Insulto

De Inciclopedia

Saltar a: navegación, buscar
Cita3¡Mecagüen tu puta madre! ¡Maricón inglés de los cojones!Cita4
Miguel de Cervantes sobre William Shakespeare.
Cita3¡Jódete bastardo, hijo de puta!Cita4
William Shakespeare repondiendo a Miguel de Cervantes.
Cita3¿Por qué no se callan? ¡Par de gilipollas!Cita4
Juan Carlos I cortando la discusión anterior.
Cita3Suven estrujjen bajen!Cita4
Bart imitando a un alemán enfurecido.
Cita3¡Iu ar a donquing! ¡Iu ar de last! ¡Eres un borracho, Mr. Danyer!Cita4
Hugo Chávez haciendo uso de su perfecto inglés.
Cita3Perro culiao maricón conchetumare, hueón. ¿Qué más querí?Cita4
Chileno insultándote.
Cita3¡Pinche pendejo hijo de tu reputísima madre!Cita4
Mexicano sobre el hermoso arte de insultar.

¿Qué mierda es un insulto? Si no lo sabes, eres tonto del culo un extraterrestre o has estado hablando solo en una isla desierta con un balón de fútbol llamado Wilson.

Básica (y educadamente) es un recurso dialéctico cruel utilizado principalmente por gente mala para herir los sentimientos de los demás y hacer llorar al niño Jesús. También es parte imprescindible de toda critica constructiva, por ejemplo: "Este artículo es una mierda y mis ojos sangran con solo leerlo".

Maleducadamente es una mierda de palabra utilizada como refugio por todo hijueputa cabrón que no tiene ni talento ni cualidades suficientes para destacar en algo (ni siquiera en Wikipedia) para hacer sentir como una basura a las personas cuyos servicios valen más de 1 lero la hora. En resumen, se podría decir que las personas que emplean insultos tienen la actividad cerebral más reducida que la de un sucio y apestoso primate piojoso, y serían más útiles para el planeta si fueran una mierda clavada en un palo en vez de un ser humano. Y es que esta clase de mamones deberían ser reciclados por nuestro adorado Monesvol y reconstruidos en forma de Dummies (esos simpáticos muñequitos que sirven para testear los daños sufridos en un accidente de coche). Así al menos tendrían una utilidad para la humanidad.

Yancha

Hasta en Dragon Ball se utilizan insultos ¿qué esperabas de esta serie de mierda?

La cualidad insultativa de un adjetivo parece depender mas del criterio y percepción del receptor que del termino en sí (aunque Hijo de Puta va ganando por mayoría según un sondeo anal de la RAE, por ejemplo: si llamas inglés a cualquier argentino este fracturará todos tus huesos y luego te sodomizará, lo mismo si llamas argentino a un chileno, más de lo mismo si llamas chileno a un peruano, exactamente lo mismo si llamas peruano a un boliviano, etc. Aun así el adjetivo "hijo de <inserta tu nombre aquí>" es un grave insulto aquí y en todo lugar.

Otra cualidad importante de los insultos es que su uso excesivo puede ser perjudicial, ya que los insultos nos llevan a la agresividad, la agresividad nos lleva a la violencia, la violencia nos lleva a la guerra, la guerra nos lleva al holocausto nuclear, el holocausto nuclear nos lleva al fin del mundo y segun dicen los expertos el fin del mundo no debe ser algo bueno (quizás). Los insultos los puedes decir cuando te apetezca :que uno te pega Gilipollas!!! Hijo de perra/puta ,mamon ,maricon. Que uno te burla :Que te folle un pez espada,comprate un condon hijo de puta.

Uno de los insultos mas destacados es TÚ MADRE que le dejas fatal ,te dice capullo le respondes TU MADRE etc etc

[editar] Historia de los insultos

El insulto común surgió hace millones de años, en la época de los cavernícolas, más concreatmente cuando se descubrió el fuego.

Sucedía ese día que un troglodita estaba furioso porque su mujer había robado todas la piedras de oro que tenían y se había largado con un mamut (¡zorrón!). Cuando se enteró el salvaje, cogió dos piedras del suelo y empezó a golpearlas con rabia recordando a su mujer (recordando lo puta que era, más concreatamente). Entonces, cuando la piedra ya estaba cascada, saltaron chispas que originaron el fuego. El cavernícola aprendió que con un palo podía dominarlo y controlarlo para llevarlo a donde él quisiera (me estoy refiriendo a una antorcha, por si alguien no lo ha pillado (idiota).

Creó el cavernícola una hoguera frente a su cueva para espantar a su mujer (por si volvía), pero fueron todos los demás habitantes del valle los que la vieron, y atraidos por el, lo robaron (tras varios intentos fallidos causados por lo estúpidos que eran). Cuando el caver notó actividad en la puerta de su cueva salió y vió el robo. Entonces empezó a gritar ¡¡¡UGA UGA, UUUUGA!!!, que traducido al castellano sería algo similar a: ¡¡¡Eh, cabrones, volved aquí!!!. Y ese fue el origen del insulto.

Por supuesto, el insulto en si mismo fue utilizado a partir de ahí muchas veces a lo largo de la historia:

  • En la edad de los metales cuando un aldeano le robaba a otro un cerdo
  • En la edad media, cuando los invasores gritaban ¡Muere, hijo de puta! antes de asesinar al rey
  • En la 2ª guerra mundial, cuando Hitler declaró: ¡Alemania es el futuro, todos los demás son una mierda!
  • Al finalizar la 2ª guerra mundial, cuando EE.UU. ganó dijo: ¡Se acabó la fiesta, ahora vais a morir, mamones de mierda!
  • Y muuuuchos más...

[editar] Insultos en la actualidad

Demostrando que el ser humano aprende rápido, los humanos actuales han encontrado nuevos usos para los insultos. Ahora es empleado por otras religiones además de por las sectas satánicas para referisrse a los cristianos. También es empleado en el entretenimiento multimedia: en las películas de El Padrino, en las pelis porno cuando sodomizan a algún pobre pervertido despistado, en los videojuegos de nombre GTA (y en el de Tio1.jpg) así como en los CDs de rap gangster. Los políticos, intentando (sin éxito) conectar con la gente, los están utilizando, como demostró el rey en la cumbre esa de mierda donde mando a callar Chavez. Tal es la moda que hasta la RAE ha introducido en su diccionario los insultos bajo el nombre de "Improperios" (claro, los muy maricones no tienen huevos para explicarle a alguien lo que significa Imbecil, porque entonces la gente se daría cuenta de los que ellos son)

Debido a que el insulto es lo más in, probablemente hasta esa grán hipócrita de Disney lo introduzca en la siguiente película de High School Musical (seguramente en la esperada escena de la pelea entre Gabriella y Sharpay). Sin olvidar, claro está, el internés, donde en sus múltiples foros y chats se insultan unos usuarios a otros sin piedad alguna, provocando la degeneración de páginas tan educadas como esta mismísima Inciclopedia.

[editar] Insultos más comunes

Tinky

2 putas haciendo la calle

  • Hijo de puta o tú: El más común de los insultos. Aunque parezca al revés, este insulto es la madre de todos los demás. Sirve para expresar que la querida madre de su receptor es en realidad una puta de gran calibre. Puede provocar reacciones violentísimias en personas que veneran a su diosa particular.
  • Puta: Variante común de Hijo de puta. Con él lo que le dices a otra persona es que ELLA es la puta de gran calibre, y no su progenitora. Este insulto utilizado en las zorrillas esas con las que uno se acuesta y que a la mañana siguiente puede tirar por la ventana provocan una bofetada monumental porque ellas piensan (y seguirán pensando) que son las chicas más decentes del vecindario, y claro, al bajarlas de su pedestal, se te revelan.
  • Gilipollas: La gilipollez es muy relativa. Los gilipollas más comunes son aquellos que se creen algo que no son, pero los hay de más clases, cada una de ellas mas absurda que la anterior, como se suele decir por ahi. Aún así, y debido a su omnipotencia (la que ellos creen que poseen), el decirle gilipollas a un gilipollas solo confirmará su teoría de que él es comparable a nuestro queridísimo Monesvol (¡Ramen!) y que tú como gran envidioso que eres lo único que quieres es putearlo para sentirte mejor contigo mismo. Esto seguirá así por toda la vida, asi que no intentes cambiarlo. El insulto suele causar mejores resultados en alguien que no sea un autentico gilipollas.
  • Idiota: Un idiota es una forma suave de decir gilipollas (de hecho, es una de sus variantes). El idiota común es un tío que dice cosas absurdas, sin sentido y que defiende que La Ladrona es mejor que la Inciclopedia (¡a la hoguera con él!). Normalmente, y como ocurre con el gilipollas común, pasarán de tu insulto como de la mierda (que por cierto, son). Véase Gilipollas para más información.
  • Imbecil y estúpido: Equivalentes a Idiota (con ligerísimas variaciones). Tienen la ventaja de poder unirlas todas en una frase para ser más hiriente con nuestro comentario. Ejemplo: ¡Estúpido idiota! Véanse los 2 apartados de arriba para más información.
    Faceplat

    Clarísimo ejemplo de Idiotis extremus

  • Cabrón: Muy común entre todo el mundo. El uso más práctico de esta palabra es describir a la gente que recientemente te ha hecho algo malo. Es el insulto ideal para insultar a aquellas personas que son pedantes, creidas, chulas e insoportables (véase Risto Mejode). Un ejemplo de cabrona sería Tamara la mala, que nos jode a todos con sus maullidos más propios de una gata en celo que de una artista musical.
  • Mamón: Otra palabra para increpar a todo aquel con actitud chulesca. El poder ofensivo de esta palabra reside en su significado: basicamente cuando la pronuncias contra algún desgraciado estás diciendo que a este le gusta más mamar una verga que leer Wikipedia (hecho que aparte lo convierte en un gilipollas)
  • Cornudo: Puede llegar a convertirse en un escarabajo carnívoro introducido en tu cerebro. Es empleada por cabrones que han decidido aprovechar la situación de un hombre (a su mujer la llaman putón) para hacerle daño. Y es que tú, con unos cuernos de toro enormes a tus espaldas, y con la carga de que todo el mundo conozca tus desventuras sepsuales hunden a cualquiera, ya sea un cornudo reciente o del pasado.
  • Tonto: El insulto menos insultante que existe. Es empleado muchas veces para recriminar una ligera estupidez de alguien que normalmente no suele ser un gilipollas perdido. También tiene un uso "cariñoso" cuando alguien dice una cosa graciosa, para lo cual se utiliza la siguiente frase después de la gracia: ¡Ja,ja,ja, que tonto eres, ja,ja!

A todos estos insultos (menos el primero, ya que es muy insultante de por sí) se les puede añadir el agravante de mierda para así parecer más cabrón cuando se pronuncia el insulto y dejar más descolocado al receptor. Ejemplo:

Cita3¡Puta de mierda!Cita4
cuando tu puta se pasa con los precios

Además, también se pueden unir 2 insultos por separado para mejorar la calidad ofensiva del improperio (que educada me quedó esta parte). Incluso se pueden combinar insultos y añadirles el agravante, obteniendo efectos devastadores:

Cita3¡Puto salido de mierda!Cita4
Tu hermana cuando otro tío le soba el culo

[editar] Conductas insultantes

Aparte del insulto en sí, hay otras conductas humanas que, sin mencionar un insulto, resultan ofensivas para ciertos humanos execivamente moralistas y limpios. Veamos los ejemplos más comunes:

  • Flatulencia: El acto de pedorrearse en un lugar público está muy mal visto (tanto que te mirarán con mala cara y asqueados). También se pueden oír ligeros cuchicheos del grupo de lesbianas de la fuente, como: ¡Ay, que guarro! y después la típica risa común de adolescente quinceañera: ¡Ji, ji, ji, ji!. Si no les gusta, que se jodan. Es una necesidad vital la de eliminar gases, y además, mejor fuera que dentro.
    CHAVEz-BBARBULA

    Hugo Chavez es un insulto en si mismo: es gilipollas, idiota e hijo de puta (lo siento por su madre)

  • Ser manipulador: Un manipulador que siempre esté malmetiendo cotilleos infundados para herir a otra persona suele ser aceptado por la gran mayoría de gilipollas pero rechazado por los grupos de amigos de toda la vida. Con el tiempo acaban convirtiendose en gilipollas comunes.
  • Ser pedante: Creerte algo que no eres pase, pero creerte algo que no eres y encima declararlo publicamente te hundirá socialmente. Cuando la gente te vea pasar, dirán: Mira al gilipollas ese. ¿Quién coño se cree que es?. Y al final, chuleabas para tener amigos guays y lo unico que tienes ahora son ganas de convertirte en emo y suicidarte con una hojilla de afeitar. Desengáñate: eres un mierda, y hagas lo que hagas siempre lo serás. No la cagues por una idiotez. Todo pedante que no haga caso de estas advertencias lo último que verá será su culo siendo sodomizado por un gay. ¿Te gustaría eso para tu último día de vida?
  • Ser sarcástico: La gente sarcástica es un caso peor aún que el del pedante, ya que gracias a sus comentarios de doble sentido la gente normal no sabe a que atenerse con ellos. Generalmente acaban más solos que la una, excepto en el caso de que se den cuenta de como se han portado y pidan perdón acompañado de patéticas súplicas al grupo de amigos para que los vuelvan a aceptar en él.
  • Ser imbecil: El principio de un imbecil puede ser traumático, tánto como salir del armario. Se empieza a mostrar una conducta estúpida. Cuando esto ocurre la gente empieza a huir de él como de la peste (más rápido cuanto más extendida esté la infección). Si no son tratados acaban transformándose en idiotas de los pies a la cabeza, entrando a formar parte de este gran colectivo.
  • Ser un putón: Está considerado como una pérdida de moral por parte de las chicas. Ellas disfrutan haciéndolo, pero sin darse cuenta su mismo vecindario empieza a marginarlas diciendo cuando la ven pasar cosas como:

- ¿Has visto a la guarrilla esa?

- ¿A quién se habrá tirado ayer?

- Pues yo escuché que hace 2 días se llevó a la cama al hijo del señor Steven

- ¿Se tiró a Tom? No puede ser, ¿pero ese no era virgen?... etc, etc, etc...

  • Ser un putero: Irte de putas con frecuencia o tirarte a todo lo que tenga piernas y se mueva también genera una imagen de guarro como en el caso anterior. Al principio los amigos del chico le vitorean diciendole ¡Campeón!, ¡Así se hace, tío! y lindezas del mismo estilo. A la larga este grupo de amigos lo va despreciando cada vez más por ser el más exitoso entre las putis, y el putero se une al grupo de la gente guay (en realidad, esto es una mejoría social, ahora que lo pienso).

[editar] Que hacer ante un insulto

Roca

Si te insultan siempre puedes defenderte con una piedra.

A veces uno mismo puede recibir un cobarde insulto cuando está sumergido en sus asuntos cotidianos en paz y armonía, como cuando haces el amor con la esposa de alguien, aplanas una moto de la calle con tu camión monstruo (¡te dije que pararas antes de comerte el bocata!), derramas metal fundido sobre alguna espalda, etc. En ese caso no hay que entrar en pánico, solo hay 3 maneras de proceder para controlar la situación y no perder los estribos:
  • PLAN A: Se empático con el agresor, busca comprender los sentimientos y frustraciones que lo llevaron a decirte cositas feas. Antes de enojarte, analiza si el insulto en realidad no es una verdad, podría ser que el sujeto tenga razon y realmente seas un gordo, estúpido, feo y miserable de sexualidad dudosa. Si realmente tiene razón dile que te ayude a cambiar para que algun dia tan solo seas un flaco, estúpido, feo y miserable de sexualidad dudosa.
  • PLAN B: Si el PLAN A falla apuñalalo 50 veces en su espalda, descuartiza el cuerpo y leete este manual: Cómo esconder un cadáver Llama a tu mami para que le saque la mugre a patadas a tu agresor verbal (con tu padre probablemente obtengas mejores resultados).
  • PLAN C: Si consideras execivo el PLAN B, ésta es la mejor opción. Imaginemos el caso siguiente:
    • Estás tranquilo jugando al fútbol en la calle (con un balón que tiene dibujada una cara, obtenido del náufrago del principio del artículo) cuando después de un chute digno de Óliver y Benji le das un balonazo en toda la cara al tio ese gordo que siempre intenta hacer footing pero que siempre se cansa antes de empezar. Entonces al tío se le pone cara de fiera y empieza a perseguirte hasta que te agarra de la camiseta en la fuente y te empieza a decir ¿Qué coño te crees que estás haciendo, pequeño adefesio de mierda? ¿Sabes lo que me está doliendo la puta cara, jodido mini-cabrón?.
      Homero patada

      Esto es lo que tienes que hacer con el gordo

      Entonces te zarandea de tal forma que acaba soltándote y tú, con tu mierda de ángel de la guarda, caes a la fuente del parque. Tras esto todas las miradas se clavan en ti. Todas las bocas del parque comienzan a mofarse de ti. En tu cerebro retumban las risotadas de todo el parque. Hasta te parece que la paloma esa que se pone siempre sobre la estatua del alcalde se está meando de tu desgracia. Tanto que hasta echa a volar y te echa una cagada en la cara. Tu flatulento enemigo está frente a tí, (fuera de la fuente, por supuesto) también meándose en tu cara. Solo faltaría que un yunque te aplastara la cabeza, como en los dibujos animados. ¿Qué vas a hacer, patético desgraciado? ¿Vas a levantarte y salir corriendote o vas a decirle 4 cosas a ese puto gordo de mierda?
En ese momento debes reaccionar rápidamente, levantarte y de un salto ponerte sobre el borde de la fuente. Ahora empezarás a decirle al gordo cabrón todo lo que siempre quisiste decirle a la bruja de la profesora de matemáticas, que siempre te castigaba sin recreo por no hacer nada (es decir, por portarte super bien todo el día). Le encaras y empiezas: ¡¿Te das cuenta de que me tiraste a la fuente, grandísimo hijo de puta?!
Cabron gritando

¿Vas a dejar que te grite así?

En ese momento las carcajadas cesan. Continúas: ¡La acabas de cagar, puto cabrón de mierda!. Entonces pegas otro salto y le das una patada giratoria al estilo Chuck Norris. Luego una patada en los huevos. Intentas recobrar tu dignidad perdida en el agua, la pegas aunque sea con un chicle, y con la cabeza bien alta, recoges a tu querido balón "Wilson" y sales del parque.

Has quedado como un héroe. Sin necesidad de matar a nadie ni de dejar que te corten los huevos reconociendo que hiciste mal al no jugar en la cancha y si en el parque. ¿Ves que fácil es ponerse a la altura de alguien y dejarle como la mierda? Ahora que ya sabes el método, empléalo y serás el tío más guay de la ciudad.

[editar] Artículos relacionados

Herramientas personales
Otros idiomas