Incinoticias:Hallan la sandalia perdida de Jesucristo

De Inciclopedia

Saltar a: navegación, buscar

La usaba para dar largos paseos para bajar la comida después del almuerzo
02:06 9 de septiembre de 2012Ciudad: Jerusalén; Israel — Informa: Adidas de Judea

Agencia Inciclopedia Express
All-star.jpg

Se caracterizaba por su diseño aerodinámico

Un grupo de perros doctorados en historia ha encontrado la sandalia perdida del famoso Jesucristo, protagonista de algunos de los libros de la Biblia así como de películas infantiles como La pasión de Cristo. Los perros, liderados por el célebre Dr. Chispa D. Malthus, olisquearon en una tarde toda Judea y encontraron la sandalia perdida de Jesucristo, junto con otros artefactos de menor importancia como el Santo Grial, millones de calcetines desaparecidos (ningún par completo) y la virginidad de Paris Hilton. El Dr. Chispa D. Malthus llevó el calzado al laboratorio, donde sus empleados humanos no tardaron en premiarlo y remarcar lo buen chico que era.

Ampliación de la noticia

Según los análisis de sangre y orina presentes en la sandalia, pertenecía a la marca Converse. Según la pegatina con el precio, costó 2 denarios, aunque según la datación del carbono C-14, fue vendida en época de rebajas, por lo que su valor pudo ser menor. El evangelio de Mateo argumenta que Jesús no acostumbraba a pagar nada, sino que se largaba de las tiendas diciendo "Que Dios te lo pague" y como era hijo del todopoderoso, nadie se atrevía a decirle nada.

Las suelas indican que el mesías anduvo sobre todo tipo de terrenos, no solo los que mencionan las sagradas escrituras, incluido agua, aceite y lava. Según el evangelio de Juan, Jesucristo andaba mucho ya que se veía tripita de comer tanto pan. Esto no es extraño, ya que son conocidas sus comilonas, retratadas en multitud de cuadros renacentistas. La razón de su barriga cervecera, disimulada por su túnica, es que por mucho pan y pescado que comía, siempre aparecían más, y claro, después de eso aparecía la virgen María con un bocadillo de medio metro diciendo que se lo comiera o se quedaría con hambre.

La sandalia no perdida está dispersa en fragmentos entre las iglesias de todo el mundo. Estudios realizados por la facultad de sandalias bíblicas de la Universidad de Cambridge indican que si se uniesen todos los fragmentos, se conseguiría una sandalia del tamaño de la selva amazónica, lo que parece indicar inequívocamente que Jesucristo tenía un pie más grande que el otro. Su gran tamaño pudo haber contribuido a que no se le perdiese.

Herramientas personales