Islas Galápagos

De Inciclopedia

Saltar a: navegación, buscar
Cita3.pngBueno, la verdad es que siempre pensé que las Islas Galápagos, Darwin y la Evolución eran ciencia ficción, hasta que un día me tomé unas copas de más y desperté desnudo y con dolor de cabeza ahí, desde entonces las tomo en serioCita4.png
Rafael Correa sobre una parte del territorio ecuatoriano.
Amazing-car funnyzone.jpg

Los animales de Galápagos han evolucionado de manera diferente que los del resto del mundo.

Una larga confusión aterró a la humanidad durante los 150 años que han pasado desde que Charles Darwin inventó descubrió la evolución biológica y es ¿dónde cojones están o estuvieron las Islas Galápagos? ¿En África, Asia o el Mediterráneo? Y de existir todavía ¿puedo ir a vacacionar y molestar a los animalitos tan extraordinarios que viven en ellas y luego sacarlos como contrabando? Por fin tenemos la respuesta a esas dos interrogantes: las Islas Galápagos están ni más ni menos que en Ecuador, no se ría, es cierto; y sí, es posible sacar a las especies en peligro de ahí, pero tiene que esconderlas en su ropa interior cuando pase la aduana.

[editar] Historia

Galapagos Islands.PNG

Como se nota, las islas están en Perú Ecuador.

Jesus-vs-darwin.jpg

En este lugar fue donde el científico le ganó al rabino.

Se estima que las islas se formaron hace 8 millones de años, cuando los animalitos estaban hartos de sus congéneres continentales, y decidieron independizarse para tener un mejor desarrollo evolutivo por separado y dejando la política tan corrupta de América continental. Por ello se llevaron su trozo de tierra, bien lejos al mar donde nadie pudiera encontrarlos ni estudiarlos mañosamente. Pero pronto (por decir muchísimo después) llegaron varios religiosos dominicos, de esos que les gusta explorar y traer sandalias aún cuando hay víboras en el suelo, que iban de Panamá a Perú y chocaron: - "Benancio, hijoputa, nos acabamos de dar una hostia bien puesta, que no te fijaste." "Lo siento padre, pero es que esta isla no estaba en mi gepeese" - .

[editar] Encuentro con Darwin

A pesar de que las iguanas se comieron a esos primeros exploradores, la ubicación de la isla pasó al joven explorador, biólogo y poeta Charles Darwin que buscaba escapar de la policía inglesa por ser uno de los sospechosos de ser Jack el Destripador. Habiendo contratado un barco pirata y se refugiaron en las Islas Galápagos, en donde el biólogo pronto se interesó por "monstruos feos" como él calificaba a las increíbles especies de la isla. El cuello largo de las tortugas, los picos raros de los pinzones ajustables a cada situación de la vida diaria y la pereza de las iguanas lo llevó a determinar qué cosas así no pudieron haber sido creadas por dios, sino que tuvieron que haber salido de animales parecidos, pero diferentes, a esta teoría la llamó Evolución. Luego ayudó a los piratas a enterrar su tesoro ahí, custodiado por tortugas gigantes y regresó a Europa, pero se había dejado la barba para que no lo reconocieran.

[editar] Fauna

[editar] Tortugantes

Galapagos-tortoise1.jpg

Esto no es un brontosaurio bebé, es una tortuga excitada.

Hay dos especies de tortugas que desde tiempos mitológicos se disputan el control territorial, las marinas y las tortugas gigantes de tierra.

  • Tortuga marina: si resulta increíble saber que esta especie aún existe a pesar de nuestros esfuerzos por erradicarla, aún más extraño resulta saber que las Galápagos son su santuario donde hacen sus cosas sucias para hacer más tortuguitas y desovan, lo cual de alguna forma está bien porque sus huevos son deliciosos, pero da la casualidad de que hay cierta gente que los guarda para ellos solos, y lo más extraño, dejan que nazcan las tortuguitas y luego las echan al mar para que nadie coma esos blanquillos, son unos envidiosos. Esos críos se van al mar unos cuantos años, hasta que les entra la calentura y regresan al lugar donde nacieron a hacer sus cochinadas. Se les puede distinguir fácilmente porque a diferencia de otras tortugas marinas, las de Galápagos son la hostia de grandes, tanto que puedes amarrarlas con tu cabello y salir de una isla desierta con total calma.
  • Tortugas gigantes: son tortugas, sí, pero son gigantes, no tanto como los dinosaurios, pero algo. Son, quizá, los animales más famosos que hayan habitado a este lugar. A diferencia de las deliciosas marinas, a éstas sí hay que tenerles respeto, un señor llamado Pancracio que andaba vacacionando, no les tuvo respeto y terminó aplastado por una de éstas, no lo decimos de broma. Su alimento favorito son los pingüinos que encuentra frescos por la mañana, con los huevos todavía puestos (en el nido). Para Darwin ésta era la especie más fascinante al ver cómo había condicionado su cuello para alcanzar a ver desde muy alto a su alimento, como un periscopio de los submarinos, y con esto desarrolló la teoría de que la tortuga gigante tuvo que adaptarse de ser un pequeño mamífero con caparazón, como el resto de las tortugas, a ser un gran reptil, cazador y temerario.

[editar] Iguanoides

Iguana.jpg

Comportamiento de las igualas galápagos.


  • Iguanas Marina: te aseguramos que te toparás con estas criaturas tan pronto como llegues a las Galápagos, por eso, es mejor llevar un arma de fuego siempre contigo. Este es el único lagarto en el mundo que vive en el océano, por lo que ha desarrollado una dieta que se basa en la ingesta de tiburones y náufragos.
  • Iguanas de Tierra: son como las marinas, pero no andan en el mar. Tienen un aspecto bastante monstruoso, escamosos y reptíloso, pero muy coloridas y brillantes (usan las lentejuelas que se caen de los trajes de noche de los marineros). Son tan machos que les gusta comer cactus sin quitarles las espinas.
  • Lagartos de la Lava: son menos bonitos que los demás y demasiado hirvientes, por lo que tocarlos convertirá tu mano en cenizas que ellos saborearán al momento. Estos lagartos siempre son un buen regalo para la boda de tu expareja con tu exmejor amigo.

[editar] Pajarracos

Lasislasdelospjarosvamp.jpg

Los famosos pájaros vampiro de la isla. Darwin no los conoció si no se hubiera muerto de miedo interés.

  • Cormorán aquí encontrarás el único cormorán en el mundo que no vuela, lo que es una verdadera pena porque le encantaría volar. Sin embargo, la madre naturaleza le compensó esa capacidad por algo menos divertido y más mojado: lo hizo un estupendo nadador. Su principal ataque es "torpedo en el agua", con el que le baja muchos puntos de vida a sus enemigos, los peces.
  • Pingüinos son bastante criticados porque los Pingüinos de Galápagos viven en aguas cálidas, lo que los convierte, a la vista de sus primos del polo sur, en nenazas que no soportan un poco de frío. Los Pingüinos de Galápagos son el hazmerreír de la naturaleza y obviamente les quitan su carácter de machos y duros a toda su especie.
  • Albatros: es quizá, el ave más graciosa en el aire que pueda haber, al tropezarse sin cosas con qué hacerlo. Pero también vale mucho y merece nuestro respeto, pues este Albatros puede estar meses, incluso años en el mar sin tener que pararse a descansar, pero cuando llega a la tierra su tren de aterrizaje está tan atrofiado que es muy chistoso como choca con las cosas y se tuerce el cuello, pero para algunas poblaciones aledañas no resulta tan cómico pues este Albatros al intentar aterrizar ha costado la vida a no menos de dieciséis mil habitantes que caminaban tranquilamente cuando uno de estos pajarracos le arrolló.
  • Piqueros son los únicos en el mundo que tienen patas azules, paras rojas y tienen una hermosa y fina máscara en su rostro, hecha sorprendentemente de sus propios excrementos. Estos increíbles piqueros, se sumergen a profundidades mayores a ocho mil metros para atrapar a sus presas, los calamares gigantes del fondo del océano, razón por la cual debemos agradecer a estas aves de que esos cefalópodos malvados no hayan podido declararle la guerra a la humanidad.
  • Fragatas son algo así como los políticos de la isla, pues no les gusta pescar, por lo que con sus coloridos plumajes y alegres cantos distraen a los albatros, piqueros y pinzones para robarles el pescado que con todo esfuerzo consiguieron.
  • Pinzones ¿qué sería de las Galápagos sin los pinzones de Darwin? Nada más que un aburrido lugar de especies exóticas que habría que destruir para construir un estacionamiento a mitad del mar. Estos pajarillos de múltiples picos se encuentran por cualquier lado, los que tienen pico de serrucho talan árboles, los que lo tienen en forma de antena son usados para los teléfonos celulares, los que tienen el pico en forma de llave, se dedican a robar casas y autos. Una actividad divertida es tratar de distinguirlos e identificarlos ¡pero no es fácil!

[editar] Mamíferos mamones

La única especie de mamífero descartable es el león marino de Galápagos que no es otro que el perro coli que Darwin olvidó en su viaje hace más de cien años, y tuvo que evolucionar para sobrevivir a las tempestades de la isla, sus depredadores y las distancias marinas entre ellas. Este perro perdió algo de pelo, sus dos patas traseras se unieron, y en lugar de ladrar hace un sonido como "op op" pero como si se ahogara. Es famoso por ser muy inteligente, traer el diario y odiar profundamente a su examo por abandonarlo.

[editar] Conservación

En la década de los 50's, el Gobierno de Francia realizaba pruebas atómicas en Galápagos, cosa que provocó que una iguana endémica evolucionara un poco más rápido que sus congéneres y se convirtiera en un monstruo gigante con rayos de su boca que atacaba Japón día sí y día también. Por lo que, en 1959, la superficie de la isla fue declarada parque nacional y el agua, reserva marina. En 2007, ante la amenaza de querer hacer una autopista entre Panamá y Perú y destruir toda la fauna, la UNESCO nombró a las Islas dentro de la Lista del Patrimonio de la Humanidad en peligro de extinción, lo que ha provocado un turismo masivo que llevan especies invasoras.



Montalvo.jpg Artículo Ecuatoriano Destacado

Este va siendo un artículo destacado, porque el noble pueblo ecuatoriano
así lo va queriendo. Tan fuerte es esta voluntad, que ni Montalvo,
ni Correa ni el Tungurahua se van oponiendo.

Herramientas personales