Incinoticias:Mueren Ingmar Bergman y Michelangelo Antonioni

De Inciclopedia

Saltar a: navegación, buscar

Los famosos y casposos directores de cine Bergman y Antonioni mueren el mismo día. Posible conspiración cinéfila tras las muertes.
20 agosto de 2007Ciudad: Cannes; Italia — Informa: Cinéfilo Rarito

Agencia Inciclopedia Express
Ingmar-Bergman.JPG

Dicen que éste es Ingmar Bergman, aunque en la CIA creen que es un campesino que usaron para las fotos ficticias

El director de cine sueco Ingmar Bergman y el italiano Michelangelo Antonioni han muerto en sus casas respectivas, mientras trataban de escribir un guión conjunto (extrañamente, pues cada uno estaba en su casa, a una distancia de miles de kilómetros el uno del otro). Pero lo que ha centrado estas muertes no es el estado de júbilo que se ha desatado en las grandes salas de cine (ésas en las que sólo se proyectan películas de presupuestos hipergigamillonarios), ni tampoco la tristeza y el luto que reina en las salas más frikis (esas en las que sólo se pone una película al día, de antes de los años 60 y rodada sin diálogos). No. Lo que centra las miradas de todo el mundo es la posible conspiración que puede haber provocado estas muertes.

Ampliación de la noticia

Son ya muchos agentes secretos los que opinan que Bergman y Antonioni realmente llevan décadas muertos y han sido mantenidos en formol por cinéfilos fanáticos que tienen sus salones llenos de carteles de películas de Fritz Lang, y que se han decidido ahora a revelar su muerte. “Hay indicios muy claros”, indica el Gran Jefe de la CIA. Desde Scotland Yard, el Jefazo General se ha limitado a decir que “el gran jefe de la CIA es un gilipollas y un lameculos, pero sí, el hecho de que ambos directores muriesen el mismo día y la supuesta colaboración conjunta en un guión hacen sospechar que han sido muertes programadas por alguna especie de clan cinéfilo-compulsivo”. El porqué han revelado ahora su muerte permanece todavía a oscuras. “Tal vez se dieron cuenta de que si estuviesen vivos serían dinosaurios”, nos aseguró el gran jefe de la CIA. “Ese tío es gilipollas”, responde el Jefazo General de Scotland Yard, “pero es posible, aunque no descartamos la posibilidad de que se les acabase el formol y los cuerpos empezasen a oler mal, siendo imposible su ocultamiento”.

Septimo-sello.jpg

Dos fanáticos bergmanianos reunidos frente a un cine friki en una reivindicación cinéfila tras la muerte del director sueco

El Gran Maestre de ese clan cinéfilo-compulsivo ha declarado en exclusiva para Incinoticias, aunque no ha querido desvelar su identidad: "el mundo del cine va a cambiar", dice con voz de pito y gafas de culo de botella, "un día saldremos de nuestras sesiones de cine mudo vestidos de cruzados, muerte y pervertidos italianos para hacer frente a la gran corrupción de Chewbaccas y soldados galácticos que se extiende como una nube negra por el mundo del cine". También asegura con tono amenazante que "destruiremos los grandes estudios de cine y los ordenadores: ¡abajo los efectos especiales y el cine entretenido!". Al mismo tiempo, asegura que no sabe nada de una posible conspiración y que ellos no mantuvieron en formol a nadie, "salvo a mi conejo Tommy", afirma tímidamente.

Las reacciones en el mundo del cine no se han hecho esperar ante las muertes. "Es una gran pérdida”, dijo un hombre cualquiera que pasaba por la calle al caérsele un céntimo por una alcantarilla. “Y tanto”, respondió su perro. "Yo jamás pude aguantar un coñazo de esos", afirma Steven Spielberg mientras rueda algunas escenas de una emboscada en la II Guerra Mundial para su próxima película. "¿Quiénes? ¿Bergman? ¿Antoqué?", es lo único que pudo articular el inteligentísimo Colin Farrell al oir esos nombres extranjeros. "Hummmmmm... Ahmmmmmm... Ohmmmmmm...", dice Lars Von Trier, discípulo aventajado del director sueco fallecido.

Herramientas personales