblo de Guantazoinguetao o algo así, en el distrito de Sao Paulo debido a una recaída sufrida en los últimos meses a la adicción que ya había tenido hace tiempo: esnifar pegamento.

Ratzingerdrogata.jpg

El Sumo Pontífice sorprendido metiéndose un chute de pegamento.

Durante la pasada noche, una monja le sorprendió agazapado en un callejón junto a dos yonkis más, con un cargamento importante de cola. La hermana, que insistió en no presentar ninguna denuncia contra Benedicto, fue la autora de la llamada al Colegio Cardenalicio, el cual fue alertado de la recaída.

El sumo pontífice ya había conseguido superar su adicción al pegamento que había mantenido desde pequeño: En el instituto le abrieron varios expedientes por drogarse en los aseos. Sin embargo, esta macula en su historial, no impidió que fuese nombrado papa hace ya dos años, ya que el Colegio Cardenalicio estimó pasada su adicción. A la vista de los recientes hechos, se abre ahora un debate sobre si Benedicto XVI debería ser relegado de su cargo.

Esta misma tarde, tras enterarse de lo ocurrido miles de fieles han salido de sus casas hacia la plaza de San Pedro desde todos los lugares y rincones del mundo, algunos para protestar en contra del papa y pedir su abdicación, otros para mostrar su apoyo a Benedicto, y otros simplemente han ido porque creían que regalaban algo. Una señora que por allí se encontraba realizó estas declaraciones a nuestros corresponsales presentes: ¿Ya? ¿Ya? Vale. Yo opino… ¡Ay, que vergüenza! Opino que el papa no lo ha hecho queriendo, que es muy buena gente y a mi me cae bien, soy su fan número uno… Y esto, ¿Cuándo dices que sale? ¡Ah, vale! Un beso pa mi marido Manolo y ma mi vecina la Pepi, que se joda de la envidia…

Al cierre de la edición, nada se sabe sobre el futuro del papa Benedicto, seguiremos informándoles.

Herramientas personales