Incinoticias:Se celebra otro concierto en la discoteca más ardiente de Quito

De Inciclopedia

Saltar a: navegación, buscar

Los jebis no entienden a la primera...
19:58 18 de abril de 2010Ciudad: Quito; Ecuador — Informa: Zoilo Máximo Cabreao, corresponsal de campo y ciudad

ENH (Ecuatorianos sin Nada que Hacer)
Camino al infierno-1-.jpg

¡Vengan rockeros, vengan! ¡Mwahahaha!

El anterior día 17 de abril, mientras los seres normales camellábamos como de costumbre, se celebró un nuevo concierto en lo que quedaba de la ardida discoteca "La Factory", donde hace 2 años, 19 jebis entregaron su alma a Satán Dios. Ataviados con sus tradicionales prendas negras de, hum... cómo decirlo, jebis? y sus largas cabelleras de virgen de pueblo, los metaleros disfrutaron de su música favorita, mientras en las afueras, otra sección disidente protestaba por lo que consideraban una falta de respeto a la memoria de quienes marcaron calavera en este lugar, aunque claramente se veía que estaban enfadados por no haber sido invitados a partir tímpanos.

Comentarios y borrachera posteriores

Cita3.pngEstá bien que los rockeros quieran vivir en el infierno, pero, por favor, no vuelvan a enviarlos allá...Cita4.png
Cualquier persona sobre el concierto de hace 2 años

Una gran cantidad de los arriba mencionados, llegó a presenciar a los nacos cantantes de Ultratumba y Transmetal, quienes provocaron la histeria y ganas de sepso entre los concurrentes. Mientras tanto los vecinos del lugar, discutían si volver a encenderle fuego al lugar, para acabar de una vez con el barullo concurrente.

A partir del punto en el que los rockeros se sienten aburridos, comenzó a circular una enorme cantidad de licor entre la concurrencia. Los desmanes no se hicieron esperar, y los vecinos antes mencionados, se arrepintieron de no haberle prendido fuego al lugar caundo aún tenían la oportunidad. Pero ya era tarde. La flor de sus hijas mayores ya había sido sacrificada por un maloliente jebi, proocando gritos que se confundían con los aullidos de la concurrencia.

Herramientas personales