Incinoticias:Reveladora entrevista a Bashar Al-Assad

De Inciclopedia

Saltar a: navegación, buscar

Afirma que la rebelión en Siria es responsabilidad de una coalición secreta entre Israel, USA, Paraguay y los Teletubbies.
01:35 24 de agosto de 2013Ciudad: Damasco; SiriaInforma: Ricardhyty

Agencia Inciclopedia Express
Tras cinco años y medio de gestiones y trámites de visados, por fin el gobierno sirio se dignó a recibir a uno de nuestros más experimentados inciperiodistas para realizar una entrevista al tipo ese que manda en Siria, un tal
Basarfak.jpg

Bashar Al Assad fue realmente muy amable con nuestro enviado, y se mostró muy cortés en todo momento.

Bashar Al Assad, siendo ésta la primera que concede a un medio hispanoparlante. La entrevista, que se realizó en el palacio gubernamental de Damasco, estuvo marcada por las preguntas sobre la rebelión siria y My Little Pony, la serie favorita del presi. Cabe destacar la amabilidad de Bashi, conocido brony, al recibirnos en su inmunda pocilga que llama palacio hogar eterno, y concedernos esta reveladora entrevista que tras ser leída nos permitirá entender la complejidad de la Primavera Árabe desde otra perspectiva. Por último, hemos de aclarar que la entrevista se realizó con un intérprete árabe-castellano mediante, dado que por alguna extraña razón a Al-Assad no le gusta hablar en klingon con la prensa extranjera.

Incientrevista

IN: Buenas tardes, Señor Presidente, ¿Cómo está?

BA: Bastante preocupado y triste, por cierto.

IN: ¿Podemos saber la causa de su preocupación, Señor Presidente? ¿Acaso los rebeldes han estado realizando nuevos avances en el norte de Siria y en Damasco?

BA: No es eso. Es que me acabo de enterar que los productores de Hub cancelaron la produccion de la cuarta temporada de My Little Pony. ¡Imagínese! Con lo importante que es eso para mí.

IN: Pero, Sr. Presidente, Hub no sólo ha confirmado la salida de la 4ta Temporada sino que además, ¡Ya han sacado una película de la serie!

BA: ¿De veras?? ¡Ah, entonces soy feliz!

IN: Entiendo. Bueno, señor presidente, yo voy a formularle una serie de preguntas y espero que usted me responda de manera directa y breve. La primer pregunta es: ¿Todo bien?

BA: Sí, con la noticia que vd. me acaba de pasar sí, esta todo bien.

IN: ¿Que opina de la guerra civil siria?

BA: ¿De que esta hablando?
Prensnde 01.jpg

Esta es una prensa Made in China, y como tal es extranjera, y por ende Bashar no hablará en Klingon con ella.

IN: Pero, señor Presidente, ¿Acaso no se enteró que su país está sumergido en una brutal guerra civil desde hace dos años y medio? Ya hay más de cien mil muertos, y la cifra crece todos los días. ¿No oye el ruido de los bombardeos que no estan sonando tan lejos de su palacio?? Es la artillería rebelde.

BA: ¿De veras??? ¡Yo creí que era las flatulencias de mi esposa, Asma!

IN: Eso, por otra parte, ¿Porque su esposa tiene nombre de enfermedad?? Queda feo, si buscaba originalidad, ¿Porque no eligió mejor casarse con una llamada Cáncer, o SIDA, mejor?

BA: Es que queda feo decir: cancer de Assad, o SIDA de assad, la gente puede pensar que el enfermo soy yo. Por otra parte, déjeme decirle que si hay una guerra en mi país, la ganaremos.

IN: Bien, eso es todo lo que quería escuchar, por otra parte, desde hace unos días que tengo una manchita en mi ojo derecho, que me impide ver divisar nítidamente las cosas, ¿No podría usted echarle una hojeada?

BA: A ver... sí, esto es un coloboma de iris, según lo que yo aprendí en la Universidad de Ukelele significa que usted es un tipo con mucha buena suerte, y debe ser así, porque es el primer periodista al que le concedo una entrevista en siete años. Por cierto, usted posee unos ojos tan hermosos, de color azul...

IN: Ah, no, perdón, es que estoy usando lentes de contacto. ¿Podría usted contarme cómo fue que empezó la Primavera Árabe?

BA: Bueno, esa es una historia bastante siniestra y poco conocida. Resulta que un día fuimos todos los dictadores árabes a divertirnos un rato al Silent Hill Lakeside Amusement Park, ¿Cónoce usted ese parque de diversiones??

IN: Sinceramente no.

BA: Bueno, resulta que fuimos, y en un momento, cuando nos subimos a la montaña rusa, Abdalá bin Abdelaziz comenzó a gritar y a lanzar alaridos como si estuviese poseído. Por un momento pensamos que el profeta mahoma (Las maldiciones y las puteadas sean con Él) había tomado su cuerpo y lo estaba torturando, así que con mucho fastidio y decepción nos bajamos todos de la montaña, y los próximos en la fila ocuparon nuestros lugares. Éstabamos dispuestos a exorcisar a Abdalá por propuesta de Mohamed VI cuando el monarca de arabia saudita comenzó a calmarse, al verse fuera de la montaña rusa. Y nos comenzó a contar que había tenido una visión, que la montaña rusa explotaba, que todos moríamos en la explosión, y una sarta de estupideces más. Curiosamente, el orden de los que morían en su sueño es el mismo orden de los que después fueron expulsados de los gobiernos de sus respectivos países. Primero Ben Alí, de Túnez, luego moría Hosni Mubarak, a continuación el tercero en espichar era Muammar Gadaffi, el cuarto fue Ali Abdullah Saleh... y, el quinto... el quinto era... (Traga saliva y comienza a transpirar notoriamente) el quinto era yo. Afortunadamente esto era sólo desvarío del rey de Arabia Saudita, el hecho de que la montaña rusa efectivamente explotase luego de que nosotros nos bajamos de ella y el hecho de que las muertes luego coincidieron con lo que él dijo no implica que dicha chifladura haya sido una verdadera visión del futuro. Además a mi no me pasó nada aun. Y ya ve, yo voy ganando la guerra.

IN: Que bien, guacho, te felicito.

BA: ¿Cómo?
Bashar-al-assad.jpg

Agradecemos a KISS por haber aportado el fondo musical a la entrevista.

IN: Que me alegro por el éxito de sus triunfos militares, Su Excelencia. Por cierto, ¿No dijo ese tal Abdelaziz nada sobre la yegu, digo, sobre la presidenta Cristina Kirchner?

BA: Coño, comenzó de repente a hacer mucho calor aquí, ¿No le parece? ¿Le molesta si me quito el saco?

IN: Señor, no me cambie de tema, por favor. Y está en su hogar, como usted lo prefiera.

BA: Bien, de paso me saco la corbata y me desabotono los dos primeros botones de la camisa. Por cierto, ¿Se nota mucho que no llevo remera debajo de la misma?

IN: De hecho, noto que... ehm. ¿Estoy viendo mal o usted está vistiendo un sosten, señor Presidente??

BA: Shh, que no se entere Asma. ¿Sabe? Últimamente tengo deseos de experimentar sensaciones nuevas. En Corea del Norte, por ejemplo, mi buen amigo Kim Jong Il, que en paz descanse, tenía un regimiento de chicas de 16 años destinadas exclusivamente a satisfacerle sexualmente. Yo tengo algo similar, sólo que en vez de chicas de 16 años son cabras. Y algún que otro burro.

IN: Muy bien, señor Presidente, dígame, por último... eh, ¿Que hace?

BA: Disculpe, no creo que le moleste que me quite también los pantalones. Aquí realmente comenzó a hacer calor, ¿No le parece?

IN: Ahm... supongo. ¿Que opina vd. sobre los combates que se suceden en Siria diariamente? En su opinión, ¿Cree que haya alguien que esté orquestando dichos ataques desde las sombras?

BA: Personalmente sí, pienso que Occidente se ha aliado a Israel y Paraguay para contratar mercenarios de todas partes del mundo, enviarlos a Siria y derrocarme para de esta manera colocar en el poder a mi eterno enemigo político: Tinky Winky. Por cierto, ¿Le gusta mi tanga?

IN: Pero, yo no veo que usted esté llevando ninguna tanga, señor presi... oh, demonios, caí en la trampa, ¿Porque habré mirado???

BA: Porque sabes que te gusta, picarón.

IN: Bueno, se acabó, señor Presidente, usted realmente me está incomodando, déjeme hacerle una última pregunta, ¿Cuál es su pony favorito?

BA: Pinkie Pie. Ahora, bájate los pantalones.


(Por alguna extraña razón, nuestro incicorresponsal de guerra enviado regresó a casa en silla de ruedas y en un estado mental realmente calamitoso. Creemos que fue debido a la brutalidad de la guerra civil siria y a un posible ataque con gas sarín, aunque eso no explica la tremenda dilatación anal que detectó nuestro médico oficial de Inciclomedia Express)

Herramientas personales