Incinoticias:Tres tristes tigres tragaban trigo en tres tristes trastos sentados en un trigal

De Inciclopedia

Saltar a: navegación, buscar

Eran tres, eran tristes y tragaban
4 de agosto de 1908Ciudad: Transilvania; Rumanía — Informa: León Tratrotsky


Agencia Inciclopedia Express
15tigres.jpg

Los culpables de los hechos. Cuidado: Pueden ser peligrosos.

Tres tristes tigres tragaban trigo en tres tristes trastos sentados en un trigal, sentados en un trigal en tres tristes trastos tragaban trigo tres tristes tigres. El tren traía tres traicioneros tigres tras trancas. El atraparlos atrajo tras nosotros articulistas entre otros troles del periodismo.

Ampliación de la noticia

Tigre lengua.JPG

"Ay, qué noticia más aburrida...".

Fue hace tres trimestres, mis trillizos, Tristán y yo tratábamos de obtener un trofeo por un trabajo de cetrería de pantera tigris tigris, nos construimos un estrecho control para tratar de atravesar Transilvania, tierra de tigres traidores ¿tigres en Transilvania? Tristán no los dijo, no nos tragábamos esa mentira, pero él nos tranquilizó dejándose estrujar en el catre, patrañas, puros pretextos. Aunque estrujarle tremendos atributos nos trajo tranquilidad.

El tráfico a territorio extraño no estuvo contrariado, tranvías y trenes transportaban trapos al extranjero. Transilvania se encontraba entre la industria de trapeadores y el trato de trigo trastornado. Un trafalgar nos entretuvo ensartándose un tridente en las tripas por tres retribuciones de oro, tuvo triste tránsito a otra vida trascendente.

Atracamos a dos transeúntes en la metrópoli central, traían tragos sobrantes y por distraídos les sustrajimos hasta los trastos. Tres tardes posteriores encontramos tigres, no, no eran tigres, pero transpirabamos como un transatlántico humea, detrás de un tronco, - ¡tras él, gritó un trillizo!... pero nos introdujeron en la trampa tramada del tan traumado tramposo.

Los transeúntes que tres tardes anteriores atracamos eran subalternos del Ministro del Tribunal Transilvania, Conde Patricio Estrella. Le tratamos con tributos, era estremecedor y transexual, no nos destripó como tradicionalmente se tratan estos trámites, sino que se trababa de un participante contra los tigres, nos entratamos en ir a trabajar los tigres.

Como en Troya, a tres metros estaban trescientos tigres prestos a tragarnos, nosotros los destruimos, uno tras otro, con una tranca, o con un trascabo, como triunfáramos. Tras de los troncos, atravesando todo, estaban tres tristes tigres que tragaban trigo en tres tristes trastos sentados en un trigal. Pobres tigres tristes, igual los tranquilizamos.

Herramientas personales