Instrumento musical

De Inciclopedia

Saltar a: navegación, buscar

Un instrumento musical es un cacharro que de una u otra manera ha de vibrar, por lo que podríamos decir que es un vibrador. Su objetivo último es producir sonidos de estridencia variable con el objetivo de producir música y procurar mayor lucimiento a bodas, verbenas, actos protocolarios y fiestas regionales así como poder utilizarse -con este fin- para el disfrute íntimo.


[editar] Historia

[editar] Orígenes

Cuando el hombre primitivo descubrió que sus posibilidades de vocear, pegar gritos, golpearse contra cosas y golpear a otros con la finalidad de crear música eran muy limitadas, concibió la posibilidad de utilizar objetos varios con el fin de ampliarlas. En este momento es cuando según reputados antropólogos como Lévi-Strauss (también conocido por su industria de pantalones) surgen los instrumentos musicales.

Encontramos así mismo referencias en La Biblia, donde el redactor de la Historia Sagrada, adjudica a Júbal ser el padre de todos aquellos que tocan la cítara y el arpa. Y habríamos de concluir que el que este Júbal sea de la estirpe de Caín es indicativo que probablemente alguien, armado de tales instrumentos, anduviera jodiendo la siesta al mentado redactor. También es destacable el caso de Ctesibios de Alejandría quien pretendiendo construir un jacuzzi obtuvo un órgano hidráulico.

[editar] Antigüedad

En todas las civilizaciones de la antigüedad tenemos ya testimonio del uso de los instrumentos musicales para putear al vecino. Y como excusa para no trabajar.

En la China milenaria, el campesino Ling-Lung Knei, en lugar de cultivar los campos como debía, se fabricaría una flautica con cañas de bambú, inventando el sonido chinurri y triunfando por los saraos a lo largo de toda la Gran Muralla.

Aunque no se conservan testimonios escritos. La evolución de la música en Egipto puede adivinarse según la evolución de sus instrumentos musicales: al principio sólo tenían percusión, así que es de suponer que hicieran Hip-Hop y Bakala, más adelante se fueron añadiendo más instrumentos hasta que terminaron formando toda una banda y tocando pasodobles.

En la antigua Grecia cuenta la leyenda que el dios Apolo violó y mató a una tortuga para construirse una cítara con su caparazón, mientras que al dios Dyonisos, más dado a las bajas pasiones, le gustaba arrodillarse para llevarse a la boca cualquier cosa fálica que pudiera encontrar. Así desde este momento se identifican los instrumentos de cuerda con el primero de estos dioses y los de viento, en los que si soplas nunca sabes qué va a salir, con el segundo. También obtuvo gran reconocimiento -póstumo- Terpandro: añadió dos cuerdas más a la lira, y su innovación fue tan impactante que, debido a las estridencias que producía, fue condenado a ser extrangulado con las mentadas cuerdas. Uno desearía que le hicieran lo mismo a Bisbal

Los romanos solían llevar tambores y trompetones a la batalla para acojonar a sus enemigos, de lo mal que tocaban. Quizás este fue el secreto de que lograran conquistar toda la cuenca mediterránea. Esto y el horrible vinazo al que invitaban a sus enemigos en las treguas entre batalla y batalla: estaba tan especiado que les producía horribles diarreas y así no hay quien guerree.

[editar] Edad Media

Potro tortura.jpg

Los instrumentos en la Edad Media solían acompañar a la voz humana, ya sea en forma de canto o de alaridos

Destaca en esta época la invención de la gaita escocesa por parte de William Wallace. Los instrumentos musicales eran fundamentalmente utilizados por los trovadores, troveros, juglares y demás ralea de buhoneros, vagos y maleantes. Guillermo IX de Aquitania, primer trovador de que se tiene noticia utilizaba la lira y la guitarrica para acompañarse mientras en sus canciones presumía de lo que le medía el miembro (se autodenominaba el "trichador de dòmnas") y se atribuía, debido a ello, la invención del fagot.

En el ámbito eclesiástico predomina la música oral vocal, pero evoluciona y se amplía el órgano en gran manera (daba mucho juego como mueble-bar) aunque en los momentos más místicos y orgiásticos incluían otros instrumentos como el digderidoo. Los procesos inquisitoriales fueron también un gran campo de pruebas para los instrumentos.

Los árabes por su parte introducirían en Europa el vigulín.

[editar] Renacimiento

En este momento aparecen los primeros géneros puramente instrumentales, en los cuales ya no se acompañaba a las voces. Al principio eran simples plagios de los greatest-hits vocales, pero poco a poco se les fueron añadiendo noticas hasta que no los reconocía ni el que los había parido. Es el momento de los grandes géneros para tecla como la Tocatta (de contenido erótico), el Tiento (para tocar a ciegas) y las siete Diferencias.

En España se desarrolla especialmente la Vihuela, invento de un tal Pepe. Era una especie de guitarra con trastes móviles que se desafinaba a voluntad y que se utilizaba para gastar bromas al ejecutante, manipulándola previamente a su actuación. Cuando este se presentaba ante el público las risas estaban garantizadas.

[editar] Barroco

Es la época de los grandes Concerti Grossi (normalmente sobre temas de mal gusto) de las trompetas y trompas naturales (bebían demasiado) y del desarrollo del temperamento, pues esta era música de la que forja el carácter -al menos esto es lo que te dicen siempre que te van a hacer una putada ¿no?-. Esta época se caracteriza por esto, por sus afeminadas piezas para clavecín (lo metían en todo los tíos) y por el pesado de Vivaldi dando el coñazo con sus violinitos. Se experimenta especialmente en el campo de la Ópera donde se amplia la percusión para hacer los efectos especiales (en esa época no tenían tratamiento digital): se introduce el látigo, la sierra mecánica, los fuelles, el torno-fresador...

[editar] Clasicismo

El hecho más reseñable es que se conforman las bases de lo que será el concepto actual de la orquesta. Se cuenta que Joseph Haydn le dijo a Wolfgang Amadeus Mozart -¿A que no introduces un clarinete?... ¡no, ahí no, en la orquesta!- y éste así lo hizo, para desgracia de las generaciones venideras. Esta época que comenzó por la feliz sustitución del clavecín por el piano (suena mas, pero carga menos) acabaría de manera traumática con la invención y aplicación de otro célebre instrumento: la guillotina.

[editar] Romanticismo

Con la Revolución Industrial se desarrollan al máximo las posibilidades de los instrumentos existentes y se inventan otros nuevos. Las orquestas crecen tanto que se tienen que construir edificios especiales para meter a tanta gente, los grandes virtuosos ponen los pelos de punta al personal y -para eterna desgracia de las generaciones venideras- se inventan el el trombón, la tuba, el saxofón...

[editar] Contemporaneidad

Como ya habíamos visto que en el Romanticismo se desarrollaban las posibilidades de los instrumentos, ahora se busca ir más allá simplemente puteándolos. En el ámbito de la Música Clásica el experimentalismo lleva a retorcer violines, hacer implosionar laúdes y, en definitiva, se utilizan los instrumentos de cualquier manera menos como en un principio fueron pensados. Se tratan también como instrumentos musicales cosas que en principio no se consideraban tales, siendo este el caso de Giambattista Diverdi con las ametralladoras.

En el ámbito más popular se desarrollan las guitarras eléctricas, instrumento que se caracteriza porque todo niñato flipado cree saber tocarlo, las baterías y los bongos.

La electroacústica es un ámbito que lleva más allá de todo lo que cabía imaginar: gracias a ella y sus aplicaciones militares, la guerra química y bacteriológica pronto será cosa del pasado.

[editar] Clasificación

Horca.jpg

Instrumento de cuerda

La clasificación de los instrumentos musicales es un sindiós y nadie acaba de ponerse de acuerdo, pero la más extendida es la siguiente:

  • Viento: son aquellos en los que, por lo general, se introduce el agujero en un orificio corporal (a elección del ejecutante) con el fin de expulsar aire por el mismo y hacer sonar el cacharro. Silbato de guardia, Vuvucela, Botella de anís del mono (en su extremo superior), Botijo.
  • Cuerda: son aquellos fabricados normalmente con las tripas de algún bicho, las cuales se frotan o se pulsan con el fin de que produzcan chirridos desagradables. Maroma de barco, Viola, Tirachinas.
  • Percusión: son aquellos que habitualmente se agitan, rascan o golpean a hostia limpia con el fin de acojonar al personal. Botella de anís del mono (en el cuerpo de la misma), bombo, saco de boxeo, pulpo recién pescado.
  • Instrumentos eléctricos y electrónicos: son aquellos que se valen de la electrocucción como medio para producir sonidos.

Un caso particular es el piano, quien puede ser de cuerda o percusión según el ejecutante se sitúe dentro (en plan sarcófago) o fuera del mismo. Igualmente es, en el primer caso, un instrumento funerario.

[editar] Otra clasificación

Cacerolas.jpg

Gamelán balinés

Al ser la anterior clasificación una puta mierda, se han propuesto clasificaciones alternativas, como la que sigue:

  • Idiófonos: aquellos instrumentos destinados a ser interpretados por gentes con pocas luces.
  • Membranófonos: aquellos destinados a ser interpretados por gentes con membranas interdigitales.
  • Aerófonos: aquellos destinados a ser interpretados tras la ingestión de fabada.
  • Cordófonos: aquellos destinados a interpretarse durante el bondage.

O eso ponía mi libro de la ESO


[editar] Instrumentistas célebres

Manolo-el-del-Bombo.jpg

Percusionista español de fama internacional

Herramientas personales