Incinoticias:Sin hacer una mierda, Cristiano da el úndecimo título de champions al Madrid

De Inciclopedia

Saltar a: navegación, buscar

Piqué, cabrón, ¡saluda al campeón!.
23:00 29 de mayo de 2016Ciudad: Milán; ItaliaInforma: Tomás Roncero


Agencia Inciclopedia Express
Rival atleti.jpeg

Tras la final, el Madrid probará al Rayo Vallecano.

Pasaron dos largos años desde aquella pesadilla eterna colchonera en la final de la UEFA Champions League del 2014, y tras este sábado, aquella prueba de paternidad brindada por el Real Madrid regresó a los sueños de todo seguidor del "atleti", tras la final de la edición de 2016 de la copa, donde en un inicio, pintaba como una revancha a mano limpia del Cholo Simeone ante el culo bronceado del portugués Cristiano Ronaldo, al final terminó siendo lo mismo que su enfrentamiento anterior, donde un Ronaldo que estuvo más muerto que Franco en todo el partido terminó llevándose la gloria de alguna forma al final.

Detalle de la noticia

Anteriormente a la final, el Atlético de Madrid parecía el favorito a llevarse el título de Champions sobre el Real, ya que gracias al cholismo con su filosofía de anotar a los 10 minutos y defender el resto del partido, se vieron implacables ante grandes europeos, eliminando sorpresivamente a un Barcelona que prefirió cargarse la Copa del Rey a ensuciarse las uñas en Milán y ante un poderoso y no natural Bayern München, donde dejaron al pobre Guardiola sin aún más cabellos por los nervios. Por su parte el Real Madrid, tuvo un camino con menos piedras y más troncos, donde se midieron ante una Roma que nadie vio en el campo, un desconocido Wolfsburgo que casi deja llorando a Zidane y un Manchester City que se aburrió de jugar fútbol a los 20 minutos de la ida.

El partido final, tuvo una atmósfera de pasión enorme para la miseria que fue el juego, que al menos 70 de sus 90 minutos podrían resumirse en gritos del Cholo, patadas de Pepe y uno cuantos cabezazos y tiros a la mierda de ambos equipos. El tiempo reglamentario culminó 1 por 1 con un gol cargado de ego de Sergio Ramos y otro de un negro belga del Atleti que nadie conoce. El tiempo agregado, bueno, no cambió mucho, pero por ser más tiempo nadie se fue de su asiento, y tras algunos trallazos bien y mal dados llegaron los penales, donde el Madrid se vio beneficiado por el destino al elegir portería y posteriormente por las 3 fintas que se llevó Oblak en los tiros. Tras una falla tremenda de Juanfran, llegó el turno del astro portugués de hacerla grande y con todo resuelto ya y un penal mal colocado, sumado a otra finta más Oblak, CR7 se cargó la gloria en hombros sin siquiera haber movido un dedo en el resto del partido.

Herramientas personales