Incinoticias:Entrevista al viejo chiflado que dice ser Hitler (y a la presunta señora Hitler)

De Inciclopedia

Saltar a: navegación, buscar

Tras esta entrevista le subieron la medicación.
5 de octubre del 2017Ciudad: Prefiere no decirla por su propia seguridad; ArgentinaInforma: Adolfo Benito Siquelgruber

Dizquehitler

Habrá que creerle porque... ¿con esta carita crees que nos mentiría?

Agencia Mal-nazi-do Express

Si bien desde hace unos años se había especulado sobre la posibilidad de que el Führer hubiera huído a Argentina tras la Segunda Guerra Mundial no fue hasta hace poco que a Inciclopedia, como siempre tarde y mal, se le presentó la ocasión de entrevistar al mismísimo Adolf Hitler en la residencia ilegal de ancianos en la que apura sus últimos días, tras una vida inusualmente longeva. Así, entre decrepitud, olor a orines, trato negligente y sobremedicación hemos conseguido acercarnos al provecto hombre que asegura haber liderado los destinos del III Reich.

Entrevista a... ¿Adolf Hitler?

Incinoticias: Sr. Adolf... Führer... si usted es quien dice ser... debe ser usted más viejo que cascorro ¿no?

DizqueHitler: Eeeeteeee podés llamarme Adolfo, pibe. Ya a estas alturas uno dejá las formalidades, viteeee. Seehhh, tengo 128 años, no más.

Incinoticias: ¡Cóño! Y pensar que muriéndose todos los días tanta buena gente este mamón haya terminado haciendo la competencia a Matusalén... Oiga, Adolfo. ¿Y por qué es usted tan malo, alma de cántaro?¿Qué necesidad había?¿No cree que se podían resolver las cosas sin montar toda la que montó?

DizqueHitler: Oíme, petiso. Yo no era malo.

Incinoticias: Venga ya...

DizqueHitler: ¡Noo, nooo! Yo he sido una víctima de la sociedad. Mi papá me pegaba cuando chico. Eso marca mucho ¿sabés?. Sobre todo si te pegá con el cinto, eso sí que deja marca. Mein Gott! El muy hijo de re mil puta me aplicaba la vara de la corrección.

Incinoticias: Pero oiga, usted invadió media Europa, organizó un genocidio contra judíos y gitanos, fue responsable de millones de muertes...

DizqueHitler: Bueh, me recagaron bien. Me culpan de muchos crímenes, seh. Boludeces. Vos no sabés como es esto. Empezás un día así como quien no quiere la cosa con unos pibes paramilitares, te venís arriba de repente, te nombrán canciller... y luego es un no parar. Y al final acabás en un bunker fingiendo tu propia muerte para aventarte tan lejos como podés.

Incinoticias: ¿Y la vida en Argentina?

DizqueHitler: Tuve que quitarme el mostacho para esconderme de los judíos, que los muy cortamambos andaban putiaos conmigo. Por demás acá en la Argentina bien, como si estuviera en los alpes. Eteee, ahora hasta tomo mate y le voy a River... wunderbar!. Pronto voy a sacar un libro sobre mi vida, tengo que lavar mi imagen para el porvenir.

Incinoticias: ¿Y cuándo sale a la venta?

DizqueHitler: Eteeee pronto, prontooo. De momento tengo el titulito: Mein Kampf II: ¿hay vida después del III Reich?

Incinoticias: ¿Y cómo es que un supremacista blanco como usted se casó con una mujer mulata aquí en Argentina?

DizqueHitler: Bueh, se me murió la Eva Braun y me apetecía algo distinto. A la vejez viruelas, que dicen. Y ahora dejame, que los otros viejos y yo vamos a jugar naipes.

Entrevista a la señora... ¿Hitler?

Incinoticias: ¿Pero es verdad que su marido es Hitler?

Señora de DizqueHitler:: Qué va a ser. Cualquier cosa con tal de no trabajar. O que chochea. Yo creo que en su juventud tuvo que ser un nazi anónimo, porque cuando hacíamos el acto a veces solía ponérseme a dar voces en alemán, lo que pasa es que ahora nos viene con delirios de grandeza. Siempre ha sido un mediocre y un mantenido. Y un imbécil.

Incinoticias: Gulp.

Herramientas personales