Incinoticias:La montaña va a Mahoma

De Inciclopedia

Saltar a: navegación, buscar
Papa George.jpg ATENCIÓN: Este artículo no es apto para fanáticos
Su lectura puede causar incendios de embajadas
y hacer llorar sangre a las estatuas de la virgen.

Seísmo grado 9.6 deja miles de muertos y centenares de heridos.
22:30 24 abr 2007 (UTC)Ciudad: La Meca; Arabia Saudita — Informa: Harun Al-Raschid

Mahoma.jpg

Mahoma. Profesión: Profeta.
Aficiones: Alpinismo, Telequinesis.

Esta mañana un fuerte terremoto devastó totalmente las provincias de Asir y La Meca al sudeste de Arabia Saudita, dejando cuantiosos daños materiales, además de causar la pérdida de millares de vidas humanas y centenares de rebaños de cabras. Al parecer el terremoto fue causado por un repentino y veloz traslado de la montaña Jebel Sawdah hacia la ciudad de La Meca. La enorme masa de roca cristalina habría ido allí a encontrarse con el profeta.

Según testigos locales, Jebel Sadwah, el pico más alto del país con unos 2910 metros de altura, comenzó su peregrinaje de 500 kilometros desde su residencia en el Parque Nacional de Asir hasta la ciudad sagrada, hoy hacia las 9:17 a.m hora local, sin previo aviso. "Debo confesar que nos ha tomado algo desprevenidos. Admito que tendríamos que haber cerrado mejor las puertas. Pero no se supone que las montañas abandonen el parque sin solicitar los permisos y completar los formularios correspondientes. Esto no ocurría desde hacía una era geológica, cuando los grandes acantilados se fueron a dar un baño en el Mar Rojo." - Declaró el director del parque nacional, Salim Ai-Qae Binladera.

Si Mahoma no va a la montaña...

A eso de las 2:30 p.m hora local, el Príncipe Heredero y Primer Ministro de Arabia Saudita, Sultan bin Abdul Aziz, temeroso de que la montaña decidiera continuar su viaje hasta la capital del país y arriuinarle el decorado de su palacio, ordenó a su ejército rodear la elevada formación rocosa. Sin embargo, la tranquilidad fue restaurada tras la publicación de la entrevista concedida por Jebel Sadwah a la cadena televisiva Al Jazirah, alguno de cuyos fragmentos transcribimos a continuación.

Jebel Sadwah: Hace un tiempo ya largo que espero a Mahoma, así quietita sin moverme un centimetro, plantada siempre en el mismo lugar. Ya sé que los profetas suelen ser bastante impuntuales, prometen que ahora en seguidita te traen la redención y después se van al cielo y no mandan ni una postal. Yo hace tiempo que estoy con ganas de ver el fin de los días, me gustaría poder ir a rendirle mis respetos al Sinaí y conocer al Himalaya tan famoso ése. Y bueno, cómo ya lo dice el proverbio...

Reportero: ¿Logró encontrar al profeta al menos?

Kaaba.jpg

La piedra negra. Aunque más chica, atrae numerosos admiradores.

Jebel Sadwah: No, eso es lo peor. Parece que el muy tracionero se me fue hace catorce siglos con una tal Moria. Me siento teriblemente decepcionada, ya no existen hombres de verdad. Bueno, por lo menos aproveché para hacer mi peregrinación a La Meca como corresponde a todo buen musulmán.

Reportero: ¿Y qué opinión le merece la ciudad de La Meca?

Jebel Sadwah: No está nada mal, pero la verdad que no sé que le ven a la piedrecilla negra esa tan diminuta, las montañas rojas de tamaño colosal somos mucho más coquetas.

Explicaciones alternativas

Hasta el momento de publicarse la entrevista, se fueron elaborado varias teorías para explicar el inusitado movimiento sísmico. Según Mustafá Ibn-Rocaffar, experto en Sismología del Instituto Panárabigo de Ciencias en Riad, se trataría de un maniobra estadounidense para verificar que los sauditas no esconden armas de destrucción masiva debajo de la montaña. Por su parte, el Ministro de Defensa de los Estados Unidos, Robert Gates, aseguró que su país no tuvo nada que ver con la presente catástrofe: "Nuestro gobierno no se mete con ningún ciudadano saudita sin motivos. En general, antes esperamos a que se muden a Afganistán, creen una red terrorista islámica de alcance mundial y tiren abajo un par de nuestros edificios neoyorquinos." - Aclaró.

Ismail bin Ibrahim, importante Imán de la ciudad de Medina, descartó la teoría de su compatriota y afirmó que la culpa, como siempre, es del mismo responsable de todas las catástrofes naturales y todo el mal en el mundo: Israel. "Se trata de un intento de boicotear la propuesta de paz saudita." - Afirmó. Ibraim insiste en que las posteriores declaraciones de la propia montaña no son suficiente para refutar su teoría: "Eso sólo demuestra que ese maldito inútil montón de piedras fue sobornado por los cerdos sionistas."

Noticias relacionadas

Herramientas personales