Incinoticias:Los canzoncillos de Hitler, a subasta

De Inciclopedia

Saltar a: navegación, buscar

Tendrán la oportunidad de manosear la ropa íntima del fhurer.
02:34 01 de Mayo de 2016Ciudad: Berlín; AlemaniaInforma: Ricardhyty

Agencia Inciclopedia Express
Todo aquel amante de la Historia y también fetichista enfermizo tendrá la oportunidad de adquirir a módico precio algunas de las
Chicaneonazi.jpg

Nahh, que canzoncillos de Hitler ni que ocho cuartos, a mí mejor déjenme con las braguitas de esta simpática neonazi.

prendas interiores que usó el líder de la Alemania nazi, como así también las que usó el gordo Goering, amén de otros productos de uso personal. La casa de remates a cargo de tan seria venta informó que el poseedor ya fallecido de esta ropita las donó luego de darse cuenta que no le entraban. El objetivo de esta subasta es poder proveer a la gente y al público en general la posibilidad de tener en sus manos el canzoncillo que se ponía el tegobis para cubrir sus nazis partes íntimas. Estos calzoncillos son, por ende, de inmenso valor histórico, ¿Se ocultará en ellos la razón de este hombre para albergar tanto odio en su corazoncito? Por lo pronto, comunicamos que para poder ofertar en este remate es imprescindible poseer un capital mínimo de diez pesos.

Bien sabido por todos es que Hitler tenía un único testículo, la versión oficial indica que el otro lo perdió en combate durante la primera guerra mundial, pero lo cierto es que lo perdió por culpa de un cocodrilo (que estaba embalsamado)

¿Porqué comprar la ropa interior de Hitler? Porque es rica, sana, saludable para los niños... ah, no, esperen, me confundí con la propaganda para la nueva leche en polvo que próximamente va a sacar Nestlé. Bueno, ya sólo cómprenla, no se van a arrepentir (Bueno, tal vez lo hagan). No haremos referencias de tipo escatológicas, pero garantizamos la perfecta y cuidadosa limpieza de los productos a ser vendidos, dado que los mismos fueron lavados a mano por Eva y para esta ocasión serán lavados en lavarropas. Lo recaudado en esta subasta será destinado a comprar comida para los refugiados sirios que están llegando a Alemania en estos momentos, esto fue decidido en una reunión que Merkel mantuvo con Erdogan y Hollande, donde Obama ofreció para ser también rematado el condón pinchado por culpa del cual tuvo a su primera hija, ofrecimiento que fue gentilmente declinado por la Canciller germana (aunque igual se quedó con el forro de treinta cm de largo).

¿Cuáles son exactamente las piezas que están en venta?

En general, son las bombachas, digo, los calzoncillos que vestía Hitler para ir a dar sus discursos políticos, él creía que le traían buena suerte (Se ve que el día de la Batalla de Stalingrado no los usó, y tampoco el de la Batalla de Berlín). El catálogo de los ítems en venta es entregado sólo a los clientes habituales, pero gracias a Incileaks se filtro parte del mismo, el cual para cumplir con nuestra vocación periodística mostraremos a continuación:

  • Pantimedias bien ajustaditas (Le ayudaban a mejorar la voz de pito que tenía).
  • Bombachitas rojas (En realidad eran de Eva, pero Adolf también las solía usar).
  • Tangas (se las ponía para ir a la playa en Meklemburgo).
  • Un corpiño (Le gustaba jugar al intercambio de roles con Eva)
  • Un vibrador multifunción con cinco velocidades distintas que también servía como batidor para preparar pasteles (Se recuerda que en la subasta no sólo se venderá ropa interior sino también objetos personales)
  • Una zunga leopardo. A quien la compre de regalo le dan también una malla enteriza tamaño XXXL antigua propiedad de Kim Jong Un. Ideal para ballenas.
  • Un canzoncillo con suplemento para disimular que el bigotudo tenía un solo testículo. Tiene el elástico vencido, por eso está a mitad de precio.
  • Lápiz labial y delineador de ojos que suponemos que eran de Eva, pero que por alguna razón los guardaba Hitler junto con una peluca rosada.


Ya averiguamos que esta casa planea próximamente poner a la venta la colección de lencería erótica de Michelle Obama, Margaret Tatcher y hasta de la propia Merkel, en el salón de ventas habrá un psicólogo para atender eventuales traumas que pudiesen producirse entre los ofertantes.

Herramientas personales