FANDOM


Atención: Este artículo se disfruta más si mientras lo lees escuchas la impresionante música de John Williams
Cine ícono
John Williams
BanderaEstados Unidos
Williamsjurasico
Dirigiendo la BSO de Jurassic Park: la partitura completa está impresa en un trozo de ámbar.
Nacimiento Defunción 1932
Origen En gringolandia.
Trabajo
Sobrenombres Johnny cuando nadie lo reconocía.
Género cinematográfico Lo que más, películas palomiteras.
Estado actual Ahí sigue al pie del cañón.
Películas más famosas Muchas, pero muchas, aunque en la mitad de ellas apenas hizo nada, lo hicieron sus negros por él.
Début De negro, a su vez.
Relaciones Steven Spielberg, George Lucas, Harrison Ford, Darth Vader.
Enemigos Hans Zimmer.
¿Premios? Tiene casi tantos oscars como Walt Disney
Cita3No he visto ninguna película de la saga Star Wars ni las pienso verCita4
John Williams (compositor) sorprendentemente trekkie.

John Hammond Towner Williams (n. Floral Park, Nueva York; 8 de febrero de 1932) es un compositor y director de orquesta de yankilandia. Este individuo se ha pasado más de sesenta años componiendo bandas sonoras de películas. Tantas, tantas, que parece mentira que una sola persona haya podido hacer tanta música ¿verdad que sí? Hablaremos de ello luego. Seguro que tú has tarareado más de una vez sus bandas sonoras, probablemente confundiéndolas entre sí o mezclándolas, pasando de una a otra sin darte cuenta, pues la mayor parte suenan más o menos igual.

Es colega y amigo de correrías de Steven Spielberg, ese eterno adolescente, y es quien ha hecho de su obra algo sonoramente reconocible. También ha realizado composiciones musicales para Juegos Olímpicos, ascensores de casinos, bares de carretera, tomas de posesión de abyectos mandatarios de los Estados Unidos, cumpleaños, bodas, bautizos y comuniones. Por último pero no menos importante (o sí, menos importante) ha realizado algunas piezas de concierto.

Williams tiene tantos premios que resultan hasta aburridos de contar, y además ha compuesto la música que acompaña a Darth Vader, que eso vale más que todos los premios del mundo. ¿Qué más se puede pedir?

Biografía

Comienzos

Nació el 8 de febrero de 1932 en Floral Park, Nueva York, Nueva York, como diría nuestro buen amigo Frank Sinatra. Es el primogénito de Esther y John Williams papá, y tiene dos hermanos y una hermana nada provocativa. Su padre fue un percusionista de jazz que tocó con un legendario quinteto que solo los fans eufóricos de éste género como Lisa Simpson se acuerdan.​ En 1948, la familia Williams se mudó a Los Ángeles; allí, John Williams asistió a la escuela secundaria North Hollywood High School, institución que gozaba de una infraestructura perfecta para tener una vista panorámica que permitía ver a los conductores viendo las estrellas tras tener aparatosos accidentes vehículos elegantes. Luego se trasladó a la Universidad de California, donde estudió piano -para desgracia de sus vecinos- y composición. No obstante, en sus propias palabras, la mayor parte de sus conocimientos musicales los adquirió gracias al curso CCC de guitarra. En 1952 fue reclutado para la Fuerza. No era la de Star Wars, sin más bien, para la Fuerza aérea de los Estados Unidos. Allí arregló y dirigió música para otorgarle al general cascarrabias una presentación intimidante ante sus cadetes. Está de más decir, que la música que componía hacía mojar los pantalones de los rookies.

Cuando su servicio militar terminó en 1955, Williams volvió convertido en todo un macho, y se trasladó a la ciudad de Nueva York y entró en la Escuela Juilliard, donde estudió piano con Rosina Lhévinne, una vieja bruja cascarrabias que le golpeaba con una vara cada vez que pulsaba la tecla equivocada.

Llegada al mundo del cine

En aquel período trabajó como pianista de jazz en clubes de señoritas de Nueva York, obteniendo numerosas propinas que los clientes de dichos establecimientos depositaban en su estúpido y sensual tanga. En este tiempo es cuando se produce su penetración en el mundo del cine. Tras trabajar de extra en algunas películas X de serie Z es contratado como negro-orquestador por alguno de los compositores más relevantes del momento, tales como Bernard Herrmann (el compositor que ayudó a Orson Welles a ejecutar su célebre broma de La Guerra de los Mundos), Alfred J. Kwak o Jerry Goldsmith (el que compuso la banda sonora de ese film donde aparece la mujer con tres senos llamada Total Recall). Pasará así horas y horas dando color y relieve a la música de otros por una miseria sin tener ocasión de que su nombre figure tan siquiera en lo más recóndito de los títulos de crédito. No obstante esta experiencia le resultaría muy formativa para conformar su propio estilo, y se prometió que cuando él llegara a ser un compositor consolidado haría con otros jóvenes talentos lo mismo que estos explotadores habían hecho con él.

Tras esto comenzó a componer bandas sonoras para culebrones televisivos y comerciales de pastas dentales. Las primeras composiciones musicales que realizó en el cine fueron para películas pertenecientes al género de la comedia involuntaria (es decir, películas que van en serio, pero de malas que son te descojonas de la risa). Sin embargo luego de alcanzar el éxito con la banda sonora de La (porno)aventura del Poseidón, fue encasillado por los empresarios cinematográficos, que tienen en sus pupilas el símbolo del dólar, como especialista en la composición de música para películas catastróficas, llenas de terremotos, maremotos, volcanes en erupción y demás eventos que ocurren cuando la madre naturaleza se despierta con mal humor. Tal era la cosa que cada vez que se le veía aparecer en un evento público de costumbre acudían también un par de patrullas de bomberos.

John Williams ganó fama por su versatilidad, pues era capaz de componer música tanto de manera activa como pasiva. Recibió por ello su primera nominación al Óscar y desde entonces la cosa ha sido un no parar, que raro se hace no verle entre las nominaciones y sus colegas de profesión le miran con recelo. Suerte que entre los músicos reina la sana camaradería y es un gremio poco dado a envidias enfermizas y egos heridos, que si no...

Éxito y amago de retirada

John-williams-star-wars

Su éxito llegó a resultarle casi asfixiante

Pero solo saltó definitivamente a la fama cuando empezó a trabajar con Steven Spielberg, de quien en lo sucesivo resultaría tan inseparable que algunos les consideran casi casi una pareja de hecho. Su primer gran éxito juntos fue Tiburón, esa película donde un pervertido depredador marítimo tritura las bikinis de las surfistas, con una banda sonora que hace que nos ponga la piel de gallina le valieron a Williams su segundo Óscar (el primero para mejor banda sonora original, pues el anterior se lo habían concedido por llevar la mejor camisa) y sus primeros BASTA, Globo Sonda de Oro y Grymma (este último carece de valor de acuerdo a FOX, no a Michael J. Fox, sino a la cadena de televisión).

En el mismo período, Spielberg le recomendó a John Williams a su amigo y colega George Lucas, que necesitaba un compositor para su ambiciosa película épica espacial, plagiada de una ópera japonesa: Star Wars. Williams estuvo dudando a la hora de enfocar la instrumentación, planteándose el uso de un ukelele a solo para toda la saga. Finalmente utilizó una gran orquesta sinfónica (la Orquesta Sinfónica de Londres, en concreto) a la manera de otros vejetes que fueron relevantes en la edad de oro de Hollywood. El tema principal se convirtió en uno de los más popularmente conocidos en la historia de las películas de cine por su pegadiza estrofa. Temas como el de la princesa Leia cuando suplicaba ayuda semidesnuda en un holagrama y el de la Fuerza cuando Luke va a cagar estreñido creía que padecía esquizofrenia al escuchar la voz de su difunto mentor hablándole desde el más allá, son ejemplos del uso de leitmotiv. La película y la banda sonora fueron muy populares. No hace falta mencionar que su banda sonora es el himno geek de los fans de ciencia ficción, que están en constante conflicto con tolkianos y trekkies (lo cual ocasiona de cuando en cuando algaradas nocturnas y disturbios callejeros).

Volvería a colaborar con su compadre Spielberg en el ciclo de películas sobre Indiana Jones, así como en E.T. el extraterrestre (la del alienígena ese interpreta Angela Lansbury) y muchas, muchas mas. Especial mención merece Jurassic Park en la cual Spielberg homenajea a Williams presentando a uno de los protagonistas, John Hammond, como un sosias del propio Williams. Para interpretar al personaje Richard Attenborough se iba alternando con John Williams (quien solo realizaba las escenas peligrosas). El plan incluía también, para no sobrecargar a Williams de trabajo, que ambos se alternaran en la composición de la banda sonora, pero la absoluta falta de conocimientos musicales de Attenborough hacía que sus partes quedaran algo deslucidas, por lo cual finalmente la partitura terminó realizándola Williams al completo.

Permanecerá casado con su esposa, la actriz y cantante Barbara Ruick, madre de sus hijos (hijos tal vez también de Williams), hasta que ésta fallece. Después de este desafortunado hecho no le ve mucho sentido a continuar con la relación y la entierra. Al poco se vuelve a casar, esta vez con Samantha Winslow, pariente lejana de Carl Winslow.

Tras todos estos éxitos decide retirarse en la década de los noventa y dedicarse en lo sucesivo a sestear y a rascarse los cojones. Pero...

Su taller de negros

Jw kennedy

Ha recibido numerosos premios: aquí lo tenemos recibiendo la Gran Comanda de la Legión LGBTI por contribuir con el tema del Halcón Milenario a la normalización de las relaciones de los gay osos, caso de Chewacca y Han Solo

...¿por qué retirarte si puedes hacer lo mismo sin hacer absolutamente nada?. El bueno de Williams, en aquellos momentos en que pensaba en el retiro se puso a recordar su juventud, en la cual él hacía casi todo el trabajo de sus mentores sin que su nombre apareciera para nada en los créditos y bueno, se decidió a cumplir lo que entonces se prometiera.

Así se dispuso a valerse de su prestigio y éxito para dar a los jóvenes talentos las mismas oportunidades de trabajar casi gratis y en la sombra que en su día otros le habían dado a él. De esta manera siguió componiendo bandas sonoras pero su procedimiento de trabajo se relajó un tanto. A saber: él se pasa por allí, básicamente se sienta al piano y hace las principales melodías, encarga todo el duro trabajo de desarrollo de las mismas, armonización y orquestación a los afortunados jóvenes a quienes tiene becados (cuyo nombre no aparecerá en los créditos) supervisa y dirige el producto final, y hala, a por otra BSO. Pero no se alarmen, amigos, ni se apresten a saltar al cuello del viejo maestro: al igual que sucede con su estilo musical Williams en esto de tener negros no ha inventado absolutamente nada, que es cosa común en esta industria. ¿Qué se pensaban, que se puede componer la BSO de más de cinco largometrajes al año así a pelo conejo?

Bandas Sonoras

BSO de Star Wars: El tema principal de esta saga, es el de taa chaaan tatata chaaan taaan tatata chaaan taaan tatata chaaaan. El tema cuando hace presencia el asmático de Vader, es el de chan chan chan chan, chan chan chan, chan chan charara chan charara. Cabe destacar el tema de la Cantina de Mos Eisley, con su característico chin chin chin chin chiririn chirininin chirin chirin. Éste es el trío de bandas sonoras que ningún fiel seguidor incondicional (al menos hasta no llegar a ser obsesivo) deben aprenderlos para ser aceptados en dicha comunidad ¿O no?.

BSO de Superman: El superhombre que lleva los calzoncillos por encima de los pantalones y puede verte desnudo gracias a su vista rayos XXX. Su tema principal es tantachaaan tatata tatata chaaan, tatata chaaan tan, tatata chaan tan, tatatata tata chaaaaan, tata ta chaaaan.

BSO de Indiana Jones: El aventurero que suele ser acorrolado por rocas y preciosas serpientes, tiene como tema principal tatarataaa tataraaaa tatarataaaa tataraaa taaa taaa. Esta ha sido considerada la marcha de los cazadores, perfecta para simbolizar a un grupo liderado por un hombre que le encanta usar el látigo. Este caso se puede aplicar en el momento en que un padre quiera sacar el cinturón cuando su retoño se subleva contra él.

Cita1Tip: intenta cantar la BSO de Star Wars. Ahora canta la de Superman. Ahora la de Indiana Jones ¿Eres capaz de no mezclarlas? (el 100% de las personas ebrias falla en este intento y las autoridades de tráfico están estudiando implementarlo como test de alcoholemia)Cita2

BSO de Jurassic Park: El tema que se escucha al final del film cuando el sueño de Alan Grant se fue para el vertedero y mira con melancolía la isla es el de nararara naaanaaa nararara naaanaaa, nararara naaah naaah nararara nana narara nararaaaa naaah nanaaaah.

BSO de La Lista de Schindler: Esa del industrial que se hace compañero de juergas y puterío del nazi malo que juega a hacer puntería con los judíos desde su balcón. Que se hace amigo de él para salvar judíos, no sean mal pensados. Es una música como muy triste y dice así con un violín: nara nara nararara nara nara naaaaaaaa.

BSO de Harry Potter: John Williams compuso varios temas copiados en mayor o menor medida de Mahler durante las 3 primeras películas de las saga, entre los cuales encontramos el rin rin, rin rin rin rin rin. Este tema sirve para identificar a la lechuza de Harry que estuvo presente con él hasta que perdió su inocencia a manos de Hagrid. Entre otros temas destacados, ubicamos a la escena que Dumbledore siempre le da puntos a Gryffindor, solo porque Harry respiró. Como a la mitad de la saga se cansó y las últimas películas llevan música de otros, que comparada con la de Williams la verdad que es una mierda.

BSO de E.T el Extraterrestre: Esta obra cuyo protagonista es un ser proveniente del espacio exterior, hace bromas telefónicas junto a un niño de la tierra, suena así: Chin chiiin, chiririn, chin chin chiririn. Sirve para identificar la escena cuando están volando en la bicicleta. El remix en 8 bits de este tema provocó un alto consumo de tampones para las orejas (y en menor medida, el entierro de videojuegos de Atari).

BSO de Las Aventuras de Tintín: Un amasijo de todo lo anterior, básicamente.

Otros musicajos

Williams no solo ha realizado bandas sonoras de películas, sino que ha realizado también composiciones de música muy seria de concierto. Lo que pasa es que el pudor nos impide hablar de la misma, porque... ejem.

Estilo e influencias

Su estilo es una mezcla y amalgama de algunos de los mejores compositores de la historia. Al igual que Wagner, utiliza el leitmotiv para asignar a cada personaje un tema musical y que sí hasta los espectadores más tontos puedan saber a quién se está refiriendo la música en cada momento. Pero no todo lo copia de Wagner: pues lo que no copia de éste lo copia de Mahler, y lo que no copia de éstos lo copia de Richard Strauss, excepción hecha en todo esto es lo que copia de Stravinsky, siendo así su música un mejunje-miscelánea en la que apenas hay nada que pueda considerarse propio u original. Pero ¿qué importa? La magia del cine, fábrica de sueños, hace el resto y gracias a ella un compositor tan pastichuzo como éste ha llegado a ser de los más populares del mundo mundial, tanto que hasta a los aborígenes de las tribus más recónditas les gusta su música. ¿No es maravilloso?

Véase también

Cervantes

Artículo destacado

Este artículo ha sido destacado en la Portada por decisión popular.

Los rumores sugieren que sus autores fueron instruidos
por el mismísimo Miguel de Cervantes.