Incinoticias:El hallazgo del eslabón perdido

De Inciclopedia

Saltar a: navegación, buscar

Científicos e investigadores encuentran al fin al eslabón entre el hombre y el mono.
05:12 21 de mayo de 2009Ciudad: Tangamangapio; Estonia — Informa: Un reportero cualquiera con ganas de ganar el pulizzer

Agencia Inciclopedia Express

Científicos, arqueólogos y demás gente sin nada mejor que hacer con sus vidas encontraron, después de una búsqueda de miles de años, al eslabón perdido entre el hombre actual y el mono. Así es, lo encontraron viviendo en un callejón junto a una docena de vagabundos, bajo el nombre de Ida. Su estado de salud era muy grave, estando literalmente en los huesos.

Ampliación de la noticia

Missing link.jpg

Uno de los tantos carteles que Darwin colocó en Londres para encontrar a su amada cosa evolutiva.

Este eslabón parece haberse perdido hace cerca de 47 millones de años, según los resultados que arrojaron las investigaciones a este ser. Ida dice no recordar nada antes de ser encontrado por un par de tipos alemanes en 1987. Desde entonces vagó por las calles en busca de comida y dinero, hasta hoy, convirtiendose en una celebridad entre los biólogos y en el sueño húmedo de los evolucionistas y darwinistas.

En una conferencia de prensa que ofreció, habló sobre lo que se sentía ser un eslabón evolutivo de hace millones de años, aunque declaró sentirse algo agobiado por las constantes preguntas que los medios le hacían a cerca de que si su existencia molestaba a Dios por quitarle prestigio. Fue incluso acusado por algunos reporteros amarillistas de ser un fraudulento Lemur que se hace pasar por un protohomínido para ganar dinero, acusación que ya fue desmentida.

En una entrevista telefónica que la agencia de incinoticias realizó a Dios, nos dijo sus reacciones ante este acontecimiento:

Reportero: Su santísima santidad, ¿Cómo reaccinó ante las declaraciones contra su persona hecha por símpatizantes de Ida?

Dios: Hasta ahora sólo han dicho lo mismo de siempre, que si no existo, que esto prueba que soy producto de la necesidad humana de creer en algo después de la muerte, etcétera, así que no me molesta, lo han dicho desde siempre.

R: ¿Entonces no le preocupa que este acontecimiento le quite seguidores?

D: Debo decir que es un poco preocupante, pero ya sabía que esto iba a pasar desde que ese Charles desarrolló sus teorías de la variación de especies sin darme algo de crédito. Lo siento, tengo que irme, mi planeta me necesita.

Herramientas personales