Incinoticias:Monologuista mata de risa a 6 personas y deja en estado grave a otras 13

De Inciclopedia

Saltar a: navegación, buscar

Al parecer, este cruel suceso fue perpetrado por un profesional del humor
12:26 11 ago 2008 (UTC)Ciudad: Huelva; EspiñaInforma: Diego Mina del Cabello


Agencia Inciclopedia Express

Son extraños los hechos que acontecieron este fin de semana en un bar de copas en la humilde localidad de Huelva. Dicho local, que contrata un cómico cada fin de semana, se había hecho con los servicios de un humorista de renombre para la tarde de ayer. Los asistentes a la cita, que ya tomaban sus consumiciones y daban largas caladas a sus cigarros, tomaron asiento cerca del escenario en cuanto se anunció el nombre del artista. Y nada más coger el micrófono, comenzó la escabechina.

Cita3.pngEra imposible escapar de allí. Tratamos de irnos varias veces, incluso pagué las bebidas, pero cada chiste era mejor que el anterior. Casi me da un infarto, estoy vivo de milagro..Cita4.png

Durante la actuación, el cómico se encargó en primer lugar de atraer la atención de los allí presentes, contando chistes de diversa índole, y una vez que todas las miradas se centraron en él, hizo acopio de lo mejor de su repertorio personal, provocando carcajadas inhumanas y sofocos varios. En un desfile de llantos y muecas sin parangón, este profesional de la risa se encargó de minar la salud de los invitados, con unos hilarantes pasajes sobre la política, el sexo y las relaciones de pareja.

No contento con haber dejado temblando el recinto, y ante la mirada atónita de los enfermeros que llevaban en camilla a los primeros caídos en combate, continuó la criba con su lacónico discurso sobre la aprobación de la pedofilia en los institutos como asignatura práctica. En este punto, el individuo R.P.G. que en el transcurso de los últimos minutos aquejaba de un fuerte dolor en el pecho, caía desplomado al suelo. Agonizante, sus últimas palabras fueron "me mataste de la risa, tunante".

Carcajadas4.jpg

La muerte hizo estragos disfrazada de señor gracioso

La ambulancia no daba abasto y ante los graves síntomas de decojonamiento y dolor que se presentaban en cadena, los encargados de seguridad decidieron retirar al artista, no sin algún que otro problema, ya que por el camino el cómico les susurraba chistes al oído, y los guardias tenían que parar y echarse las manos al estómago, doblados de la risa que había sido provocada con premeditación, alevosía y mala leche.

El humorista ingresó en prisión en la madrugada del domingo, pero fue imposible tomarle declaración ya que respondía con ensayados chistes a las preguntas del abogado, obligándole en último término a abandonar la sala con visibles muestras de haberse reído hasta vomitar trozos de estómago.

Última hora

No se descarta que el humorista tenga algún tipo de relación con la empresa MDD (Muertes por Descojonamiento a Domicilio), filial de Inciclopedia S.A.

Herramientas personales