Insurgentes (estación)

De Inciclopedia

Saltar a: navegación, buscar
BanderaMéxico.png Este artículo contiene un chingo de humor mexicano.

Igual y si no le agarras el pedo, lo mejor es ir a México y preguntar, pero si no entendistes el nahuañol de los mexicanos, ya te chingaste.

Cita3.pngPor favor permita el libre cierre de puertas; no coloque navajas de rasurar para cortarse las venas entre las puertasCita4.png
Grabación del metro cuando llegas a la estación Insurgentes.
Cita3.pngQue la esclavitud se proscriba, y que los Emos tengan un santuario al cual acudir para que no tengan qué ocultar su naturaleza como yo Cita4.png
EMorelos cuando escribió su carta inédita declarándose Emo.


La estación Insurgentes, alias Insouthspeople, alias Emoville, es una de las más depresivas estaciones que forman parte del Metro de la Ciudad de México

[editar] Antecedentes histéricos históricos

Metroemo.png

Logo de la estación. Debe ser limpiado a cada rato de manchas de sangre.

En 1810, después de que el cura Hidalgo, que era dueño de una estación de metro de la línea azul y del Año de Hidalgo, hiciera sonar una campana diseñada para ahuyentar españoles, se le unió un misterioso joven que ocultaba bajo un paliacate un secreto que, hasta ahora, había estado muy bien guardado.
Emorelos2.jpg

El secreto de un Insurgente. ¿Captas la relación Glorieta Insurgentes-Emos?.

Hidalgo y su pandilla compraron un terreno donde ahora se encuentra la estación de metro Insurgentes, y como les gustaba mucho Village People, decidieron llamarse Los Insurgentes, para ser conocidos en Estados Unidos como los In South People, sin embargo, hasta siglos después de la muerte de todos los miembros de ese grupo, se les hizo un monumento en forma de estación de metro.

El joven del paliacate, llamado EMorelos, dejó en el testamento de los Insouthspeople un mensaje en clave dirigido a sus futuros descendientes. Él ya había visto, en una visión de peyote y cannabis, que su secreto ya no sería secreto en el futuro y que muchos como él dejarían de usar paliacate y se mostrarían como son. Así pues, declaró que el metro Insurgentes sería el punto de reunión obligado de los Emos.


[editar] La estación

Como todas las de su línea, comparte el color rosa puñal y su logotipo representa al tipo de usuarios más frecuentes. La decoración está hecha a base de parafernalia Emo, como murales evocando a otros metros del mundo a donde los Emos jamás irán pero se orgasmean de tan solo imaginarse cortándose las venas en el metro de Londres; los pasamanos que bajan a los andenes están provistos de navajas de afeitar, así mientras se agarran del tubo, pueden aprovechar para ir cortándose y sentirse vivos. En algunos casos, se ha visto a usuarios de la estación bajarse sentados por el barandal, emitiendo gemidos y dejando atrás una estela de fluídos viscosos con mucha, mucha sangre.

Hay un gran espacio entre el andén y los trenes del metro, esto para que cuando los Emos bajen, puedan caerse a las vías y experimentar como nunca un electrificante sufrimiento mientras se les corre el maquillaje haciéndolos lucir como ositos panda anoréxicos.

Los jardines de la estación son únicos en toda la red: no requieren de mantenimiento, puesto que todas las plantas son Emo, de hecho, el pasto se corta a sí mismo.

[editar] Los alrededores

Alrededor de la estación existe la avenida Insurgentes, en donde los Metrobuses dan vueltas y vueltas y vueltas sin parar. Este transporte te lleva de un lado a otro de la glorieta por solo 5 pesos, aunque se ha sabido de casos donde logran encontrar la salida y pueden llevarte hasta el Hoyo La Joya o Indios Verdes.

Para salir de la glorieta existen dos opciones: la normal, que es bajo puentes peatonales oscuros llenos de rateros y violadores (por los segundos, estos túneles son frecuentados por los Emos), o la manera 100% Emo, que consiste en atravesarse la avenida para dejarse atropellar por un metrobús u otro vehículo y reforzar su postura de una vida llena de sufrimiento (buscado).

Cabe mencionar los interesantes museos de la zona, como el Museo de Cera, donde se exhiben velas de todos los tamaños y grosores para que te sientes a verlas y te depilan las patas y el bigote con cera, así como el museo de Ripley, donde se exhiben cosas increíbles e insólitas, como el Emo Felíz (a propósito de la estación Insurgentes), el presidente honrado y el hoyo negro de tu hermana que, si lo atraviesas, irás a un universo paralelo donde México es la primera potencia mundial.

Linea 1
Precedido por:
Sevilla (Estacion)
Insurgentes (estación)
Actual
Sucedido por:
Cuauhtemoc (Estacion)
Herramientas personales